El verdadero conflicto del Teatro Colón – actualizado 15-10-2011

EL VERDADERO CONFLICTO DEL TEATRO COLÓN

(DE LO QUE NADIE QUIERE HABLAR)

Intentar reducir el actual estado de situación del Teatro Colón a un conflicto gremial por aumento de salario es, de parte de la Dirección General del EATC y de los funcionarios de la gestión de Macri, de una hipocresía y una torpeza asombrosas.

Destrucción del Recurso Humano (Patrimonio Intangible: Los Trabajadores)

 

El conflicto comenzó exactamente con la asunción de garcía Caffi a la Dirección General en enero de 2009. Su primer intención fue la reducción de personal artístico, técnico y administrativo, a través de la disolución de once sectores del planta permanente, el traslado de 92 contratados de empleo público al área de salud y el posterior traslado de 278 trabajadores estables al Instituto Superior de la Carrera (Resoluciones 7, 1224 del EATC/2009 y Resolución 1323/09 Ministerio de Salud). La intervención de la justicia, a expensas de la causa presentada por los trabajadores: Expediente 34102/0 CAyT (causa que contó con la adhesión de más de 370 firmas de empleados del Teatro), puso freno a la racionalización salvaje y el intento de desguace del recurso humano del Colón, pretendido y sostenido hasta el día de hoy, por García Caffi. No obstante esto, el Director General del EATC, no tuvo más remedio que “convocar informalmente” al personal trasladado para poder llevar a cabo la temporada 2009. Es así como los trabajadores “apilables”, vagos, obsoletos e improductivos, según García Caffi, sacamos adelante la temporada 2009. En este maltrato constante, no se nos ahorró a los trabajadores ningún elemento de acoso, persecución y desprecio. Desde los dichos de García Caffi, hasta los procedimientos administrativos claramente ilegales y el menosprecio insultante a quienes teníamos décadas de trabajo y experiencia en labores de alta especificidad, ocasionaron numerosas situaciones de angustia, desamparo, agresión y mobbing laboral, que produjeron graves perjuicios físicos y psíquicos en el personal del Colón.

Posteriormente, en enero de 2010, a través de la Resolución 758, la gestión de Caffi puso en disponibilidad en el RAD (Registro de Agentes en Disponibilidad) a138 trabajadores del Colón. Hay que aclarar que este acto administrativo, es el que precede al despido sin causa en la normativa vigente: Ley 471 de empleo de la Ciudad de Buenos Aires. Nuevamente la Justicia impidió que se completara ese atropello y hasta el día de hoy, todos los trabajadores que optaron por volver a sus puestos en el Colón pudieron hacerlo.

clip_image002

Algunos de los Trabajadores del Teatro Colón, de todos los cuerpos, que fueron puestos en disponibilidad en enero de 2010.

clip_image004 clip_image006

Trabajadores del Teatro Colón en el RAD, situación que las autoridades del Colón (García Caffi) y del GCBA negaban en los medios de prensa; casi tres meses de angustia.

 

Hacia mediados del 2010 comenzaron a llegar las intimaciones a la jubilación compulsiva a los trabajadores del Colón que tuvieran régimen de insalubridad y hubieran cumplido 55 años de edad. El conflicto estuvo a punto de estallar y las autoridades “suspendieron” las intimaciones. Es claro que, luego de las últimas manifestaciones de Caffi y de los funcionarios del GCBA, en el futuro próximo volverán a poner en vigencia las intimaciones “suspendidas”, así también como los traslados y disponibilidades. Lo harán seguramente en fecha de receso laboral (vacaciones) tal y como es natural su perverso proceder.

En agosto de 2010 los trabajadores reunidos en Asamblea General elevaron un formal reclamo al Director General, García Caffi, solicitando una recomposición salarial del 40%, el mejoramiento inmediato de las condiciones del trabajo, tanto dentro de la Institución como en las locaciones extramuros (Centro de Exposiciones y La Nube) y el cese de sanciones iniciadas a un trabajador del sector escenotécnico. Luego de más de dos semanas sin contestación alguna a estos reclamos, comenzaron las medidas de fuerza. A partir de ese momento, y en una escalada de continuo acoso, insultos, persecución ideológica, gremial, política y laboral, las autoridades del Colón y del GCBA, intentaron por todos los medios posibles, instalar la versión que el conflicto estaba a cargo de un minúsculo grupo de trabajadores que definieron según el momento y el funcionario como: piqueteros, acosadores de la cultura, terroristas psicológicos, cuasi mafiosos, delincuentes, banda organizada, etc. En realidad, todo lo accionado por los trabajadores, en este conflicto, fue debatido, discutido y resuelto en constitucionales, legales y democráticas Asambleas de trabajadores en las que participaron, al menos un tercio del personal del Colón.

Se atravesaron, a lo largo de cuatro meses, todas las instancias de negociación paritaria e incluso una conciliación obligatoria de un mes de duración. En ningún momento se logró que el EATC y el GCBA, hicieran una sola propuesta para responder a los reclamos. Por el contrario, finalizaron unilateralmente las negociaciones y rompieron en 24 horas un compromiso firmado de: “negociar de buena fe”, provocando explícitamente en dos asambleas a los trabajadores del teatro. La reacción del personal fue mantener el estado de cese de actividades y la respuesta de las autoridades se tradujo en una serie progresiva de represalias que incluyó: sanciones preventivas de 90 días a ocho trabajadores: tres músicos de la Orquesta Estable, tres integrantes del Coro Estable, un músico de la Orquesta Filarmónica y un trabajador escenotécnico. Siete de ellos son delegados gremiales. Asimismo se inició un sumario administrativo hacia 25 trabajadores, dentro de los cuales están incluidos los ocho citados y se instruyó una demanda de 55 millones de pesos sobre estos ocho trabajadores, con pedido de inhibición de bienes. Esta demanda millonaria del GCBA contra sus propios trabajadores, tiene como único fundamento el que los mismos hemos ejercido el constitucional derecho de huelga, consagrado en el art. 14 bis de la Constitución Nacional. Es de destacar que la cautelar solicitada por el GCBA respecto de la inhibición de bienes y la solicitud de garantizar la temporada 2011 en el Colón fue rechazada contundentemente en primera instancia, posteriormente apelada por el Gobierno y hoy se encuentra en Cámara aguardando la resolución de ésta.

Durante los últimos cuatro meses, los trabajadores del Colón realizamos numerosos actos públicos que demostraron en primer lugar la masividad de la protesta y, por otro lado, que la jerarquía y excelencia artística y técnica de nuestros trabajadores, mundialmente reconocida, se mantiene intacta. Prueba de ello son: la decena de conciertos en la vía pública ejecutados por las Orquestas Estable y Filarmónica, el espectáculo “El Colón al Colón” autogestionado y realizado por integrantes del Ballet Estable en diciembre de 2010 en el Teatro Nacional Cervantes, con el apoyo solidario de los trabajadores de dicha sala y que mereció las más altas calificaciones de la crítica, el concierto testimonial “El Colón al Colón II”, dirigido por el Mº Stefan Lano, que se llevó a cabo en el auditorio de la Facultad de Derecho con un público de más de 1500 personas y la participación de músicos de ambas Orquestas, como gesto de agradecimiento al Mº Plácido Domingo, en el evento multitudinario (120.000 personas) que organizó la Fundación Beethoven, para conmemorar el 70 aniversario del divo. Fueron de honda repercusión las palabras de Plácido Domingo, quien se solidarizó con los trabajadores del Colón y se ofreció desinteresadamente como mediador en el conflicto con el GCBA, instando públicamente a encontrar una solución del mismo en la necesidad de mantener un Teatro Colón con el que “podíamos presumir en el mundo” (sic) y cuyos pilares fundamentales eran sus Cuerpos Estables. Según algunos funcionarios del GCBA, el gesto de los trabajadores al participar en dicho evento, provocaría la distensión del conflicto y un posible inicio de solución. Lamentablemente, la respuesta del Gobierno de Macri fue: emitir un dictamen en el que se recomienda la cesantía de los ocho trabajadores, rescindir 41 contratos a músicos de ambas Orquestas y efectuar descuentos salariales, en forma ilegal y discrecional, a más de cien integrantes del Teatro Colón, en sus haberes del mes de marzo. Esta respuesta fue recibida con indignación generalizada de la opinión pública, la totalidad de la oposición política, innumerables instituciones culturales y personalidades de todo el país, los medios de comunicación y de los propios trabajadores. Ante la repulsa generalizada el GCBA llamó para el día martes 5 de abril a una instancia de negociación. Los trabajadores del Colón, en un nuevo gesto de racionalidad, respondimos suspendiendo el cese de actividades hasta que se conozca el resultado de dicha convocatoria la que debe, inexcusablemente, producir la revocación de los sumarios instruidos a 25 trabajadores del teatro, el desistimiento de la demanda millonaria sobre los ocho trabajadores, la continuidad de los 41 contratos rescindidos y la inmediata restitución de los haberes descontados.

A partir de entonces, se sucedieron varias reuniones con las autoridades, cuya única propuesta propuesta fue la del levantamiento total de las medidas, por parte de los trabajadores y sin conceder ninguno de los puntos solicitados. La decisión de la Asamblea General fue suspender las medidas (situación que se mantiene hasta el día de hoy) e insistir sobre los puntos reclamados. A pesar de que las actividades en el Colón retomaron su normalidad y se cumplieron la totalidad de las prestaciones (ensayos, funciones, etc) de la temporada, durante cuatro meses consecutivos las autoridades practicaron descuentos salariales. Sumado a esto, la demanda millonaria a los ocho, ascendió a 63 millones de pesos. Posteriormente, y en una audiencia conciliatoria convocada por la Cámara de Apelaciones CAyT Sala I, el Gobierno desistió de la inhibición de bienes y el embargo sobre los trabajadores y ambas partes firmaron una armonía laboral ante los jueces camaristas. Dicha “armonía” fue violentada reiteradamente, por las autoridades, ya que continuaron los descuentos salariales, se siguió discriminando a ATE de la paritaria sectorial, pese a la sentencia firme del Juez Zuleta y finalmente el 24 de agosto de 2011, a través de la resolución 519-EATC-2011, García Caffi dicta la cesantía de los ocho trabajadores sumariados (todos con tutela sindical) y comienza el pedido de desafuero gremial en la justicia, para efectivizar el despido de los agentes. Cabe mencionar que en el caso de Carlos Fernández, delegado paritario, Caffi intenta desconocer sus fueros gremiales y prohíbe la entrada del Fernandez al teatro desde el mismo 24/08. Diez días después, la jueza Scheidegger, en ejemplar fallo no sólo reconoce la tutela del delegado paritario, sino que ordena su inmediata reincorporación.

Sumado a esto, la Sala II de Apelaciones CAyT, 48 horas después de dictada la cesantía y luego de más de un año de retener el expediente sobre la apelación de los traslados de 278 trabajadores y la disolución de 11 sectores del Colón, emite una sentencia (con voto dividido 2 a 1) revocando la medida cautelar y el amparo que impedían los traslados y disoluciones. No es casual que dicho fallo se haya producido dos días después del dictado de las cesantías y luego del triunfo electoral de Macri en la C.A.B.A. Cabe mencionar el brutal contraste en los argumentos de los camaristas, ya que uno de ellos revoca y desestima sin argumentos jurídicos el planteo de los trabajadores (Dr. Centanaro) y el otro (Dra. Daniele) concede, con un análisis medular y basado en la jurisprudencia, casi la totalidad de lo planteado. Aún es más escandaloso el fallo del tercer camarista que simplemente “adhiere” al fallo de su colega Centanaro. Hay que señalar que, si bien las autoridades estarían habilitadas temporalmente a reincidir sobre los traslados y las disoluciones, esta sentencia no está firme (es fallo de 2ª instancia) y ya ha sido debidamente apelada. Actualmente se han reactivado 17 sumarios más, con la misma imputación que a los 8 cesanteados, por lo que en el futuro inmediato habrá 17 nuevas cesantías.

clip_image008

Concierto Público sobre la entrada de Cerrito del Teatro Colón (diciembre 2010)

 

 

 

 

clip_image010 clip_image012

Programa: “El Colón al Colón” en el Cervantes Algunos integrantes del Ballet Estable

 

clip_image014

Concierto Testimonial “El Colón al Colón II” en el auditorio de la Facultad de Derecho

 

 

 

 

 

 

Destrucción del Patrimonio Mueble e Inmueble y del Sistema de Producción Propia (Patrimonio Tangible)

Paralelamente y en consonancia con el maltrato hacia los trabajadores, García Caffi demostró un desprecio similar e igualmente dañino hacia el patrimonio mueble e inmueble del Colón. Fue así que desde marzo de 2009 se produjo el traslado compulsivo, desordenado y destructivo de casi todo el patrimonio mueble del Colón. En primer término dentro de la Institución y luego a locaciones extramuros tales como el Centro de Exposiciones, la Biblioteca Nacional y los Talleres Lavardén. Dichos traslados fueron realizados, muchos de ellos, sin la intervención del personal del Teatro Colón. Los trabajadores responsables de este patrimonio, fueron obligados a hacer un traspaso patrimonial hacia el entonces Director Ejecutivo del EATC, Mariano Emiliani. En algunos casos, sin haber realizado dicho acto administrativo, los directivos del Ente dispusieron arbitrariamente del patrimonio sin avisar siquiera al responsable correspondiente (Ej. Biblioteca del Teatro Colón). Después de este escandaloso traslado, el patrimonio mueble del Colón quedó almacenado en cientos de containers, muchos de ellos a la intemperie y en locaciones totalmente inapropiadas para su conservación y preservación. La respuesta de los trabajadores fue presentar un nuevo amparo ante la justicia (causa del patrimonio Expediente 36151/0 CAyT). La justicia realizó en total seis inspecciones oculares y determinó el alto grado de deterioro de muchos elementos del patrimonio y la inapropiada forma de almacenamiento y guardado de los mismos. Recordemos que García Caffi negó rotundamente, en la Legislatura en diciembre de 2009, que existiera patrimonio del Teatro Colón fuera del edificio histórico. Al día de hoy y luego de la inauguración del Teatro, con la vuelta paulatina del patrimonio a la institución, se ha podido constatar pérdida y destrucción de muchos elementos.

clip_image016 clip_image018

Biblioteca del Teatro Colón, locación original Biblioteca del Colón, traslado al 4º piso

clip_image020 clip_image022

Biblioteca del Colón en container en Lavardén Destrucción de documento histórico de la Biblioteca por malas

condiciones de almacenamiento

 

clip_image024 clip_image026

Elementos de Sastrería almacenados en la Sala 9 de Julio Vestuario dañado por el agua en el Centro de Exposiciones

 

 

 

 

 

 

 

 

clip_image028 clip_image030

Patrimonio de Tapicería Centro de Exposiciones Muebles históricos Centro de Exposiciones

clip_image032 clip_image034

Estado de los Containers Talleres Lavardén Condiciones del patrimonio Talleres Lavardén

 

clip_image036

Condiciones de guardado y almacenamiento de los textiles originales de los palcos del Colón

Centro de Exposiciones

clip_image038 clip_image040

Pianos del Colón en el Centro de Exposiciones Cámara acústica destruida Centro de Exposiciones

Resultó obvio, luego de la reapertura del Teatro, que el sistema de producción propia estaba seriamente afectado. Los espacios destinados a la producción (talleres) habían sido reducidos en un 60%. De hecho, el taller Saulo Benavente de escenografía, fue convertido en una sala de ensayo y talleres como el de escultura, luego de su demolición, aún no tienen locación asignada en el teatro. Al día de hoy sigue sin terminarse el bloque B, que comprende lo que resta de los grandes talleres de la producción (maquinaria, escenografía 2º subsuelo, utilería, mecánica escénica, pintura, escultura, etc.) y, pese a lo declarado por el Ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, en la Legislatura en diciembre de 2010, al respecto que dicho bloque B se finalizaría durante el 2011, comenzando el mes de abril de 2011, las obras continúan detenidas.

clip_image042 clip_image044

Taller de Escultura Antonio Pujía, demolido Taller de Escenografía Saulo Benavente

clip_image046

Actual Sala Bicentenario. Anteriormente taller de Escenografía Saulo Benavente

Condiciones de Trabajo, Salubridad, Seguridad e Higiene

También alarmaron a los jueces las condiciones de seguridad, salubridad e higiene de las locaciones extramuros del Teatro, en las que los trabajadores nos desempeñábamos. Ordenaron a las autoridades del EATC solucionar dicha situación. Hasta la fecha, las autoridades del Ente, sólo han cumplido el 20% de lo dispuesto por la justicia. El perjuicio ocasionado por las deplorables condiciones de trabajo ha llegado en algunos casos a provocar enfermedades respiratorias graves en compañeros del sector técnico, cuyo corolario perverso es que la OBSBA (obra social de la que los trabajadores de la Ciudad somos cautivos, administrada por el GCBA y el SUTECBA) se niega a dar el tratamiento correspondiente. En los talleres de la Nube se hacinan casi 200 trabajadores del sector escenotécnico, en una superficie cinco veces inferior a la que tenían en el Colón. Materiales como tinner, goma eva, viruta de telgopor, de acrílico y de madera y pintura al solvente, se mezclan permanentemente en el aire que se respira. Conectores eléctricos, y llaves térmicas están colocados en superficies con humedad y el ruido de sierras eléctricas, amoladoras, máquinas de cepillado y corte de madera, compresores y pulidoras es constante.

En el Centro de Exposiciones la Superintendencia de la Policía Federal señaló en un informe elevado al juez, las graves y numerosas infracciones a las normas más elementales de seguridad laboral y prevención de incendios.

Ya en el Teatro Colón, merecen un capítulo aparte las pésimas condiciones de trabajo impuestas a los integrantes del Ballet Estable quienes, luego de más de dos años de peregrinar en diferentes locaciones de ensayos (Sociedad Hebraica y Centro de Exposiciones) y escenarios (Teatros Coliseo y Gran Rex, Auditorio de Belgrano, Parque Centenario, etc.), finalmente regresaron al Colón sólo para constatar que los pisos del escenario y de las salas de ensayo 9 de Julio y rotonda no eran los adecuados para bailar. Refirieron inmediatamente esta situación a la dirección del ballet, Lidia Segni y al mismo García Caffi, quienes hicieron oídos sordos al reclamo. Luego de varios meses, con la puesta en escena de tres programas de ballet y con más de diez integrantes lesionados por estas condiciones, el cuerpo del Ballet Estable decidió no bailar ni ensayar hasta que se adecuaran los pisos. La respuesta de García Caffi fue levantar el resto de la temporada de Ballet. Los bailarines han presentado recientemente un recurso de amparo denunciando esta situación. Hay que hacer notar que la decisión de levantar la temporada de ballet solucionó un grave problema que tenía la Dirección General respecto del último título, La Bayadera. Dicha producción se encuentra en un serio litigio judicial con España, por un mal desempeño de la gestión anterior Sanguinetti-Boschet. Por otro lado la producción original de Corsario ya ha sido alquilada a Washington.

Con respecto a la cautelar presentada por el Ballet Estable, la misma resultó favorable a la demanda, y luego de una inspección ocular a cargo del juez Cataldo, este magistrado, dispuso el acondicionamiento y arreglo inmediatos de los pisos de: escenario y salas de ensayo del ballet por haber encontrado un serio deterioro de los mismos.

Durante los meses de enero y febrero del 2011 se llevó a cabo la adquisición por parte de las autoridades del EATC, un piso de “Harlequin” específico para actividades coreográficas, destinado la sala 9 de Julio (sala principal de ensayo del ballet). La pregunta obvia sería: ¿Cómo es que Caffi cambia el piso del ballet, si según sus declaraciones públicas, los pisos estaban en perfecto estado y condiciones y todo lo denunciado era un invento de los integrantes del Ballet Estable que en realidad no estaban en condiciones de bailar?

Luego del receso de verano, a mediados de febrero, cuando el personal retornó a las instalaciones del Colón, se comprobó que en los camarines destinados a las Orquestas se habían producido importantes filtraciones de agua en distintos puntos. Ello provocó el deterioro de elementos de trabajo (en este caso trajes y calzados utilizados en las funciones). Afortunadamente, ningún músico había dejado instrumentos en los camarines.

Debe mencionarse que, al día de la fecha, septiembre de 2011, hay en el predio “La Nube” y en el Centro de Exposiciones, casi 200 trabajadores escenotécnicos que siguen desempeñando su tarea en condiciones totalmente insalubres y con normas de seguridad de una precariedad negligente, fruto del incumplimiento sostenido de las autoridades del EATC de los dictámenes de la justicia.

clip_image048 clip_image050 clip_image052

Estado de los camarines de los músicos de las Orquestas y de los elementos allí guardados durante el receso

clip_image054 clip_image056

Trabajador del Colón puliendo goma eva La Nube Trabajador cubierto de goma eva La Nube

 

clip_image058 clip_image060

Trabajadora de Escultura con auriculares La Nube Conectores eléctricos sobre pared con humedad La Nube

 

clip_image062 clip_image064

Compresor eléctrico sobre viruta de madera Tablero eléctrico sobre pared húmeda

La Nube La Nube

clip_image066 clip_image068

Tablero eléctrico pasando a través de una toma de Cables de máquinas de coser sobre gotera

agua de incendios Centro de Exposiciones Centro de Exposiciones

 

clip_image070 clip_image072

“Sala de ensayo” del Ballet Estable Centro de Exposiciones “Camarín” Ballet Estable Centro de Exposiciones

clip_image074 clip_image076

Desnivel en el piso de ballet de la Sala 9 de Julio Desnivel en el piso de ballet de la Sala 9 de Julio

clip_image078 clip_image080

Rotura en el piso de la rotonda de Ballet Tabla salida en el piso de la rotonda de Ballet

clip_image082 clip_image084

Rotura en el piso de la rotonda de Ballet Rotura en el piso del escenario

 

 

clip_image086

Desnivel en el piso del escenario a nivel del disco giratorio

 

 

 

 

 

CONCLUSIÓN Y ESTADO ACTUAL DEL CONFLICTO

 

NO CABE DUDA ALGUNA QUE, LEJOS DE INTENTAR DEBATIR, NEGOCIAR Y CONSENSUAR CON LOS TRABAJADORES DEL COLÓN LAS ALTERNATIVAS PARA RESOLVER LOS PROBLEMAS QUE ESTA MISMA GESTIÓN PRODUJO Y DISMINUIR, DE ESA MANERA, LA CONFLICTIVIDAD DE LA SITUACIÓN, GARCÍA CAFFI SEGUIRÁ PROVOCANDO Y TENSANDO EL CONFLICTO A TRAVÉS DE TODOS LOS MEDIOS POSIBLES. PRUEBA DE ELLO SON LAS MÁS DE 110 INTIMACIONES A JUBILARSE AL PERSONAL CON INSALUBRIDAD QUE HAYAN CUMPLIDO 55 AÑOS, LAS 47 INTIMACIONES A JUBILARSE ENVIADAS AL BALLET ESTABLE, LO QUE SIGNIFICA LITERALMENTE LA REDUCCIÓN DEL 47% DE LA COMPAÑÍA Y LOS 278 TRASLADOS-DISPONIBILIDADES SOBRE LAS QUE INSISTIRÁ AÚN CUANDO LA JUSTICIA DICTAMINE OTRA COSA.

ES CLARO QUE, POR OTRA PARTE, CAFFI NO TIENE NINGUNA INTENCIÓN DE QUE LOS TALLERES DE PRODUCCIÓN VUELVAN AL COLÓN. DE HECHO, SE ESTÁ EN TRATATIVAS PARA ALQUILAR EL GALPÓN SITUADO AL FRENTE DE “LA NUBE”, COMO SEDE AGREGADA A LOS TALLERES DEL COLÓN DE EXTRAMUROS.

SI SE OBSERVA EL DESAGREGADO DEL PRESUPUESTO 2011 SOLICITADO POR EL COLÓN SE VERIFICA UNA IMPORTANTE SUMA DE DINERO DESTINADA AL ALQUILER DE PRODUCCIONES DEL EXTERIOR. ASIMISMO, EN LA AUDIENCIA POR EL PRESUPUESTO DE DESARROLLO URBANO, EL MINISTRO CHAÍN SE NEGÓ ROTUNDAMENTE A DEFINIR QUE EL BLOQUE B DEL COLÓN (OBRA QUE TENDRÍA QUE HABER SIDO ENTREGADA ESTE AÑO Y SE EJECUTARÁ DURANTE TODO EL 2011) VA A SER UTILIZADO COMO LOCACIÓN DE LOS TALLERES DE PRODUCCIÓN.

DE ACUERDO CON LAS DECLARACIONES DEL MINISTRO DE CULTURA, HERNÁN LOMBARDI, EN LA AUDIENCIA POR EL PRESUPUESTO DE CULTURA, LA ORQUESTA FILARMÓNICA, UNO DE LOS CUERPOS ESTABLES DEL COLÓN, TENDRÁ SU SEDE EN LA USINA DE LA MÚSICA. DE ESTA MANERA, COBRARÍA VIGENCIA EL DECRETO 203/08 DE MACRI QUE SEÑALA ESPECÍFICAMENTE ESTE TRASLADO; ES DECIR UN CUERPO ENTERO QUE SE VA DEL TEATRO COLÓN.

ES INNEGABLE QUE A PESAR DE CUALQUIER INTENTO DE RESOLVER RACIONAL Y SENSATAMENTE EL CONFLICTO, ESTO ES: MEDIANTE LOS MECANISMOS ORDINARIOS DE NEGOCIACIÓN, MESA PARITARIA, ACUERDOS ENTRE LAS PARTES, ETC, LA GESTIÓN DE MACRI HA ELEGIDO ESTABLECER CON EL COLÓN Y SUS TRABAJADORES, UN PARADIGMA DE REPRESIÓN INDISCRIMINADA, ACOSO LABORAL, PERSECUCIÓN POLÍTCA E IDEOLÓGICA Y DEMONIZACIÓN DE LA COSA PÚBLICA, EN UN INTENTO DE APARECER COMO UN REPRESENTANTE DE LA “MANO DURA” Y “TOLERANCIA CERO”. ESTA PERVERSA INTERPRETACIÓN SOBRE EL MANEJO DE UN CONFLICTO LABORAL, SE LLEVA A CABO AVASALLANDO LAS NORMA VIGENTES, EL ESTADO DE DERECHO, LAS SENTENCIAS JUDICIALES Y LA PROPIA CONSTITUCIÓN NACIONAL.

LA DECISIÓN DE PARTE DE GARCÍA CAFFI, DE PRESENTAR ESPECTÁCULOS LÍRICOS Y COREOGRÁFICOS EN VERSIONES MUTILADAS EN SU CONCEPCIÓN ARTÍSTICA (REDUCCIONES MUSICALES AL PIANO DE ÓPERAS Y ESPECTÁCULOS DE BALLET CON MÚSICA GRABADA), PONE DE MANIFIESTO EL POCO INTERÉS DEL FUNCIONARIO EN MANTENER LA CALIDAD Y EXCELENCIA DE LOS ESPECTÁCULOS DEL COLÓN, A LAS QUE SACRIFICA EN POS DE MANTENER UNA ABSURDA E IRRESPONSABLE ACTITUD DE INFLEXIBILIDAD.

ES TAL EL DETERIORO PROVOCADO POR LA ACTUAL GESTIÓN A LA INSTITUCIÓN, QUE SE HACE NECESARIA LA URGENTE PARTICIPACIÓN DE TODOS LOS CIUDADANOS, DE LAS FUERZAS POLÍTICAS Y GREMIALES Y DEL AMPLIO ESPECTRO MEDIÁTICO EN DEFENSA DEL TEATRO COLÓN, SU PATRIMONIO TANGIBLE, EL EDIFICIO, Y SU PATRIMONIO INTANGIBLE, LOS TRABAJADORES.

 

 

 

 

 

 

Algunas Cifras y Datos del Teatro Colón a Noviembre de 2010

 

Costos de las obras hasta la fecha u$ 150.000.000.- (dólares)

Costos del sistema de vigilancia interna (cámaras de circuito cerrado que controlan exclusivamente el interior del teatro y la actividad de los trabajadores) u$ 2.350.000.- (dólares)

Trabajadores de Planta Permanente del Teatro Colón 929

Contratados por locación de servicios (contratos basura – simulación laboral), que cubren puestos de planta permanente sobre todo en los cuerpos artísticos alrededor de 100.

Personal de Mayordomía (limpieza y maestranza), seguridad y personal de sala totalmente tercerizado. Actualmente la dotación de estos sectores triplica, al menos, la cantidad de personal propio del Colón que se desempeñaba en esas tareas en el 2006.

Presupuesto solicitado por García Caffi para el ejercicio 2011 $185.000.000.- (pesos), 30,2% más que en 2010. No incluye ningún tipo de mejora salarial y casi 40 millones serán utilizados en pago de producciones alquiladas al exterior y servicios profesionales artísticos y técnicos extranjeros.

Aumento del costo de las entradas a espectáculos, desde 120% hasta 738%. Los mayores aumentos se verificaron en las entradas más económicas (paraíso de pie) y los menores en las más caras (plateas de Gran Abono).

Un músico solista de la Orquesta Sinfónica Nacional, con 25 años de antigüedad, percibe un salario de $ 12.500.- (pesos).

Un músico solista de las Orquestas Filarmónica o Estable del Colón, con la misma antigüedad, cobra $6.800.- (pesos).

Manifestaciones de García Caffi durante 2009 – 2010 en distintos medios de comunicación y ámbitos de la Ciudad

 

“El Teatro Colón no es un seguro de desempleo ni tampoco un lugar para apilar gente en los pasillos” (2009)

“Nos desprendimos de sectores que no hacían nada útil para el Colón y cuyos trabajadores son obsoletos e improductivos” (2009)

“No voy a concurrir a esa Comisión (por la Comisión de Cultura de la Legislatura) pues no está garantizada mi seguridad personal” (2009)

“¡Váyase de aquí, lo antes posible!”

(cuando echó del Luna Park a Aleth Francillon, coreógrafa de la Opera de París – 2009)

“Le repito, diputada (a la legisladora Gabriela Alegre) no existe patrimonio fuera del edificio histórico (2009)

“Tapar una cámara con la mano es un delito, que está tipificado en el código de la imaginación y el sentido común” (2010)

“El aumento salarial no es un tema mío, lo decide la paritaria” (2010)

“El conflicto del ballet se trata de 47 bailarines que ya no pueden bailar y que taponan la posibilidad de que entre gente joven a la compañía. Si yo necesito 70 bailarines para el ballet, no puedo tenerlos” (2010)

“Los integrantes del Ballet se lesionan porque están excedidos de peso” (2010)

“Los que protestan son 40 gremialistas que permanentemente ponen trabas y no quieren trabajar. Son piqueteros y acosadores de la cultura” (2010)

“El conflicto está llevado por un grupo minúsculo de trabajadores que practican el terrorismo psicológico” (2011)

“Los trabajadores del Colón tomaron de rehén al público y hoy toman de rehén a Plácido Domingo” (2011)

 

[recibido por correo electrónico]

Anuncios

9 comentarios en “El verdadero conflicto del Teatro Colón – actualizado 15-10-2011

  1. como tecnico, sumariado y al borde de la cesantia, digo, todo lo expuesto es real verdad que nadie quiso ni quiere ver, todo lo denunciado, hasta la fecha, pero tambien digo que los politicos son de lo peor, en la legislatura nada han hecho, todos se protegen con todos, CAFFI deberia estar preso, igual que Chain, Lombardi, Urdapilleta, Macri a la cabeza y Larreta ni hablar, pero lo peor es el autismo del publico, de los medios obsecuentes del ejecutivo, nadie jamas vino a ver la realidad a la fecha, o les caben dudas, la verdad que 17 trabajadores proximos a una cesantia donde no hay motivos valederos, lo unico ES UNA PUTA DECISION POLITICA, donde se han vanagloriado que somos piqueteros, cuasimafiosos y demas calificativos, todos son complices de esta burda mentira, lo unico verdadero que trabajadores seran hechados todo por un tema politico no hay otro tema….. a los politicos, a las autoridades, al publico que algunos nos apoyaron y el resto miro de costado… como dijo fito paez ME DAN ASCO ………..

    Responder
    • hola Juan Carlos! como estudiante de Relaciones del Trabajo de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, estamos investigando, junto a unas compañeras, la situacion de los trabajadores del teatro, frente a las decisiones tomadas por Caffi. Nos gustaria tener mas acceso a dicha informacion, y quisiera saber si podemos hablar con vos al respecto en algun momento. Es importante que todos conozcamos la situacion por la que estan atravesando.
      muchas gracias
      saludos

      Responder
      • HOLA ANLUZ pueden hablar conmigo cuando quieran , solo se acercan al teatro y me ven a partir de las 18 hs. juan c monticello de utileria

        Responder
  2. Esato tiene relacion con el hecho de q el ballet q se hiba a realizar el dia 16, q estaba anunciado en el Teatro Colon se hizo en el Coliseo? estan de paro o algo asi? gracias

    Responder
  3. Pensar que vieron una fotito tras otra , como foto carnet, …y detrás de cada ser, hay alguien angustiado y triste, y de tan triste q estaba,…. SE FUE AL CIELO !!!
    NO SOPORTÓ TANTA INJUSTICIA !!!!

    Responder
  4. De lo que nadie quiere hablar sobre el conflicto del teatro Colón es que los daños son tangibles, como lo demuestran las fotos, de un costo altísimo en algunos casos, en otros, esos bienes por ser únicos e irrecuperables su precio es invaluable, aunque para ello debe existir un valuador, debe existir un interés. ¿Cuál es el concepto de “puesta en valor” que utilizan arquitectos e ingenieros? ¿Alguien tiene idea de aplicar este concepto en cultura?
    El daño moral, ¿existe para nuestros ciudadanos, nuestros pedagogos? Alguien puede evaluar cuál es la dimensión del daño infligido a nuestros hijos, nietos, estudiantes que no podrán apreciar los tesoros que yo pude leer, ver, tocar en la antigua biblioteca. Esto es muy tangible dependiendo de nuestra formación, educación, sensibilidad. ¿Nadie ha valorado el costo de abonar sueldos a elencos estables que han sido inmovilizados sin poder retribuir al público con su arte?
    Por otra parte, el personal que construye ese mundo tan único y especial durante las breves horas del espectáculo ¿es intangible? Por el contrario desde la escenografía, pasando por el vestuario y la iluminación, culminando en el esfuerzo y la dedicación tras horas de ensayos de bailarines, cantantes y músicos ¿es intangible? ¿Cómo los recordaremos? ¿Por su aplicación en la ejecución del hecho artístico o por su actitud al privárnoslo en el preciso momento asistimos a una función. Esto ya no es intangible, por el contrario, me temo que esto ha condicionado la actitud de la ciudadanía, partiendo desde la rebeldía a contribuir con parte de sus impuestos a sostener a la entidad cultural hasta la total indiferencia.

    El conflicto no se limita al tema salarial, es cierto, tampoco se inicia como se expresa en el 2009 con la asunción de una de las peores Administraciones que ha tenido el teatro Colón. La torpeza no es patrimonio exclusivo del actual gobierno de la ciudad, si leemos con objetividad incluye a todas las agrupaciones políticas y en ocasiones a la misma persona que pontifica desde su reciente posición sobre los problemas que no pudo resolver anteriormente cuando tuvo la oportunidad, mejor escrito: la obligación de hacerlo.
    Hubo funcionarios capacitados, algunos con trayectoria probada que debieron enfrentarse a superiores con menor capacidad pero con un bajísimo nivel de interés cuando no de aborrecimiento hacia la cultura musical.

    ¿Cuándo se ha sembrado esta semilla de la destrucción de unos de los mayores patrimonios de nuestra cultura de inmigrantes? Personalmente podría ubicarlo a comienzos de los setenta, con la incuria cultural del gobierno del General Lanusse que aceptó el abandono de la Orquesta Sinfónica Nacional y el desapego por la administración municipal de los organismos culturales, lo que fue minando a los bastiones de resistencia en el teatro Colón. El golpe de gracia fue la administración del folklorista Bruno Jacovella, para quien según su concepto, el Colón solo servía a “doscientos entendidos” este personaje surgió de la división dentro del partido gobernante, la Universidad para la izquierda y los organismos culturales para la derecha. Esto es terreno solo para quienes tienen más de cincuenta años, sean muy memoriosos o acepten investigar pacientemente las publicaciones de la época en la biblioteca del Congreso.

    ¿La alternativa? Señalemos objetivamente referencias que puedan ser verificadas con los elementos que la informática pone a nuestra disposición rápida y eficientemente utilizando el buscador más importante; percibiremos si seguimos esta cronología que TODOS SOMOS RESPONSABLES. He escogido aspectos parciales, como toda elección puede resultar arbitraria, también puedo haber incurrido en omisiones pero mi intención es reflejar los acontecimientos en las palabras de sus protagonistas. Lo hacemos a continuación.

    Responder
  5. TODOS SOMOS RESPONSABLES

    1) Temporada oficial de 1988, cantidad de espectáculos: cuatro operas en versión de Concierto. Razones: el teatro fue cerrado a fines de 1987 para realizar reformas en el escenario, que no estaban incluidas en el Presupuesto Nacional; la intendencia de Facundo Suarez Lastra tomó esta medida para sortear el conflicto gremial que se había iniciado. Las funciones se realizaron quitando las butacas delanteras en un 25% de la platea permitiendo la ampliación del escenario a partir del foso de la orquesta. (Teatro Colón: Precariedad y promesas Posted by habitués en marzo 24, 2009)

    2) 1989-1996 “Durante los siete años de mi primera gestión pude hacer parte de lo que hubiera sido mi proyecto: yo quería un Colón de primera línea internacional. En aquel momento me favoreció la circunstancia histórica, porque la cantidad de privatizaciones que se realizaban creaba un clima de paranoia. Algo tan poco probable como la privatización del Colón pasó a ser un fantasma que la dirigencia gremial sentía… salvo un conflicto que tuve con el ballet, no hubo ningún problema serio y, más allá de alguna descripción de mi gestión como autoritaria, en ningún momento fui agredido o difamado por los gremialistas del teatro, y recibí muchas muestras de afecto” (Sergio Renán: “El Colón no cambiará sin confrontación 10/9/2005)

    3) Planes: un equipo cultural de la UCR elaboró proyectos para la gestión que se iniciará en los próximos días… En el aspecto funcional interno, el documento señala la necesidad de redactar y hacer cumplir nuevos reglamentos de trabajo para los cuerpos estables, apuntando a una mayor productividad y la apertura de nuevas franjas horarias. También se indica la necesidad de que los cuerpos estables adapten sus respectivos funcionamientos para que puedan intervenir decididamente en temporadas estivales en forma racional. •Conservar la jerarquía internacional del Colón. • Programar obras nuevas cada año y agregar títulos que se justifique mantener en cartel por largos períodos. Contar con un escenario de alternativa para la participación activa de artistas locales. • Hacer accesible el precio de las entradas y aumentar el número de funciones extraordinarias.• Agregar abonos cortos y variados a los tradicionales.• Transparencia administrativa y racional presencia de entidades privadas. • Mantenimiento efectivo del teatro, respetando su valor arquitectónico. (5 de agosto de 1996 – Iniciativas para el Teatro Colón)

    4) Colón modelo 1998… Una de las propuestas que Staiff le había acercado a Veltri, pero que no se concretó, fue que Jorge Lavelli se hiciera cargo de una de las régies de la temporada. “Lo propuse para la versión del “Fausto” _comenta Staiff, porque hay una antológica régie de él que hizo en la Opera de París. Pero necesitaba seis semanas de ensayo, y en la programación tal cual estaba planteada no se le podía otorgar.” Staiff cuenta que “hubo una no buscada repartición del trabajo artístico. Veltri trabajó en la parte lírica y con la Filarmónica. Y, porque él me lo ha permitido, tomé el ballet, que cuando llegué venía con muchos conflictos, el Centro de Experimentación y la Orquesta Académica. De manera que despunto algunas de mis muchas inquietudes de carácter artístico.
    -Usted anunció que el Ballet Estable haría 90 funciones. ¿Cómo se llega a ese número?
    _Está todo confirmado. Tenemos 30 aquí, unas 30 en el Coliseo, 7 u 8 en Washington y otras quince en España e Italia. Luego, si todo esto se mueve así, la compañía va a salir al interior también.
    _El Centro de Experimentación le interesa particularmente…
    _El Centro de Experimentación es fácil, porque las coincidencias con Gerardo Gandini son muy grandes. (Staiff: “Confío en el diálogo” 18/10/97)

    5) Cuando la nueva plana mayor de la cultura porteña, encabezada por Darío Lopérfido, asumió sus funciones, la intención del flamante secretario fue poner paños fríos al fuerte clima de conflicto y a la paralización de actividades que generaban meses de retraso en los pagos, huelgas, renuncias y choques verbales entre los funcionarios del área.
    Como primera medida, Lopérfido designó a Staiff en la dirección del San Martín; a Larriqueta, en la organización del Teatro Alvear, y a la dupla Luis Ovsejevich y Sergio Renán, en el Colón. Nombres consagrados, en el caso de Staiff y de Renán, y de perfil empresario, en el caso de Larriqueta y de Ovsejevich.
    A dos meses de aquellas designaciones, el conflicto de fondo no parece haberse solucionado: el sistema de caja única que rige a todos los organismos de la ciudad, con la consecuente burocratización de pagos y postergación de decisiones, y una modalidad de contratación fuertemente cuestionada, siguen siendo la piedra de toque del conflicto. “Lo que pasa en el Colón les interesa sólo a ustedes. A la gente no le interesa”, se despachó, con evidente enojo, el secretario de Cultura de la ciudad…
    (31 de julio de 1998 | El conflicto no duerme)

    6) Sostiene que un director necesita tiempo. Sin embargo, usted, como director del Colón, estuvo un año y medio. Entonces, ¿cómo aceptó el trueque para hacerse cargo del San Martín antes de poder terminar de delinear su gestión anterior?
    Staiff -La pregunta es correcta, pero no voy a hablar del Colón…
    -Usted, en el Colón, pasó por una experiencia muy difícil en cuanto al manejo administrativo. Sabía que esa misma situación afectaba el funcionamiento del San Martín. ¿Eso no lo acobardó?
    Syaiff -El compromiso por parte de Lopérfido y de Cecilia Felgueras (subsecretaria de Cultura) pasó por resolver este tipo de problemas administrativos. Más allá de las dificultades que subsisten hay una fuerte vocación para ir destrabando los temas. Quedan cosas desflecadas, alguna gente hace tres o cuatro meses que no puede cobrar. Son especies de contratos que están girando en el espacio. Pero, en general, los problemas que encontré se han ido resolviendo. (31/07/1998 En la escena oficial, el conflicto no duerme)

    7) -El segundo ciclo fue una pesadilla. Había cambiado la índole de la relación del Colón con el gobierno de la ciudad. La autarquía administrativa que había tenido el teatro durante mi primera gestión, que había permitido un funcionamiento dinámico, se vio trabada por el sistema de cuenta única, por el cual todo el dinero va a Hacienda y pasa por Procuración antes de llegar al teatro.
    -No se trata sólo de este gobierno, sino también de los anteriores. Hay un afuera y un adentro del Colón que deben ser resueltos. Hacia afuera, la relación del Colón con el gobierno de la ciudad. Con respecto a muchos temas del teatro, ni su director ni el secretario de Cultura tienen capacidad de decisión. La tienen Hacienda, Procuración y otros espacios del gobierno de la ciudad que opinan, entorpecen, lentifican y, finalmente, son decisorios.
    -Es imprescindible llegar a un clima de disciplina y de orden, de aceptación de un sistema que no puede, por definición, excluir el respeto a las jerarquías. Eso no significa autoritarismo, totalitarismo ni ninguna de las definiciones con las que fácilmente se trata de descalificar esa postura. El Colón, como toda comunidad, necesita una conducción, y esa conducción debe ser respetada, cosa que frecuentemente no ocurre, y que es muy difícil de lograr sin confrontación, que es lo que ningún gobierno de la ciudad ha estado dispuesto a hacer. Dentro del teatro, los sectores gremiales tienen un poder de confrontación que da la sensación de ser incontrolable. Pensemos en el tema de la jubilación. Es imposible que un bailarín o el integrante de un coro tengan el mismo régimen jubilatorio que gente que desarrolla actividades que le permiten trabajar hasta los 65 años. Es de una obviedad tal que es imposible no entenderlo. Por otra parte, condenar a alguien que gana 1800 pesos por mes a ganar cuatrocientos determina, en quien se tiene que jubilar, una resistencia absolutamente comprensible. Entonces, no se jubilan. Hay un promedio de edad altísimo que, en el caso del ballet, hace que muchas veces sea inevitable contratar bailarines más jóvenes y, en el coro, que no sea fácil encontrar integrantes de las edades o las apariencias requeridas por algunas óperas. Ahora, toda la gente que en el gobierno de la ciudad y dentro del teatro ganó aquel poder del que hablábamos no lo va a ceder sin dar pelea. Cuando digo que no es posible imaginar una solución sin confrontación me refiero a que no es posible que las cosas se resuelvan como quisiera el gobierno de la ciudad, a través de hechos mágicos. Mi regreso al Colón, en 2000, sería un ejemplo de esa expectativa mágica por la cual todo se resuelve nombrando a determinado director. El conflicto es mucho más profundo y el gobierno de la ciudad tiene que asumir que eso es así. Lo que creo es que, comparado con otros temas, el Colón les importa muy poco. (Sergio Renán: “El Colón no cambiará sin confrontación 10/9/2005)

    8) El Teatro Colón todavía no inició su actividad artística y ya empezó con los problemas. Debido al atraso en el pago de los haberes de enero a los empleados contratados, los trabajadores decidieron realizar un cese de actividades desde anteayer “hasta que cobre el último de ellos”, según afirmaron fuentes gremiales.
    El director general del Colón, Juan Carlos Montero, confirmó, en diálogo telefónico con La Nación , que de permanecer el cese de actividades “corre peligro la correcta preparación para la función de Plaza de Mayo”. ..La Orquesta Estable -que no forma parte de la Comisión Intercuerpos- también presentó ayer sus propios reclamos. Y, de hecho, todavía sigue sin resolverse la demanda para que los trabajadores contratados que realizan actividades de planta permanente sean tomados en esa condición. El acta acuerdo que el gobierno porteño firmó en mayo de 1998 con los trabajadores, en el que se planteaba la propuesta de hacer un llamado a concurso, es uno de los puntos aún sin definir.
    Anteayer, los trabajadores le pusieron plazo a la concreción de ese tema: 60 días. El martes próximo, el Gobierno y las autoridades del Colón se volverán sentar con la Comisión Intercuerpos y la comisión directiva del Sutecba para intentar destrabar de una vez por todo este conflicto que ya parece sin fin. (03/03/ 2000 Sigue la crisis clásica)

    9) 27 de enero de 2001 |Entrevista con Martín Pourrain – “Vamos a recuperar el Colón”
    El director general del teatro dice que terminarán los “anacrónicos” problemas de la sala
    -Vamos a recuperar el teatro en el aspecto artístico, en el edilicio y su funcionamiento. Y terminarán esos problemas anacrónicos que tenía el teatro y que crearon desconfianza en el público.

    10) PARIS.- El jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra, apoyó al renunciante director del Teatro Colón, Sergio Renán, en sus críticas a la situación del primer coliseo porteño.
    “Tiene toda la razón cuando asegura que en materia presupuestaria, por más que sea una entidad autónoma, el Colón depende de lo que se decida en la Secretaría de Hacienda. El problema es que los estatutos vigentes así lo estipulan y hasta que no se lleve a la Legislatura una reforma profunda que dé al Colón más autonomía, seguirá ocurriendo”, advirtió el jefe comunal, de paso por París para promover la candidatura de Buenos Aires como sede de la Expo Universal de 2010.
    “Renán me adelantó hace tiempo que quería irse. Y yo comprendo su situación. El Colón sufre problemas históricos y ha sido víctima durante años de un sector que se cree su dueño -destacó-. Pero tengo confianza en que las cosas mejorarán. Algunos pasos ya hemos dado en ese sentido al lograr que se abran concursos para el otorgamiento de puestos. No fue fácil: tomó un año de lucha lograrlo, pero lo hicimos.” (1/12/ 2001 | Ibarra, en respaldo de Renán)

    11) Entrevista con el secretario de Cultura de la ciudad de Buenos Aires Más allá de los problemas presupuestarios, el funcionario no oculta su satisfacción por lo que considera una situación a punto de normalizarse completamente en el Teatro Colón: “Lo que parecía un sueño hasta hace poco se está logrando: estabilidad para los trabajadores y concursos en marcha. El reglamento de trabajo va a estar en los próximos días, lo que va a permitir un aumento significativo en la productividad. Sabemos que el Teatro Colón tenía problemas que no eran de orden económico. Están siendo solucionados o en vías de solución. (5/01/ 2002 | “Bajaremos las entradas”)

    12) “El Colón es un teatro de todos, pero no sirve para todo.” El flamante director general y artístico del primer coliseo porteño, Gabriel Senanes, se ocupó de disipar rápidamente las dudas sobre el perfil que piensa darle a su gestión. (8/09/ 2002 “No se puede hacer del Colón un salón de baile”)

    13) Por la cancelación de “Bomarzo”…la decisión de la Orquesta Estable y del Coro Estable de no realizar aquella función, dirigida al público estudiantil que ya se encontraba en la sala, “fue el emergente de la larga lucha por la normalización de nuestras condiciones laborales que lleva más de dos décadas”.(5/7/2003 Personal del Colón acusa a las autoridades)

    14) El miércoles asume el radical Gustavo López como nuevo secretario de Cultura de Aníbal Ibarra. Antes de las elecciones, el nombre del futuro responsable del área se suponía que iba a ser consensuado entre Ibarra y Jorge Telerman, actual encargado de Cultura y próximo vicejefe porteño… López habla de los trabajos de infraestructura edilicia que piensa llevar a cabo, uno de los ejes en tiempos de campaña. “Ya estamos pensando en el centenario del Teatro Colón, que será en 2008, cuando yo ya no esté en el cargo. Hoy (por anteayer), tuve una reunión con Gabriel Senanes, director del Colón, y a partir del jueves próximo analizaremos el presupuesto y veremos cuáles serán las obras de infraestructura por realizar que ya lanzó la gestión de Telerman. El otro gran eje será el Teatro San Martín y el Centro Cultural San Martín con obras propias y otras que dependerán de créditos externos”, (7/12/2003 Se aclara la situación de Cultura de la Ciudad)

    15) Tiene deudas por derechos de autor – No más compositores del siglo XX y contemporáneos en el Teatro Colón. Al menos, hasta que la Secretaría de Cultura porteña, de la que depende el Colón, resuelva cómo honrar la deuda por derechos de autor correspondiente a una serie de obras presentadas en la sala lírica, desde 2001, además de algunas otras que también quedaron impagas, desde 1996 (25/04/2004 | Graves problemas en el Teatro Colón)

    16) El secretario de Cultura porteño, Gustavo López, advirtió hoy que el Teatro Colón podría cerrar “uno o dos meses” si no se soluciona un conflicto salarial que involucra a artistas y escenógrafos, reclamo que el propio funcionario calificó como “elitista”. El Teatro Colón informó que las funciones de la ópera “Lucia di Lammermoor”, de Gaetano Donizetti, fueron postergadas hasta nuevo aviso.
    (8/06/2005 |El Teatro Colón podría cerrar por dos meses si no se resuelven los conflictos gremiales)

    17) Había asumido el 7 de septiembre de 2002 Senanes atribuyó su renuncia al grave enfrentamiento que mantiene con el director administrativo del teatro, Pablo Batalla, a quien vinculó con una “mafia privatizadora”, y extendió su malestar a profundos desacuerdos con el secretario de Cultura de la Ciudad, Gustavo López.
    “No quiero ser cómplice del derrumbe al que un grupo de irresponsables está llevando a uno de los teatros líricos más importantes del mundo”, declaró Senanes en la carta de renuncia dirigida al jefe del gobierno porteño, Aníbal Ibarra.(9/06/ 2004 Senanes renunció al Colón e hizo graves denuncias)

    18) Por su parte, el nuevo director, Capobianco, será acompañado en su nueva función por un consejo asesor que, en principio, estará conformado por Horacio Sanguinetti y Oscar Aráiz, entre otros, indicaron portavoces del primer coliseo nacional.(8/06/ 2004 | Renunció el director del Teatro Colón, Gabriel Senanes)

    19) Marcelo Lombardero: director de ópera del Teatro Colón: Después de casi un mes de acefalía, a causa de la renuncia Tito Capobianco como director general y artístico del Teatro Colón, el secretario de Cultura del gobierno porteño, Gustavo López, anunció a LA NACION que Marcelo Lombardero será el director de ópera de la sala lírica.
    “No va a haber un director general y artístico que asuma todas las responsabilidades -explicó López-. Hay un equipo de trabajo: director de ópera, Lombardero; director de coro, Salvatore Caputo; directores de ballet, Oscar Araiz y Violeta Janeiro; director de la Orquesta Filarmónica, Enrique Diemecke, y le hemos ofrecido a Stefan Lano la dirección musical de la Estable.” (27/07/2005 | Cartón lleno)

    20) El secretario general adjunto de ATE Capital, Rodolfo Arrechea, anunció que las medidas de fuerza llevadas adelante por los cuerpos artísticos del Teatro Colón concluirán hoy y que el lunes concurrirán a una audiencia conciliatoria. En una conferencia de prensa ofrecida esta tarde, Arrechea aclaró que “las medidas de fuerza concluyen esta noche”, pero reiteró su reclamo para que ATE sea incorporado a la mesa paritaria que la Secretaría de Cultura porteña lleva adelante con el gremio Sutecba, que aglutina a los técnicos del Teatro.
    El secretario de Cultura porteño, Gustavo López, había advertido que si los músicos del Teatro Colón no volvían al trabajo, se reprogramaría la temporada lírica y se suspendería la de la Filarmónica, que –al igual que la Orquesta Estable– no volverían a tocar en el teatro por el resto del año. “O vuelven al trabajo sin tomar de rehén al público, o se reprograman las funciones”, advirtió López. “Se rompieron todas las reglas”. Respecto de la situación que debió vivir anoche Martha Argerich, López señaló que lo sucedido fue “penoso, bochornoso y vergonzoso”.
    López también se refirió a las supuestas amenazas que recibieron los integrantes de la Sinfonietta Argerich, que se aprestaban a reemplazar a los músicos en huelga.
    Al respecto, el funcionario detalló que “según lo que transmitió la gente de la Fundación Argerich, ellos habían tomado la decisión de actuar sí o sí con un reemplazo, y en un momento determinado gente de la Fundación hizo una denuncia en la comisaría 3a. por intimidación”. (9/092005 Los músicos del Colón decidieron volver a tocar)

    21) El director artístico del coliseo admite que los últimos conflictos gremiales perjudicaron a la sala y dice que el teatro debe ser independiente en el manejo de sus recursos… Lombardero, de 41 años, se ha formado y ha desarrollado gran parte de su carrera en la sala que ahora le toca conducir. Me llama la atención a veces escuchar algunas voces que hablan desde su experiencia pasada sin hacer autocrítica. En los 90 hubo un estilo de conducción del teatro porque hubo un estilo de conducción del país. Eso dejó consecuencias positivas y negativas. Las negativas son, por ejemplo, estos últimos trece años sin aumentos de salarios, sin poder jubilar a la gente, con sueldos en negro. Y se le pide a esta gestión que solucione esos problemas en menos de un mes. No me parece justo aunque, como trabajador de la casa, entiendo la premura… Hay que lograr que la gente que se tiene que retirar después de haber dejado su vida en este teatro se vaya dignamente. Acá hubo errores y desconfianzas históricos. Yo creo que es un error parar una función. Lo pensé toda mi vida, cuando trabajaba solamente como artista y cuando tuve la obligación de ser representante de algún cuerpo del teatro. Creo que ponerse de espaldas al público es lo peor que puede hacer un artista. Siempre hay que respetar al público, que es para quien trabajamos. Si el público no está, si se cansa, si no viene, estamos perdidos. (9/10/2005 Marcelo Lombardero: “A veces el Colón parece un ministerio”)

    22) En el Teatro Colón y la Costanera Sur. Originalmente el espectáculo que se iba a ver en el Teatro Colón mañana era la presentación de “Café de los Maestros”, ese proyecto de Gustavo Santaolalla que reúne a veteranos del tango, de más de 70 años, en una serie de grabaciones. Pero los múltiples problemas del Teatro Colón en los últimos meses hicieron que los productores desistieran de la idea y postergaran la presentación en vivo para marzo o abril del próximo año. Como esa presentación será filmada para un documental que produce Walter Salles, quieren que sea en el Colón. (11 de diciembre de 2005 Menos festejos por el Día del Tango)

    23) Cero peso. Eso es exactamente lo que ahorrará el Teatro Colón en 2008 por interrumpir las presentaciones extramuros que se vienen realizando desde fines del año pasado cuando la sala fue cerrada para dar paso a una restauración necesaria y ambiciosa en curso y bastante desfasada en sus plazos originales. El efecto que se conseguirá será, pues, inversamente proporcional al logrado en el último año. Es que desde que el Colón cerró físicamente sus puertas a fines de octubre de 2006, su multiplicación en lugares alternativos (Coliseo, Gran Rex, Alvear, San Martín, Luna Park y hasta la Catedral Metropolitana), en giras nacionales e, inclusive, en la presentación en México de Turandot , en agosto pasado, no sólo logró hasta ahora mantener con tonicidad creativa, laboral y anímica a los cuerpos estables y a los escenotécnicos, sino que mantuvo viva la marca Teatro Colón. ). Llevado a términos futbolísticos, sería como mantener paralizado al equipo de Boca Juniors si la Bombonera tuviese que entrar en un período de reformas. Un disparate. (25/11/2007 Sinfonía inconclusa del Teatro Colón)

    24) ¿Por qué y para qué se desconoció toda la programación, así como los compromisos asumidos para la temporada 2008, con lo que se desperdiciaron meses de trabajo?
    ¿Por qué y para qué se aparta a los directores de la Orquesta Estable, el Ballet Estable, el CETC y la Dirección Escenotécnica, de modo que se interrumpen largos procesos, algunos de ellos iniciados hace años, de desarrollo artístico e institucional que se proyectaban en el tiempo y que además fueron exitosos?
    ¿Por qué y para qué se dejaron caer las negociaciones avanzadas y próximas a convenir coproducciones con la English National Opera de Londres o el Festival de Bérgamo, de Italia, que le daban posibilidades al Colón de tener una presencia continuada en Europa?
    ¿Por qué y para qué se suspende, sin medir ni explicar las consecuencias, la financiación de las obras de restauración, las mismas que figuraban entre las prioridades acordadas en la transición con el gobierno anterior?
    ¿Por qué y para qué se informó que la Orquesta Académica ya no sería tal y que se apartaría a su director, y 48 horas después ambas decisiones fueron revocadas?
    ¿Por qué y para qué se anunció que la Filarmónica, por no ser un cuerpo artístico perteneciente al teatro, correspondía ser trasladada a la Dirección de Música del Ministerio, para luego explicar que todo es un malentendido periodístico y que la OFBA continuará con su sede en el teatro?
    ¿Por qué y para qué se anuncian en conferencia de prensa las temporadas 2009, 2010 y 2011, y ello luego de levantar la de 2008, sostener que no hay salas alternativas en condiciones de albergar producciones de ópera e informar que el teatro no se abrirá hasta 2010?
    ¿Por qué y para qué se programan temporadas con 12 títulos de ópera y 8 de ballet, incluso para 2009, cuando se sabe que, aunque el teatro esté en pleno funcionamiento, resultará muy difícil de cumplir, aun previendo dobles turnos de servicios con la correspondiente enormidad de horas extras que ello insumiría? (Interrogantes alrededor del futuro del Teatro Colón 9/03/ 2008 por Leandro Manuel Iglesias ex Director General del Teatro Colón)

    25) Hacía más de un mes que Karina Olmedo, la primera bailarina del Ballet Estable del Teatro Colón, preparaba su Giselle en la Sociedad Hebraica. Lo hacía de la mano sabia de Olga Ferri -una artista con mucha experiencia, además de actual Directora de la Danza de la casa-, con quien podía detenerse en los detalles de ese rol.
    Pero un mal día, cuando sólo Giselle y Albrecht bailaban en el salón de ensayo, tuvieron la noticia. La temporada del Colón se levantaba por falta de presupuesto y el Ballet se quedaban sin las dos funciones que iban a darle a los balletómanos la única obra completa del año (11/12/ 2008 Karina Olmedo: “Siento una gran frustración”)

    26) El Teatro Colón ya no tiene director general. Desde Unquillo, donde está de vacaciones y donde ayer mismo su hermano dijo que había salido de paseo por las sierras, Horacio Sanguinetti presentó por carta su renuncia indeclinable. La misiva tomó por sorpresa a Mauricio Macri mismo. ¿Es natural que alguien renuncie por carta? En el mismo teatro, en 2005, Tito Capobianco renunció a la dirección general vía e-mail desde los Estados Unidos. (15//2009 El Colón se quedó sin su jefe)

    27) Salvatore Caputo: me voy muy contento. El Colón me trató muy bien.”
    -En los cinco años que estuvo en el teatro, le tocaron tres gobiernos y cuatro directores. ¿Cuál es su evaluación de esos cambios?
    -La situación me afectó mucho. Lamentablemente, el Colón fue muy desafortunado porque, en el momento de su cierre, pasaron tres gobiernos. Faltan políticas de Estado a largo plazo. Hay que entender que si se nombra a un director general debe quedar en el puesto hasta cumplir su mandato, programar y desarrollar su temporada. Si no, es complicado tener credibilidad para, por ejemplo, llamar a un artista del exterior. Además, los directores entrantes deberían confirmar los equipos. A mí me confirmaban, pero era el único y eso era poco.
    -¿Los cuerpos estables siguieron activos luego del cierre de la sala?
    -Acá hubo un error fundamental del gobierno de Aníbal Ibarra: cuando empezó el Master Plan, no se previó que en un momento el teatro se iba a cerrar y que había que alquilar por todo el año una sala alternativa con lugares de ensayo para todos los cuerpos. Cuando finalmente se cerró, ya era tarde. Esas salas no se encuentran de un día para el otro. Pese a todo, el coro siguió activo.
    -Pero además Horacio Sanguinetti había decidido que, por lo menos en el caso de la lírica, no habría espectáculos fuera del Colón.
    -Su idea era que el Colón afuera del Colón no le interesaba a la gente. Entonces me convocó para hacer más conciertos sinfónicos corales. Yo lo acepté ad honorem y por dos meses. Pero si los cuerpos están pensados para hacer lírica y los pasan a hacer conciertos sinfónicos corales, se encuentran en un campo que no es el de ellos. El coro del Colón es un coro lírico; que haga un sinfónico coral está muy bien, el problema es cuando hace sólo eso. Personalmente, yo hubiera confirmado la temporada que estaba programada para 2008. (26/09/2009 “El Teatro Colón no es una isla”)

    28) Pablo Saraví:… nadie habla del resto del teatro. ¿Será que el personal deberá esperar otros diez o más años para tener listas las salas de ensayos, los baños, camarines, talleres? ¿Los artistas tendremos que seguir preparando espectáculos “como podamos” en cualquier otro lugar para -con suerte- presentarlos en la sala principal? El gobierno de la ciudad debería en lo inmediato presentar el proyecto completo de restauración del Colón con plazos de finalización para toda la obra, no sólo de la sala principal.
    Y en cuanto al nuevo director, en mi caso, y con 27 años de trabajo en mi querido Teatro Colón, lo único que anhelo es alguien que quiera al teatro, con sentido común, con buen nivel cultural, con capacidad de gestión y, sobre todo, que sepa consultar a los “viejos soldados” reconocidos por sus pares, que conocen mejor que nadie y por dentro el Teatro Colón.(27/01/2009 Consultar a los “viejos soldados”)

    Responder
  6. TODOS SOMOS CULPABLES . final.

    29) Gustavo López es subsecretario general de la Presidencia. En otros tiempos, fue secretario de Cultura durante la segunda gestión de Aníbal Ibarra. Durante aquel período se licitaron las obras de infraestructura del Teatro Colón. Ahora, desde su despacho ubicado en el mismo riñón de la Casa Rosada, vuelve a hablar del Colón…él asumió tres compromisos: “trasladar el tema al gobierno nacional, aunque yo lo represento; intervenir mediante la Comisión Nacional de Monumentos Históricos, que sí es nacional y que está encargada de aprobar los trabajos, y transmitir esta preocupación a la Comisión de Cultura de la Legislatura porteña… , primero como ciudadano frente a un ícono como el Colón, y, segundo, como la Comisión de Monumentos depende del gobierno nacional, tomamos cartas en el asunto”.-
    Sin embargo, la comisión existe desde hace tiempo y es la primera vez que el gobierno nacional pone la lupa en ella como para buscar un lugar…
    -…de intervención.
    -Estaba pensando en un término como injerencia, pero…
    -Bueno, injerencia. Pero no para poner palos en la rueda sino para salvar al Teatro. Lo importante es que el Colón no quede librado al abandono. Primero, por el Bicentenario. Segundo, porque hace dos años que está cerrado. Tercero, porque hace un año que no se mueve un ladrillo. Y, cuarto, todo hace temer por el futuro del Teatro. Por eso instamos a la Comisión Nacional de Monumentos a que actúe rápido resguardando siempre el patrimonio material e inmaterial de la sala. Esa es la única intervención que podemos hacer, el resto son declaraciones políticas”. (5/12/2008 El Colón, según el gobierno nacional)

    30) El festejo de su centenario transitó los grises. El 24 de mayo del año pasado, por fin, reabrió sus puertas. Después, se alternaron conflictos gremiales con aplausos para los montajes.”Para un período de puesta en marcha, son más los éxitos que los fracasos. Yo estoy contento. La reapertura fue un esfuerzo enorme para la ciudad y se hizo con espectáculos de nivel internacional… afirma Hernán Lombardi. . “El Teatro Colón se presenta como el gran triunfo del macrismo, pero es el gran fracaso –empieza diciendo el ex secretario de Cultura en tiempos de Aníbal Ibarra, Gustavo López que forma parte del equipo de Daniel Filmus–. Terminaron las obras dos años más tarde de lo que deberían haberlo hecho. Nosotros creemos que el Colón son sus cuerpos estables, sus trabajadores. Y lo digo yo que he tenido varios conflictos con ellos.”
    –Durante tu gestión, tuviste el teatro cerrado…
    –Sí. Lo cerramos para poder llegar a un acuerdo con los trabajadores. No se debería hacer, pero no hubo otra forma… (4/07/2011 Opinan las tres fuerzas principales El Colón y sus dilemas)

    FIN

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s