Con Macri la deuda creció un 225% – El mensajero Diario

El mensajero Diario  | 08/09/2011
Con Macri la deuda creció un 225%
El PRO recibió la Ciudad de Buenos Aires en 2007 con un endeudamiento de $ 1797,8 millones, en 2008 este bajó a $ 1731 millones y a finales de 2009 volvió a subir ubicándose hasta $ 2606 millones, en tanto que a fines de diciembre de 2010 llegó a alcanzar los $ 4485 millones.
El préstamo, Bono Tango, llegó a la Ciudad el 6 de abril y desde entonces hasta que terminó  julio se giraron a Subterráneos Buenos Aires (Sbase) unos 65 millones de dólares de los 300 que correspondían a Subtes. Desde que el dinero estuvo a disposición de la Ciudad, en el Ministerio de Hacienda diseñaron diferentes estrategias financieras para amortiguar el interés que se paga al mercado externo por tener el dinero en mano.

La colocación de Lebacs (Letras emitidas por el Banco Central) y la apertura de un plazo fijo fueron las opciones elegidas por el Gobierno de Mauricio Macri, por ser las que cuentan con mayor liquidez. Unos 152 millones de dólares (600 millones de pesos) se colocaron en Lebacs a un plazo de entre 85 y 126 días, obteniendo por esto un interés de entre el 11,01 y 12,8%, casi lo mismo que se paga como interés del préstamo. Con el plazo fijo la operación no resultó tan exitosa.
Para tener el dinero disponible en cualquier momento, el macrismo decidió abrir en el Banco Ciudad un plazo fijo precancelable, el cual tiene una tasa de interés inferior por la falta de previsibilidad respecto de la disponibilidad que el Banco tiene del dinero. En esta modalidad el Gobierno depositó 279 millones de dólares a un interés del 6% anual. Es decir, que paga a quien le prestó el dinero un 6,5% más de lo que recibe en concepto de interés por el plazo fijo.
Esta última inversión es la pata endeble de la “operación endeudamiento” que preocupa a la oposición y por la que acusa al macrismo de estar haciendo perder dinero a la Ciudad.
El diputado, Eduardo Epzsteyn apuntó: “Se apuraron y apuraron a la Legislatura a tomar deuda para tenerla parada y pagar intereses que no alcanzan a cubrir”.
Desde el oficialismo, en tanto, argumentan que las obras para las que se tomó la deuda no pueden realizarse de un día para el otro y que, al mismo tiempo, el dinero debe estar colocado en un tipo de inversión que permita disponer de él de forma inmediata o casi inmediata, por eso la decisión de poner parte de los fondos en un plazo fijo. Si bien las Lebacs pueden venderse en cualquier momento, si se lo hace antes del tiempo estipulado, el precio no es el acordado, sino el que pague en ese momento el mercado.
Además, apuntaron que de no haber tomado los 500 millones del Bono Tango, hoy con la crisis en Grecia y la inestabilidad generada por el canje de la deuda nacional, le sería imposible a la Ciudad disponer de un préstamo como el aprobado en diciembre de 2009.
En abril la Ciudad recibió u$u 500 millones cuando  la Legislatura le autorizó tomar cómo préstamo para el Foiso y Subtes y que fueron convertidos a pesos a un cambio de $ 3,88 por dólar. Desde entonces y hasta julio, se ejecutaron unos 65 millones. De los otros 435 millones, 280 están en un plazo fijo al 6% en el Banco Ciudad y 150 en Lebacs con una tasa de entre el 11 y 12,8%.
En la oposición insisten en que las obras para las que se tomó la deuda están paradas y que la Ciudad pierde plata.
El legislador Ruanova señala que “en 2010 la Ciudad fue la jurisdicción del país que pagó la tasa más alta para colocar deuda: 12,5% anual en dólares”.
Pero además  se cobró de comisión mucho más de lo que correspondía por su innecesaria partipación en el negocio. Mientras tanto aún no se construyó ni una sola estación de subte con ese dinero.
Cabe acotar que para la extensión del subte  se contrató de manera directa una consultora intermediaria muy relacionada con el partido de gobierno en esta ciudad.
Las irregularidades en la emisión de la deuda autorizada por la legislatura porteña para ser “exclusivamente destinada al pago de la expansión de la Líneas A, B y H de subterráneos”, no terminaron allí. El dinero obtenido no fue utilizado para tales fines. “Las obras de ampliación del subte no estaban siquiera licitadas,” se dice desde la oposición. 
En otras palabras, el gobierno macrista recibió la Ciudad de Buenos Aires en 2007 con un endeudamiento de $ 1797,8 millones, en 2008 este bajó a $ 1731 millones y a finales de 2009 volvió a subir ubicándose hasta $ 2606 millones, en tanto que a fines de diciembre de 2010 llegó a alcanzar los $ 4485 millones, producto del sostenido proceso de creación de pasivo que como se ve, viene alentando Macri desde el 2007.
En este sentido, el diputado por el bloque Nuevo Encuentro, Gonzalo Ruanova, denunció que de aprobarse este nuevo endeudamiento, “Macri habrá aumentado la deuda porteña más de un 30% en un solo año y un 227% a lo largo de sus cuatro años de gestión”. 
El director general de Crédito Público, Abel Fernández, se acercó a la Legislatura para explicar a los legisladores las características de esta operación con dos supuestos esgrimidos que justificaban la necesidad de realizar la colocación con urgencia.
El primero de ellos era que la Ciudad necesitaba los U$S 475 millones para destinar U$S 300 millones al Subte y U$S 175 para el FOISO, la segunda de ellas, que no había que esperar los resultados del canje ya que esta operación iba a fracasar.
“En marzo de 2010 el bono se colocó y una vez obtenidos los fondos, el dinero quedó durmiendo el sueño de los justos en una cuenta del Ciudad pagando en vano una alta tasa ya que las licitaciones de Subtes aún ni siquiera estaban preparadas”, concluyó Ruanova.
Pero pese a que las cuentas están en rojo,  nuevamente Macri  busca colocar otro bono por 500 millones de dólares y  pretende para ello una aprobación rápida de la Legislatura, porque en el mes de agosto los mercados internacionales se encuentran paralizados y recién volverán a operar en septiembre, a sólo un mes de las próximas elecciones presidenciales.
Ruanova es  claro: "La apuesta, evidentemente, es a seguir trasladando la deuda hacia adelante. Macri, con el nuevo bono, lo que está asegurándose son fondos para financiar el gasto corriente. Lo mismo hizo con el título emitido el año pasado. Lo vergonzoso es haber hecho de la Ciudad un generador de deuda cuando, históricamente, Buenos Aires jamás tomó compromisos ni le pidió dinero al gobierno nacional para hacer obras".
El nuevo bono Tango que impulsa el PRO comprende un monto de US$ 500 millones a 10 años, y a una tasa que, lo aseguraron las 17 entidades financieras que pugnan por hacerse con la colocación, oscilaría entre el 9,50 y el 10,30 por ciento.
Sucede que, a poco tiempo de las elecciones porteñas, el equipo económico del Ejecutivo apura la colocación de un bono por 500 millones de dólares que le asegurará fondos frescos a un gobierno que se lleva a marzo la concreción de obras públicas.
Pero  el antecedente del bono emitido en abril de 2010 pone en alerta a  quienes ya conocen la capacidad de reacción del macrismo. "La posibilidad de tomar más deuda es absurda. Antes de eso, el Gobierno debería hacerse cargo de lo que tiene inmóvil. La colocación anterior terminó en un banco, y autorizar un nuevo endeudamiento porque sí sería una locura", sentenció  Hourest.
Ruanova es también duro: "No hay subte ni autopista ribereña. El entubamiento del Maldonado lo inició De la Rúa, y lo mismo puede decirse del Teatro Colón. De diciembre de 2007 al mismo mes pero de 2010 la deuda porteña subió 150 por ciento. ¿Qué se hizo con los fondos? Algún que otro bajo nivel. Nunca concretó obras que se amorticen con las generaciones venideras. Ahora resta ver que otra vez no se negocie a tasas vergonzosas y se abonen comisiones inexplicables".
Para el macrismo es previsión en un contexto de inestabilidad financiera mundial. Para la oposición una mala jugada que hace a la Ciudad perder dinero.
Endeuda. Desde que Mauricio Macri llegó al Ejecutivo porteño, el endeudamiento de la Ciudad se incrementó un 225 por ciento.  
Endeuda. Desde que Mauricio Macri llegó al Ejecutivo porteño, el endeudamiento de la Ciudad se incrementó un 225 por ciento.
Con Macri la deuda creció un 225% – El mensajero Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s