Qué te pasa oposición, ¿estás nerviosa? – Diario El Esquiu

Diario El Esquiú |  Domingo, 27 de Marzo de 2011
Qué te pasa oposición, ¿estás nerviosa?
La oposición al gobierno nacional parece vivir un Waterloo anticipado. No puede con su ansiedad ni está dispuesta a esperar octubre. Desde que el pueblo catamarqueño hizo trizas la primera plana de lunes que el diario Clarín tenía preparada para anunciar con bombos y platillos que el kirchnerismo había sufrido su primera derrota en el calendario electoral del 2011, las distintas facciones del bloque opositor no dan pie con bola.

Al triunfo de Lucía Corpacci sobre el ala radical de la paranoia antigubernamental, siguió el escándalo fraudulento de Mario Das Neves, el bonzo chubutense; si hasta los de la UCR se vieron obligados a salir al cruce del desmanejo en las urnas. Esa vez, los nerviosos y suicidados fueron los autoproclamados “peronistas federales”, esa mezcla de duhaldismo residual y criminoso con el elegante Felipe Sola, el colombiano de la risa cínica pero millonaria (Francisco de Narváez), la boxeadora peso completo esposa de Barrionuevo y otros personajes de similar data, distribuidos en varias provincias.
Otro de los aspirantes a un lugar destacado bajo el sol opositor a la marea de consenso que viene provocando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el alcalde de la ciudad de Buenos Aires, el que casi se ahoga hace poco al tragarse un bigote postizo, y constructor de bici sendas que nadie pedalea, una vez más volvió a quedar en ridículo: el tenor Plácido Domingo, contratado por el propio Mauricio Macri, se solidarizó con los trabajadores del Teatro Colón, a quienes el casi ahogado había tratado de mafiosos.
Pero hay más. La profetisa y ex funcionaria judicial de la dictadura en su provincia, Chaco, la inefable Lilita Carrió, sigue pronosticando catástrofes e invocando dioses antropomorfos (esos que habitan en la Casa Blanca y sus alrededores), para que hagan algo con Cristina. Sin embargo, no puede zafar de una de sus últimas y bestiales intervenciones, aquella según la cual el multitudinario adiós final al ex presidente Néstor Kirchner había sido montado por Fuerza Bruta, la compañía teatral que se desplegó sobre aquel gigante escenario que fue Buenos Aires durante los festejos del Bicentenario.
Por último, Mario Llambías, el cruzado de la desenlazada Mesa de Enlace de la patronal agraria concentrada, salió el viernes a invocar jergas política ultramontanas, acusando al gobierno de querer enarbolar “sucios trapos rojos” y se puso casi al filo de un solicitud golpista. De no ser porque él cree en lo que dice, el de Llambías podría ser un caso interesante para alumbrar nuevas investigaciones en el campo de la psicología.
Mientras tanto, el 24 pasado, cientos de miles de argentinos y argentinas ganaron las calles y las plazas en nombre de la Memoria y la Justicia, con aquella vieja consigna del “nunca más”, pero este año también con otra, el “nunca menos”, en clara alusión al estado de militancia y participación social que está generando el proyecto de país que propone la presidenta de la Nación, y a la decisión de esos miles para que, en octubre, las urnas convaliden la ampliación y consolidación de sus políticas inclusivas, democráticas, pluralistas y de justicia social.
Podrían señalarse diversos aspectos de las multitudinarias concentraciones del viernes pasado, pero hay dos que hablan por sí solos.
En primer lugar, el sesgo nítidamente juvenil de las mismas, lo que le da sepultura definitiva a esa tan pregonada ambición de la turba neoliberal, que consistía en sepultar a la política y hacer que las nuevas generaciones no se interesasen por ella. En segundo término, la debacle casi estratégica de la corporación mediática oligopólica, que cometió lo único que cualquier actor o sujeto político –y los medios de comunicación lo son- no puede hacer: desconocer la realidad.
Las publicaciones en papel y digitales, los canales de televisión y las radios del Grupo Clarín, el comandado por criminales de lesa humanidad que no quieren someterse a las pruebas que demostrarían la apropiación de niños durante la dictadura, directamente no informaron sobre la jornada del reciente Día de la Memoria.
Poco resta decir, sólo expresar el deseo de que la oposición vuelva la práctica política democrática y no piense en conspiraciones ni en golpes de Estado de nuevo cuño. ¡Por favor entiendan que la Argentina ya es otra!
Víctor Ego Ducrot
Qué te pasa oposición, ¿estás nerviosa? – Diario El Esquiu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s