Brillante inicio del Ciclo de Música Contemporánea – 31.10.2012 – lanacion.com

La Nación | Miércoles 31 de octubre de 2012 | Publicado en edición impresa
Clásica
Brillante inicio del Ciclo de Música Contemporánea
Por Pablo Gianera | LA NACION
Como en ediciones anteriores (recordemos la integral de la obra para orquesta de Edgard Varèse y, en un año anterior, Sinfonía de Luciano Berio), el Ciclo de Música Contemporánea empezó también esta vez con un concierto sinfónico. Pero las cosas fueron ahora diferentes en la medida en que el estreno local de la Sinfonía N° 4, de Charles Ives, constituye un acontecimiento en sí mismo. Que una obra clave del siglo XX, fechada entre 1910 y 1916, se estrenara cien años después de su composición merecería, en algún momento, ciertas consideraciones acerca de la política de programación de las orquestas argentinas. En cualquier caso, el estreno llegó finalmente de la manera más lograda y constituyó un brillante inicio del ciclo.

Ives definió el segundo movimiento de su Sinfonía N° 4 como una comedia con distintos episodios. La particularidad es que esos episodios no transcurren sucesivamente, sino que coexisten en la simultaneidad. Todo el Allegretto despliega así una especie de heterofonía o más bien -para recurrir a la metáfora que otro compositor, György Ligeti, tomó prestada de la pintura- de collage , en el sentido de la irrupción de elementos dispares, como las citas inusitadas de marcha norteamericanas, en un plano netamente diferenciado. El collage , como todo collage , debe parecer, aun en su condición heteróclita, o a pesar de ella, una totalidad. Tal vez sea ésa una de las mayores dificultades de la Cuarta , que divide además las fuerzas masivas de la orquesta en formaciones más pequeñas, con sus propias métricas. Alejo Pérez no sólo consiguió este efecto unificado, sino que, con la colaboración de la directora Annunziata Tomaro, hizo que se escuchara todo el tiempo esa superposición de materiales de orígenes distintos. No menos lucidos fueron los desempeños del pianista Emanuele Torquati y del Coro Lagun Onak, preparado por Miguel Ángel Pesce. El tercer movimiento, una doble fuga que parece inspirada en la filosofía trascendentalista estadounidense, no pudo ser por su lado más conmovedor. También aquí hay citas, pero el conjunto, dominado por la solemnidad del himno, suena menos estriado. En una entrevista de hace unos años, Pérez aludió al "poderío visionario apabullante" de la Cuarta . La actualidad de Ives encontró un correlato admirable en la actualidad de su lectura.

El concierto había empezado con otras dos primeras audiciones de piezas del siglo XX que, ubicadas en el mismo programa, parecieron dialogar a la distancia con Ives. Con sus glissandi y su paroxismo rítmico, Jonchaïes (1977), de Xenakis, participa de cierta sublimidad que se advierte asimismo en la Cuarta , mientras que Tiento del primer tono y batalla imperial , de Cristóbal Halffter, paga tributo al sincretismo. También aquí Pérez logró un comprometido y consistente desempeño de la Filarmónica..

Orquesta Filarmónica de Buenos Aires / Dirección: Alejo Pérez / Piano: Emanuele Torquati / Dirección de orquestinas: Annunziata Tomaro / Intérprete: Coro Lagun Onak, dirigido por Miguel Ángel Pesce / Programa: Jonchaïes, de Iannis Xenakis; Tiento del primer tono y batalla imperial, de Cristóbal Halffter; Sinfonía N° 4, de Charles Ives / Sala: Teatro Colón
Nuestra opinión: muy bueno

Brillante inicio del Ciclo de Música Contemporánea – 31.10.2012 – lanacion.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s