SUL PONTICELLO » Amplia presencia española en el XIV Ciclo de Música Contemporánea en Buenos Aires

Revista online Sul Ponticello N° 15, Octubre 2010
Amplia presencia española en el XIV Ciclo de Música Contemporánea en Buenos Aires
Las actividades se celebran del 26 de octubre al 26 de noviembre en espacios emblemáticos de la capital argentina: Teatro San Martín, Teatro Colón, CCEBA y Centro Nacional de la Música, acogiendo en esta edición una amplia panorámica de la música contemporánea internacional.
Autor/a: Vicky Soler MartínE
sta XIV edición del Ciclo de Música Contemporánea que organiza el Complejo Teatral de Buenos Aires junto con otras importantes instituciones argentinas (Teatro Colón,  Centro Cultural de España en Buenos Aires/AECID, Cultures France, Centro Nacional de la Música, Goethe Institut, Fondazione Archivio Luigi Nono, etc.) tendrá una amplia presencia española. De hecho, será una instalación de Concha Jerez y José Iges la que servirá de apertura al ciclo, el martes 26 de octubre en la Sala 7 del Centro Cultural Recoleta.

El festival tiene una mirada amplia, recorridos por gran parte de la mejor música de la segunda mitad del siglo XX, algunas referencias a la primera mitad -como es el caso de la Sinfonía de Camara de Schönberg o la Sinfonía n. 4 de Charles Ives-, así como la creación contemporánea más reciente. Una programación de mucha calidad que evidencia su intención de hacer compatible las obras que ya podríamos denominar como “clásicos del siglo XX” con las propuestas más actuales.

20101023_xiv-ciclo-musica-contemporanea-bbaa

Al margen de la instalación Jerez-Iges de la inauguración, los conciertos comienzan el jueves 28 de octubre en el Teatro Colón con la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de Buenos Aires, dirigida por Alejo Pérez, y un programa que incluirá Jonchaies (1977) de Iannis Xenakis, Tiento del primer tono y batalla imperial (1986) de Cristóbal Halffter, y la Sinfonía n. 4 (1910-1916) de Charles Ives.

El segundo acto permitirá escuchar y ver por primera vez en Argentina la ópera Aura de José María Sánchez-Verdú, basada en el relato homónimo de Carlos Fuentes, cuyos solistas serán Eugenia Fuente (Aura), Virginia Correa Dupuy (Consuelo), Andreas Fischer (Felipe), Esteban Manzano y  Javier Lezcano (voces lejanas), y Horacio Marassi (actor). Los intérpretes musicales serán un ensemble formado por músicos de diferentes países, así como el Dúo Alberdi & Aizpiolea. La dirección escénica correrá a cargo de Emilio García Wehbi y la musical será conducida por el propio autor.

La siguiente propuesta, el lunes 1 de noviembre en la Sala Carlos Guastavino del Centro Nacional de la Música, estará protagonizada por el germano Ensemble Mosaik, que ofrecerá un concierto de programa muy variado en concepción estética y procedencia de los autores: Bauauf (2009) de Eduardo Moguillansky, Ommagio à Burri (1995) de Salvatore Sciarrino, Study for string instruments #1 (2009) de Simon Steen-Andersen, Shattíla (2004) de Samir Odeh-Tamimi, Trauben (2005) de Enno Poppe, Study for string instruments #2 (2009) de Simon Steen-Andersen, Piece for megaphone de Simon Steen-Andersen, y Sog (2006) de Stefan Streich.

El dúo de acordeones formado por Iñaki Alberdi e Íñigo Aizpiolea actuará el martes 2 de noviembre en la Sala Casacubierta del Teatro San Martín, con un programa que -al igual que el concierto anterior- propone una visión panorámica de la música de los siglos XX y XXI: Arquitecturas de espejos (2008) de José María Sánchez-Verdú, Et exspecto. Sonata para acordeón (1985) de Sofía Gubaidulina, Litoral (2010, estreno absoluto) de Sebastián Bauer, Petrushka (versión 1911) de Igor Stravinski.

No seguiremos con nuestro exhaustivo recorrido por los programas de cada concierto del ciclo -aburriríamos con información que puede ser fácilmente consultada en la página web del Complejo Teatral de Buenos Aires-, pero sí hemos querido, con esta muestra, dar fe de la intensidad y calidad del festival. Baste decir que se podrán escuchar joyas musicales como For Samuel Beckett de Morton Feldman (combinada en el mismo acto con la pieza radiofónica Not I de Samuel Beckett), o el Fragmente-Stille, an Diotima de Nono; otras obras de “pesos pesados” europeos como Ligeti, Kagel, Berio, Donatoni o Scelsi; la presencia de las generaciones posteriores a los años cincuenta del pasado siglo, con piezas de Gerard Grisey, Alvin Lucier, Georges Aperghis, Beat Furrer o Jonathan Harvey. El concierto que cerrará el ciclo el viernes 26 de noviembre en el Teatro San Martín, tendrá como protagonista En Do, la emblemática pieza de Terry Rilley, interpretada en este caso por el italiano Ensamble Alter Ego, con la participación de músicos argentinos.

Sí nos parece importante insistir en la potencia del ciclo. Estamos ante un festival de altos vuelos, que nada tiene que envidiar (quizá empieza a ocurrir al revés) a los celebrados en Europa o en Estados Unidos. Y es que, desde hace ya bastantes años, es importante tomar conciencia de que la iniciativa latinoamericana es una realidad cultural compleja pero ciertamente rica. Bien es verdad que gran parte de las actividades de este XIV Ciclo de Música Contemporánea están promovidas en colaboración con entidades europeas, pero no es menos cierto que el hecho de lograr una reunión tan importante de propuestas demuestra una vitalidad que parece involucrar a partes iguales a instituciones y artistas, lo que -además de ser una grata noticia- debería servir de estímulo y de despertador a una Europa inmersa en una crisis económica que está minando su riqueza cultural a base de intentos de justificación contables de muy bajo perfil. Mientras, como relatábamos en un artículo reciente, el gobierno holandés pretende eliminar drásticamente todo el corpus orquestal, documental y educativo de la Radio de Holanda, o el español crea incertidumbres al suprimir (o bajar de grado) el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea (CDMC), países como Argentina, México o Brasil proponen ciclos cada vez más sólidos, verdadera alternativa cultural de nuestro tiempo. Se impone la reflexión.

Información
XIV Ciclo de Conciertos de Música Contemporánea
Complejo Teatral de Buenos Aires (CTBA)
Avenida Corrientes 1530 (C1042 AAC)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Teléfonos: (54 11) 4371-0111/18
E-mail: ctba@complejoteatral.gov.ar
Web: http://www.teatrosanmartin.com.ar
Referencias
Enlace directo a la programación

SUL PONTICELLO » Amplia presencia española en el XIV Ciclo de Música Contemporánea en Buenos Aires

Un comentario en “SUL PONTICELLO » Amplia presencia española en el XIV Ciclo de Música Contemporánea en Buenos Aires

  1. Estoy muy enojada. ¿Cuántos años esperando la Cuarta Sinfonía de Ives? Muchos. Mucha ansiedad. Hace un par de semanas leí en el primer anuncio del Ciclo de Música Contemporánea, que el concierto de apertura se haría en el Coliseo. Llamé al Coliseo para comprar mi entrada, nadie sabía nada. Ahora me entero de que pasó al Colón, que la venta de entradas ya empezó, pero justo el jueves hay paro general.

    La falta de respeto a la cultura es la constante de esta administración. Obviamente Macri no sabe ni le importa quién fue Charles Ives, como tampoco lo saben algunos «directores» del Teatro Colón nombrados por él que jamás dirigieron ni un teatro de títeres.
    Todos los problemas se originan en la falta de idoneidad de quienes dirigen el teatro, y en la falta de idoneidad de quienes realizaron el plan de reformas edilicias, porque hay que llamar a las cosas por su nombre: es una reforma de forma y función, no una restauración.
    Sumemos el autismo y la soberbia de quienes no quieren ni escuchar a sus dirigidos, ni rendir cuentas ante la Legislatura, ni preguntar a quienes van a usar el espacio qué necesitan: el conflicto se precipita.
    El piso no sirve, los bailarines no bailan; las cámaras y los guardias vigilan no solo los accesos sino los propios lugares de trabajo y los empleados se rebelan; quieren jubilar compulsivamente a muchos, no se llama a concursos, en cambio hacen nombramientos a dedo o contratos precarios y los empleados se indignan; crean un ente y una ley para el ente pero no se molestan en cumplirla (concursos, paritarias, talleres en la sede y mil etcéteras), hacen una inauguración parcial de solo un sector público con una vulgaridad inconcebible en la historia del Teatro.

    Como ciudadana, me hicieron pagar millones por una obra incompleta y con muchas falencias ya visibles; me hicieron pagar un aumento desmedido en el precio de las entradas, y ahora tanto la dirección como los trabajadores me impiden acceder a las funciones. Yo comprendo la situación, pero no puedo evitar enojarme.
    Creo que cancelar las funciones fortalece la posición de los defensores del teatro shopping, para quienes los empleados sobran, hacen lío, no quieren trabajar y son complicados: mejor alquilar la sala para eventos, de vez en cuando importar una orquesta o una producción para hacerse los cultos en TV con repertorio básico, precios carísimos, paquetes turísticos.
    Yo quiero un Colón como el que tuve: público, accesible, con producción propia, con los talleres, escuela y biblioteca en el edificio, con una programación audaz, para melómanos y no para escolares o carcamanes conservadores, con nuestros artistas y las estrellas del mundo. Es mucho pedir, para la ignorante brutalidad que nos gobierna.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s