El Colón al Colón II: texto del programa de mano

Estimado Público:

A lo largo de las últimas décadas, el Teatro Colón sufrió un evidente proceso de deterioro.
Así como ustedes, desde afuera, pudieron constatar la disminución de su productividad, las frecuentes rupturas de contrato, las cancelaciones o postergaciones de espectáculos, nosotros, desde adentro, comprobamos la creciente falta de respeto hacia nuestra profesión y el destrato convertido en una práctica peligrosamente habitual.
Las causas que explican esta decadencia deben buscarse, junto a las crisis que padeció el país, en el desempeño de la generalidad de la dirigencia política. La orfandad de políticas de estado, la ausencia de políticas puntuales, la escasez de funcionarios que aunaran sensatez, especialización y valentía, los brotes demagógicos, el menoscabo del pleno estado de derecho y el desorden administrativo son los signos de aquel desempeño deficitario.
En el interior del Teatro, esto se fue traduciendo en un sistemático clima de falta de estímulo y un creciente desaliento. Podemos asegurarles que si —pese a ello— los distintos sectores hemos podido mantener y hasta acrecentar nuestra eficiencia durante estas décadas, se debió casi exclusivamente a nuestra vocación y calidad profesional. Porque, la verdad sea dicha, casi no existieron políticas consistentes y sostenidas en el tiempo, aplicadas a tal fin por parte de las sucesivas autoridades.
La actual administración, lejos de asumir esa herencia recibida y enfrentarla como era debido, se dedicó exclusivamente al aspecto edilicio, despreocupándose —en los hechos— de toda la problemática de recursos humanos de la Institución, con el consecuente agravamiento del problema.
Dentro de las mencionadas faltas de respeto a nuestra profesión, está evidentemente la cuestión salarial. Nuestros reclamos, desatendidos en su momento por los funcionarios, motivaron algunas medidas de acción directa hace ya más de cuatro meses. Queremos decirles que no simpatizamos en absoluto con este tipo de medidas. Basta sólo pensar que esta oportunidad fue la segunda en cuarenta años que una medida de ese tenor fue impulsada por los músicos, para saber que lo decimos con toda sinceridad.
La reacción de las autoridades, calificándonos como «grupo de ocho piqueteros del escenario, cuasi mafiosos», ¡mientras simultáneamente ciento cincuenta músicos ejercíamos pacíficamente nuestro derecho a protesta en las calles!, tuvo la virtud de hacernos comprender que era nuestra obligación intentar poner un punto en esta historia. En defensa de nuestra profesión, en defensa de las jóvenes generaciones de talentosos músicos y aún de las que vendrán. Por la cultura de Argentina. Por el futuro.
En esa tarea estamos. A esa tarea los convocamos a ustedes, ciudadanos de Buenos Aires, gente de todas las ramas del arte y de las ciencias, profesionales y trabajadores que nos hicieron llegar su generoso apoyo en estos días.
Porque estamos convencidos de que nos asiste la razón. Porque estamos seguros de tener derecho a un reglamento de trabajo consensuado entre las partes, a un salario qué dé cuenta de nuestra jerarquía profesional y a un trato respetuoso como personas y como artistas.
Por último, queremos hacerle llegar al Sr. Jefe de Gobierno nuestro respetuoso llamado a la reflexión. Para que descarte los métodos de intimidación como método de resolución de un conflicto, porque a través de 25 suspensiones y amenazas de exoneraciones difícilmente encontraremos soluciones. Para que sepa dar un enaltecedor viraje, y decida tomar el único rumbo aceptable y correcto: el del consenso.

Los Músicos del Teatro Colón
orquestasteatrocolon@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s