Uso de amplificación de sonido en La mujer sin sombra

Nos informan que anoche en la primera función de La mujer sin sombra hubo fuertes y molestos acoples debidos al uso de amplificación.

El coro y la banda fuera de escena estaban amplificados, como así también los cantantes protagónicos.

¿Por qué se está usando amplificación cuando antes nunca fue necesario?
¿Nos pueden contar algo quienes estuvieron allí?

18 comentarios en “Uso de amplificación de sonido en La mujer sin sombra

  1. Es cierto hubo algun acople (en un par de oportunidades) pero a mi no me parecio que estuviera amplificado los protagonistas, si bien me sorprendio la potencia de la voz de Manuela Uhl (Emperatriz)

    Responder
  2. Coincido con Gustavo, se oyeron un par de acoples pero a mi modo de ver fue algo muy fugaz.
    Sabemos que los sentidos nos engañan, pero para mí no hubo amplificación de ninguno de los personajes que cantaban en escena. Es posible que, como se dice, haya sido para los coros y la banda interna, que no se oían del todo “natural”. Tal vez las características de la escenografía hacían que no se pudiera proyectar mucho el sonido sin el auxilio de la amplificación. Incluso me quedó la duda con Barak y la esposa cuando cantaban desde fuera de escena.
    Al margen de eso, me pareció que la cantante que hacía la voz del halcón estaba en el plafonier. Por lo menos desde tertulia daba esa sensación y se oía lindísimo. Alguien puede confirmarlo?

    Responder
    • de nada, Eduardo. Cuando comencé a ir al Colón, levantaba la vista y podía distinguir cambios de luces muy suaves cuando había efectos sonoros desde la araña central. Después dejé de prestar atención a lo que para mí había sido una novedad maravillosa. El martes pasado di por sentado que la voz del halcón venía del hueco del plafonier, si el domingo vuelvo prestaré atención visual otra vez. Saludos.

      Responder
  3. Se usó amplificación, seguro, en el órgano electrónico (el Colón no tiene otro) y en las voces e instrumentos fuera de escena. Y como siempre, desbalnceados con el resto. Estaban demasiado fuertes pero ese no es un problema nuevo en el Colón. Cada vez que hay voces desde la cúpula u órgano electrónico suena como para matar a alguien. Yo no escuché (pero puedo equivocarme) que estuvieran amplificadas las voces solistas. En cuanto a los acoples fueron, en rigor, distorsiones (y un acople) y, según creo, tienen que ver con que el equipamiento del Colón en esa materia (parlantes, sobre todo), igual que el San Martín, que en la música de las obras del Ballet Contemporáneo suena espantoso, ha quedado totalmemnte obsoleto ya que no tiene ninguna actualización desde hace años. Saludos.

    Responder
  4. La obra de Xenakis que lleva amplificación lo hace por pedido expreso de la partitura. Es para barítono amplificado. No sabía lo de la actualización del equipamiento de audio, habría que ver qué compraron. En principio, suena mal. No sé lo suficiente del tema como para determinar por qué motivo. Creo que, en efecto, la acústica se dañó, ya que, como alguna vez escribí, el sonido de las voces pierde mucho cuerpo no bien los cantantes se alejan del proscenio. Pero la amplificación de cúpula y órgano se utlizó siempre (el órgano es electrónico así que no hay más remedio). Y siempre se los amñificó mal. En cuanto a las voces fuera de escena, una cosa es cuando deben sonar “a lo lejos” y cuando no y, por razones de régie, se los ha puesto fuera de escena. Habría que analizar cada caso. Saludos

    Responder
    • Ais de Xenakis llevó, como bien lo indica Fischerman, amplificación, la cual estaba bastante bien en el registro de falsete pero inaudible en el registro de barítono, que sonó siempre tapado por la orquesta.
      Las voces protagónicas en Fr-o-sch no están amplificadas, lo que está fuera de escena sí, y desprolijamente.
      Creo que no tiene que ver con la acústica si no con un mal uso de los elementos que se usan , lo cual hoy en pleno S XXI, y en el teatro más importante del país es imperdonable.
      Me parece que , sabiendo que no hay mejor consola que el aire , y que en ese sentido el aire contenido dentro de la sala del Colón es muy valorado por eminencias del arte, el trabajo de ingeniería necesario para modificar las emisiones de voces o instrumentos en este tipo de espectáculos debería ser mucho más cuidadoso.

      Responder
    • Aprovecho para preguntar a los que saben: Eonta está escrita para tres trombones , dos trompetas y piano.En la versión de anoche en escena aparecían dos tptas y un trb extras; si bien cuando se desplazaban , lo hacían solo cinco. En los créditos del programa , tampoco aparecían.
      ¿ Por qué las modificaciones a la obra?

      Responder
  5. Estimados Sres. No hay que ser un erudito ni un meloma para darse cuenta que ahora el colon amplifica el sonido(SALVO QUE TENGA UN TOSCANO EN LA OREJA). Si alguien vio el “Colon Ring” no puede dejar de comentar que la orquesta sonaba TAN FUERTE sobre todo la tuba wagneriana, que ME TUVE QUE TAPAR LOS OIDOS DE LO FUERTE QUE SONABA, YA QUE ME HACIA DOLER LOS OIDOS. NUNCA ANTES PASO ESTO.
    AHORA EL COLON ES COMO EL MET DE NEW YORK ! SE LOS ASEGURO. CUANDO VINO DEBORA VOIGT A CANTAR LA KRISOTEMIS DE LA ELEKTRA LA VOZ ADEMAS DE TRAGADA APENAS SE OIA….O SEA UNA VOZ CHICA. LA ESCUCHE EN EL MET EN EL HOLANDES ERRANTE Y ERA UNA CAÑONAZO esa vocecita….QUE CURIOSO…NO????
    Esta noche para la Frau me llevare tapones para los oidos por las dudas.
    Saludos de SORDOMAN

    Responder
  6. Estoy comentando casi un año después de la primera entrada, pero como lo leo yo, probablemente lean otros. Yo tampoco soy experta. Trabajo desde hace muchos años en la parte escénica del teatro y conozco muchas cosas del quehacer cotidiano. Todos los días se conoce a alguien que trabaja y comienzan los comentarios de tal o cual cosa. Estamos en este teatro porque hacemos lo que queremos. De allí la curiosidad.
    Compañeros de sonido, me contaban que los parlantes deben tener un diseño que vaya de acuerdo a la gama de frecuencias que va a reproducir. En el caso de la amplificación del órgano, los parlantes son muy chicos, desde que se dejaron de usar los parlantes amplificadores de graves (hoy se les llamarían subwoofers) que estaban en la boca del escenario. Esta solución era la única que se podía utilizar sin riesgos, ya que era el único lugar del teatro que podía amplificar las frecuencias graves sin causar daños estructurales en las decoraciones del teatro (decoraciones de madera, yeso y patinados, como los del techo de la sala, que son los que fueron restaurados, dado a que la amplificación indebida las había hecho vibrar fuertemente, rompiéndolas). Se propuso la colocación de parlantes en el foso, pero los músicos se negaron, aduciendo -como es natural- que éstas les producirían daños a su propia audición. La colocación en los palcos “de viudas” tampoco daban buen resultado. La lástima es que los parlantes que se compraron son buenísimos -lo mismo que el equipo para grabar, que se encuentra a la izquierda del escenario- pero como se dejó de amplificar la zona grave de todo lo que se usa con micrófono, el sonido final queda muy deslucido. Y aquí tengo que hacer una salvedad con respecto a la acústica. Toda la vida se amplificó en el teatro. De hecho, estos parlantes que sonaban desde la boca del escenario, eran realmente excelentes: de allí que no se notaran las amplificaciones. Los micrófonos que se usaban eran los que colgaban del techo. Si se necesitaba amplificar a los cantantes, se colgaban rectos (cayendo sobre el proscenio). Y si los cantantes eran lo suficientemente “sonoros” se colgaban sobre la orquesta, es decir, un poco más sobresaliendo hacia el público.
    Con respecto a La Mujer Sin Sombra, los que estaban amplificados eran el órgano (que tiene los mismos registros que el órgano Cavaillè-Coll de Saint Sulpice de Paris) y el coro (particularmente, el coro de niños). Hay que pensar que el coro -de 120 integrantes en sus mejores tiempos- pasó a tener menos de 90, ya que no se convoca a concurso para renovar los puestos que quedaron libres desde la jubilación de su personal más antiguo.
    A Edu, le cuento que la orquesta de Wagner sonaba fuerte en el Colon-Ring (un adefesio creado por la familia Wagner para cobrar derechos sobre una obra “nueva”, que espero no se repita) porque tenía más de 120 músicos. Otra cosa que me comentaba un colega de la orquesta: el foso de Bayreuth tiene unas compuertas que controlan el sonido. Buscando el nombre, encontré este artículo en el que se ve bien cómo funcionan: http://cabradigital.net/?act=articulo&c=01&e=16&id=20130107123747. El foso del teatro está hecho “a la italiana” lo que quiere decir que al menos tres quintos de los instrumentos están “afuera”. Por eso se escucha tan fuerte a la orquesta: porque operando una orquesta original con un foso a la italiana, el sonido -lejos de ser compacto y moderado, como en Bayreuth- es menos compacto y demasiado fuerte. El mismo Karl Böhm sugería a algunos teatros el uso de este tipo de compuertas móviles para interpretar Wagner como corresponde.

    Responder

Responder a Gustavo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s