El Colón de todos, ¿teatro de pocos? – por Osvaldo Andreoli

Teatro Colón: crisis y conflictos – por Osvaldo Andreoli
Criticrónica "En el escenario"  FM 97.9 Radio Cultura  Jueves 22:30
EL COLON DE TODOS ¿ TEATRO DE POCOS ?
En el marco de la contienda cultural el Teatro Colón es campo de conflicto donde se dirime una confrontación por la supremacía  en el ámbito de la cultura. Y es un espacio privilegiado por el poder simbólico que representa. Su prestigio y su trayectoria de más de un siglo es una herencia , un capital cultural. ¿Pertenece a la comunidad?. La politica de la cultura tiene en cuenta los mecanismos de transmisión. Esa brega es la más ardua, porque suele imponerse una "espiritualidad" predominante debido a la apropiación de los medios masivos, esa concentración emisora cuyos mensajes desinforman y omnibulan al ciudadano. La supuesta reapertura del teatro después del cierre de más de tres años estuvo rodeada de una parafernalia cuyos focos farandulescos estaban dirigidos a encandilar a la opinión pública. "Lo importante es tener el teatro abierto", afirma una voz autorizada. La hipócrita publicidad del "teatro de todos" era propaganda política para un virtual lanzamiento de candidatura presidencial. Estamos ante una temporada renga, retrucan otros.

La confrontación entre las autoridades del teatro y  sectores involucrados del trabajo y del personal técnico y artístico no es nueva. ,Se han sucedido denuncias, acciones judiciales, audiencias legislativas, asambleas y abrazos simbólicos del edificio, marchas y reclamos ante la sede de gobierno de la ciudad.y se recuerdan funciones suspendidas, obras paralizadas, temporadas levantadas, el cierre del teatro.  Crisis y conflictos de larga data que condujeron a la necesidad de reunirse para dialogar y polemizar sobre temas candentes. Comenzó a vislumbrarse ante la opinión pública el lado oscuro, el sótano tenebroso y los subsuelos de un patrimonio tangible carcomido por la humedad y los roedores de turno. Y se visibilizó el patrimonio intangible, el golpeado factor humano. La defensa de la fuente de trabajo se vinculó a la constitución de los cuerpos estables y la producción propia como genuino patrimonio.

El Teatro Colón como caja de resonancia de una politica cultural, su dimensión simbólolica, artística, social y política, la restauración conservativa y la depredación del patrimonio cultural, negocios y negociados, el crédito del BID y el Masterplan, el presupuesto record que sobrepasa los 120 millones de dólares, el cierre del teatro y la reapertura del bicentenario, fueron temas esbozados en la primera mesa-debate realizada en el Centro Cultural de la Cooperación el 24 de junio, a un mes de la reapertura de nuestro gran Coliseo. A su término quedó pendiente la necesidad de una continuidad y profundización del debate, por la riqueza y urgencia de las cuestiones y por la calidad de las intervenciones, junto a la participación representativa y fervorosa del público compuesto por artistas y bailarines, cantantes y músicos, técnicos y empleados, habitués del teatro junto a políticos, sindicalistas y periodistas. Una concurrencia calificada…. Los medios gráficos y electrónicos, la radio y la TV, se hicieron eco de la iniciativa..

¿QUIEN ES EL DUEÑO DEL PATRIMONIO CULTURAL? ¿A QUIEN PERTENECE EL TEATRO COLON?
El debate fue saludado con beneplácito por los participantes ante la desinformación y el ocultamiento tanto de las finalidades del proyecto edilicio  como de la organización y funcionalidad interna del Teatro. Hubo conceptuosas intervenciones y divergencias de opinión. Y hasta descargas emotivas de voces silenciadas e impotentes frente al cierre del teatro y sus consecuencias. Hasta se manifestaron interesantes controversias entre los panelistas. Una de ellas fué sobre el origen, pertinencia y vigencia del llamado Masterplan.  Queda pendiente la necesidad de un debate consensuado sobre los destinos de la institución oficial que es el TC, su trayectoria y herencia cultural, acordado con quienes tienen experiencias y saber acumulado en las tareas del teatro. Sería saludable la apertura de una discusión de distintos proyectos que deberían dirimirse en un ámbito de consenso. Pero también la necesidad de sensibilizar e involucrar al ciudadano en este debate. Los vecinos de la ciudad sostienen con sus impuestos al teatro oficial y tienen derecho a participar , enterarse y acceder al disfrute del arte y la cultura en sus ámbitos de mayor jerarquía. Tanto como una franja de público joven e inquieto que concurre a festivales de cine y teatro, ávido de conciertos y danza.  Un patrimonio ciultural que no  es ajeno, que no pertenece a pocos privilegiados con su consiguiente caterva de envilecidos y acomodados,sino que pertenece a la ciudadanía  por derecho propio. Claro está desde la revolución francesa,  que si un derecho no se valora y  ejerce es inexistente.  Y deja el campo orégano a los acaparadores de prestigio y poder. A los negocios privados con fondos públicos. A los advenedizos que aplauden en medio de un aria. La intervención agresiva sobre el patrimonio tangible e intangible del TC forma parte principal de una orientación avasallante sobre el campo de la cultura en la ciudad, con una concepción de populismo turístico rentable, o de divertimento masificante y subordinador. El criterio empresarial de la cultura privatiza ganancias y beneficios inmediatos y extraordinarios. A la demagogia del slogan- consigna "el Colón de todos" con los precios en las nubes (y para el bolsillo de pocos), cabe advertir la posibilidad de renovar y extender la franja de público con posibilidad de acceso como parte de una orientación que apunte a una ampliación de las elites culturales y artísticas.  

Es así que se ha convocado a una nueva Mesa- debate que discutirá problemas vigentes y de plena actualidad con vistas al futuro.. La fecha es el martes 24 de agosto a la hora 19:00 en el Centro Cultural de la Cooperación, sala Gonzalez Tuñón, en el piso primero. Participa un caracterizado y plural panel integrado por  el Lic. Pablo Bardin, musicólogo y crítico musical. Fué asesor de la Dirección Artística del Teatro Colón y Director General del Teatro Argentino de La Plata. José Miguel Onaindia, (abogado, profesor de Derechos y Legislación Cultural en UBA, UNC y FLACSO, Presidente de la Fundación Internac. Arg. y miembro de ADC (Asoc. por los Derechos Civiles), Fabio Grementieri, arquitecto, Profesor de preservación del Patrimonio en la Universidad Torcuato Di Tella  y Máximo Parpagnoli, Delegado general del Teatro Colón, Comisión de Cultura de ATE Capital. Los temas del debate están a la orden del día. Teatro Colón, crisis y conflictos, la política cultural, el modelo de teatro en cuestión, entre otros.   

EL "TEATRO DE TODOS" ERA UNA CATASTROFE 
En el interín se han sucedido acontecimientos notorios: las funciones con altibajos en el teatro, incertidumbres, conciertos meritorios y el arribo de nuestro afamado director Daniel Barenboim, cuya serie de presentaciones promete ser el plato fuerte de la temporada. Se lo recuerda cuando alzó su voz hace 2 años durante un concierto en el Luna Park para reclamar la reapertura del teatro en el 2010. En un reportaje reciente acaba de preguntar por el estado actual del teatro. "¿Limpiaron bien detrás del escenario?. Porque era una catástrofe. Todos los camarines eran una catástrofe", declaró el prestigioso referente musical. El maestro Barenboim conoce el paño. Supo solidarizarse con los reclamos contra los recortes de las partidas destinadas a la cultura  en Italia y España. Cabe recordar la huelga de los trabajadores del teatro La Scala de Milán contra el decreto que racionaliza las subvenciones a las fundaciones artísticas en Italia. La ópera de Verdi "Simone Boccanera" con Plácido Domingo fué suspendida en mayo. La insigne bailarina y ex jefa del cuerpo de baile del Teatro de la Opera de Roma, Carla Fracci de 74 años, asistió a un acto de protesta sindical en Roma y acusó al alcalde  como "fascista" y "mascalzone" (canalla). Quería garantías para que el cuerpo de baile no fuese desmantelado. La norma conocida como "el decreto de las fundaciones" cambia los criterios de asignación de los subsidios estatales y se establece  la racionalización de la organización y funcionamiento de las  14 fundaciones, en base a principios de eficiencia, correcta gestión y espíritu empresarial. Una reforma que sindicatos y artistas  coinciden en catalogar comno injusta y neoliberal. Según han dicho maestros como Zubin Mehta o Daniel Barenboim los recortes presupuestarios y los criterios de rentabilidad que incorpora la ley "ponen en riesgo la supervivencia y la calidad del patrimonio teatral y operístico italiano". ¿Y por casa como andamos?

Curiosamente, una de las primeras veces que Macri fue a la ópera, lo hizo como espectador de "Don Carlo" de Verdi en La Scala en 2008. Impresionado por la reestructuración que dependía tanto del patrocinio privado como del apoyo estatal. Macri ayudó a sancionar una ley según la cual la ciudad paga los sueldos del Colón pero la totalidad de la producción está a cargo de sponsors, a quienes otorga incentivos impositivos (Ley de Mecenazgo) Como en La Scala, quiere que  el teatro se conviertra en una marca.(ver el New York Times del 16-6-10, Robert Turnbull "Un drama operístico fuera del escenario"). Según Pablo Bardin el 70% del espacio disponible para la producción técnica va a desaparecer a expensas de  "áreas VIP para sponsors corporativos o cualquiera que pueda pagarlo". Los detractores  del Director del Ente Autarquico Teatro Colón,  sostienen que sus esfuerzos por privatizar son a expensas de una profunda política artística y social.  García Caffi insiste en que la idea es racionalizar la producción, "efectuar un cambio de la línea de producción del teatro". Precisamente en un teatro factoría que se ha caracterizado por la dinámica de su cadena productiva entre los títulos de cada espectáculo, en sus montajes para la escena de ópera y ballet..

RESTAURACION CONSERVATIVA Y  MODERNIZACION CONSERVADORA
El director, siempre de negro, es un hombre muy viajero. A la revista "Noticias" el 1-5-10 declaraba "eliminamos estructuras obsoletas e improductivas, los teatros de ópera actuales funcionan de una manera muy dinámica: tercerizan todo, desde la escenografía hasta la limpieza. Hice cientos de giras, y mi interés siempre estuvo, insisto, en el escenario desde adentro." ¿Qué cambios implementó en el Teatro Colón? "Las reestructuraciones y esta restauración conservativa así como las obras de los tres subsuelos con otra cadena de producción. Antes se producía la escenotecnia de un modo, ahora con un sistema más moderno se obtiene el resultado con menos gente. Se disolvieron varias áreas para crear otras: trasladamos gente a otras reparticiones. Al principio cometimos errores porque no se reubicó al empleado según su "expertise" (sic) Los primeros cinco meses fueron durísimos. Hubo que tercerizar, y hacer reingeniería. Pero no se puede recomponer un teatro que tuvo 1300 personas en 2 0 3 meses y dejarlo en 800. En cultura, los resultados de una gestión se ven en 5 años y a nosotros nos van a echar antes"…. "Hay secciones que ya eran perimidas y obsoletas…" Cabe señalar que en este planteo subyace la idea que demoniza al empleado público como haragán corrupto y obsoleto, un argumento del arsenal del  pensamiento único neoliberal, cuya aplicación privatizadora ya hizo estragos por estos pagos. La ofensiva sobre  el personal y los sectores "improductivos" del teatro avanzó sobre once secciones (dos artísticas, siete escenotécnicas, Administración y Mayordomía)  La tercerización de los servicios no se hizo esperar, generando múltiples inconvenientes.También lo padecen los desprevenidos espectadores, en un teatro reabierto a los ponchazos del Bicentenario. 

Para Máximo Parpagnoli, delegado gral del TC, se trata de un cambio impulsado por un "menemismo con menos neuronas". Si la intención era reducir el personal de planta estable tanto Macri como García Caffi se basan en un dicho de Roberto Oswald, un prestigioso regisseur y hombre del riñón del teatro. Entre los 60 y los 70 el teatro tenía entre 850 y 900 personas. Pero algo que Oswald no les dijo, o que les dijo y no quisieron escuchar, es que en esa época había 900 estables, pero aproximadamente 150 contratados. En esa época la carga horaria de la gente era entre 8 y 10 horas diarias. Hoy la carga promedio es de 6 horas.

En el reportaje de Magdalena Ruiz Guiñazú para "Perfil" del 30-5-10 el Director General insistía "Este teatro es de todos y necesita la ayuda de todos".  "Nosotros al público no le pedimos nada. El público ya lo sostiene con su entrada y con su impuesto."Para lograr programaciones de primer nivel, el TC debe buscar nuevos recursos, obtenidos por sistemas empresariales, los patrocinios, los fideicomisos, las donaciones." Para la gran transformación tuvimos que solucionar uno de los principales problemas que tenía esta casa: la superpoblación de la dotación del personal". "No hubo despidos, hubo traslados. Las escuelas, los hospitales, necesitaban ordenanzas, porteros, cuidadores". . 

"Teníamos que recuperar un patrimonio histórico cultural como el edificio del TC, para que reviva su esplendor, su boato,sus ornamentos….recuperarlo con una restauración conservativa.", se ha dicho..Una restauraciión que para el arquitecto y experto en cuestiones patrimoniales Fabio Grementieri, ha resultado agresiva y sin criterio de conservacion.  "Parece inconcebible que dentro de un proyecto que lleva ya diez años desde su inicio y teniendo en cuenta los cuadros técnicos especializados que posee la Ciudad y la Nación (recordemos que el Teatro Colón es Monumento Histórico Nacional) no se haya podido planificar, proyectar y ejecutar un sistemático y correcto inventario, procedimientos de conservación preventiva, protección, resguardo, monitoreo y control de todo el patrimonio cultural mueble del teatro. Urge poner en marcha un plan de rescate de todo el conjunto que detenga su deterioro y encare su conservación y restauración."  Por supuesto,lo más grave no es el techo del Salón Dorado convertido en un queso gruyere por los agujeros implementados para el aire acondicionado…

Desde las alturas se proponía modernizar el teatro " dotarlo de una tecnología que cuidase su seguridad"…"Luego el trabajo en los subsuelos, reubicar espacios de los talleres históricos, hacia una reconversión de los espacios de la escenotecnia"…Pruebas al canto, en las últimas representaciones de  ópera y ballet se han importado producciones y vestuario desde Italia,Chile y de la Opera de Chicago. Se apunta a limitar o eliminar la producción propia que ha caracterizado al Teatro Colón , aquella que despertó la admiración de Plácido Domingo. En el vientre del teatro, hubo una ciudad bajo la ciudad con la ebullición de sus talleres.El área de producción  se ha visto reducida en un 30 %. ¿ El teatro factoría pierde su razón de ser ?. Abundan los despropósitos en la intervención agresiva sobre el edificio histórico y se critican los gastos desmesurados y hasta sospechosos. Los costos alcanzarían para construir un nuevo teatro lírico. (Se calcula en menos de la mitad el presupuesto para la construcción  del "Puerto de la Musica" en Rosario, diseñado por el legendario arquitecto brasileño Oscar Niemeyer)  Los 120 millones de dólares no alcanzaron para reparar una gotera histórica en el segundo subsuelo, el problema de las napas de agua invasivas no ha sido resuelto y el drenaje afecta un sector de conductores eléctricos. El costo mayor estuvo en la construcción de un "montacoches", un sistema de elevación para hacer efiiciente el tránsito de la producción escenográfica alquilada e importada. Se cuestiona la utilidad de ésta  intervención que ha barrido sectores de los talleres  y además invade, está por fuera de la línea de edificación. El sistema de elevación resulta improcedente ya que el tránsito del material se vería impedido por el túnel intocable, donde hay un muro histórico y otro que sostiene parte de la fachada.

Avanzan las dos causas entabladas sobre el Patrimonio Tangible e Intangible, respectivamente En cuanto al personal hubo unos 400 casos, entre los trasladados, disponibles y jubilados compulsivamente.Y por el fallo de la justicia se comenzó con la reincorporación paulatina de los empleados puestos en disponibilidad. Se denuncia que el Ente Autárquico Teatro Colón continúa incumpliendo las medidas cautelares dictadas por la justicia. Además es negligente .respecto de las normas mínimas para garantizar la seguridad y la integridad física de los trabajadores. Esta negligencia se hace extensiva al público,  que lo ha podido constatar durante las funciones de la ópera "Manón" por el uso de fuego vivo en escena, hecho que no sólo contraviene la normativa vigente, sino que fue severamente reconvenido por personal de bomberos de la Policía Federal, el día del estreno de "Manon".

Un Proyecto de Declaración presentado en la Cámara de diputados de la Nación manifiesta la solidaridad institucional con los trabajadores de uno de los teatros más importantes del mundo. Expresa preocupación por las medidas adoptadas por el gobierno de la CABA en relación a los trabajadores que han sido pasados a disponibilidad y/o transferidos del  TC. Allí se observa que el Director del Ente Autárquico del TC no posee competencia para aprobar transferencias patrimoniales y de personas "para dotar de operatividad" las dependencias.Se señala la defectuosa e imperfecta conformación del Directorio que aprobó la propuesta del Director General, porque el Directorio debe estar integrado por cinco miembros, Director General, Director Ejecutivo, y tres Directores vocales,uno de los cuales es representante de los trabajadores (Pero ya hubo tres elecciones fallidas para la elección de éste último , por requisitos que resultan imperfecciones de la norma.)  Mediante las resoluciones cuestionadas se dispuso la omisión de la asignación de tareas a los trabajadores del TC, la desvinculación o el traslado de artistas, fotógrafos, escenógrafos, bailarines, actores, solistas, sopranos, pianistas,boleteros, cantantes líricos, artesanos a otras áreas gubernamentales ajenas a su especialidad. Se cuestiona la eliminación de áreas y sectores que previamente los legisladores habían recomendado que se mantuvieran, para garantizar el patrimonio cultural del llamado Primer Coliseo.

El Teatro Colón ha sido la cabecera de puente en la ofensiva sobre el conjunto de los ámbitos culturales,  avasallados con el afán de reconvertirlos para un negocio privado con fondos públicos, piensan los disconformes..Los descontentos se multiplican. Convertido en un Ente Autárquico nuestro Gran Coliseo padece las falencias de la norma implementada.. Entre los errores que se le achacan a la Ley de Autarquía  se alega "un piso excesivamente elevado " para la elección del representante de los trabajadores Para Inés Urdapilleta, incorporada como uno de los Directores Vocales, es urgente la modificación de la Ley ( se giró un proyecto a la Comisión de Cultura de la Legislatura de la Ciudad) .Revisando el artículo  se podrían discutir paritarias y la propia estructura del teatro. Según Parpagnoli si entra en discusión ese artículo habría que revisar toda la Ley de Autarquía. Señaló la la falta de voluntad política por parte del directorio del Ente para con el proceso eleccionario recientemente fallido. La única mesa se colocó en el Centro de Exposiciones donde funciona uno de los talleres extramuros, cuando el Colón está cumpliendo funciones con más del 70% del personal en el edificio.Se había pedido el cambio de ubicación de la mesa, lo que fué negado.

Por lo tantp se actualiza el reclamo de Audiencias Públicas para debatir abiertamente, y no a puertas cerradas, cual es el modelo posible del Teatro Colón en la Ciudad de Buenos Aires. Ante el ocultamiento, el arribismo y  los intereses espúreos que se nutren de la  falta de diálogo y la dispersión de los involucrados, la convocatoria al debate del martes 24 en el Centro Cultural de la Cooperación aporta  en el sentido de una práctica democrática sobre los destinos de nuestra cultura. 

OSVALDO ANDREOLI 

Coordinador de la Mesa-debate sobre el Teatro Colón en el CCC
Críticrónico musical. Conductor de la audición "En el escenario" en Radio Cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s