Spam, una ópera hablada – 10.10.2013 – lanacion.com

lanacion.com | Espectáculos | Jueves 10 de octubre de 2013 | Publicado en edición impresa
Rafael Spregelburd
Spam, una ópera hablada
El actor y dramaturgo habla sobre la obra que estrenó en Alemania y que, con una nueva puesta, llega al CETC, en el marco del FIBA
Por Alejandro Lingenti | Para LA NACION
“Una ópera hablada, ambientada en un mundo gobernado por lo virtual, hecha de retazos pop”, así define Rafael Spregelburd su nueva obra, Spam , que se estrena hoy, a las 20.30, en el Centro Experimental del Teatro Colón, y tendrá funciones, en el marco del FIBA, los días 12 (a las 20.30), 13 (a las 17) y 18 (a las 20.30) del actual.

En esta “fantasía apocalíptica con fondo de fin de fiesta” también hay, según este actor, dramaturgo y director argentino, “insólitos paisajes musicales y resabios de hits mal aprendidos”, a cargo de su socio Zypce, músico que ya lo acompañó en Apátrida , estrenada en 2011 y aún en cartel en El Extranjero (Valentín Gómez 3378). “El origen de Spam es bastante bizarro -cuenta Spregelburd-. Quería volver al formato de ópera hablada, que había investigado en Apátrida y que es una anomalía dentro de mi producción. Allí trabajé sobre la reescritura de la retórica decimonónica, y ahora quise ver qué pasaba con un texto original y contemporáneo. La estrené en Nápoles y Turín, y ahora armé una puesta completamente distinta para estrenar acá. Estamos otra vez Zypce y yo en escena, y la idea es usar la actual crisis económica como telón de fondo de una historia en la que se cruzan aventuras dignas de James Bond, traductores de Google, mafias pseudochinas en la isla de Malta, métodos dudosos para alargar el pene y falsos documentales suizos bajo el agua. Es como una cruza entre Shakespeare y El Rey León , una reflexión sobre el tiempo, algo en lo que vengo trabajando en los últimos años, y posiblemente mi obra más triste.”

-¿Qué te interesa de este formato de ópera hablada?

-En todas mis obras abunda la situación, a diferencia de trabajos más retóricos o poéticos. Siempre incluyo una cantidad de peripecias complejas y superpuestas que hacen que mis obras duren tres horas. Sigo interesado en la idea de la complejidad narrativa, pero a veces el teatro independiente no tiene los recursos necesarios. Tengo una obra terminada, La terquedad, para la que necesito un circuito escenográfico que ningún teatro independiente puede ofrecerme. Eso me deprime y me subleva. Un tipo de respuesta es hacer obras como Apátrida y Spam . Al margen de la representación, en teatro las cosas pueden ser dichas si la intensidad de lo que uno quiere narrar es la deseada. En la ópera se puede reproducir la intensidad que necesito, aunque la situación no sea representada.

-¿Tenés dificultades para producir tus obras en Buenos Aires?

-Se complica bastante. En Alemania, cada ciudad tiene cuatro o cinco teatros oficiales, y se les da trabajo a los artistas que consideran valiosos. Eso promueve una continuidad muy estimulante. Acá nadie te reclama obras nuevas para la próxima temporada. No hay curaduría en el teatro oficial, se elige a dedo. He presentado trabajos en el Cervantes y el San Martín y ni siquiera se han dignado levantar el teléfono para decirme que no les interesan. ¿Hasta cuándo vamos a enarbolar la pobreza de recursos como bandera? Los teatros oficiales de Francia, España y Alemania, que defienden estéticas muy distintas, producen mis obras y los de acá no. Algo extraño está pasando. Lo que ocurre con el teatro porteño es único en el mundo: se produce mucho, hay una gran multiplicidad de voces, pero no hay eco en las instituciones.

-¿Notás una particularidad en las obras que ves, o mandan las modas?

-En teatro pasa lo mismo que en las artes plásticas: por más experimental que vos quieras ser, en las escuelas te van a enseñar a trasladar la figura humana al plano. Incluso en la música, que es más inmaterial, siempre hay un abecedario, una base conocida que te permite después aplicar tu individualidad. En el teatro, los períodos de narratividad y no narratividad, representación y no representación, de parecido o distancia con la realidad se van mordiendo la cola, es algo cíclico. Cuando yo era joven, se puso de moda el teatro de la imagen. Fue una brisa que duró dos primaveras, y hoy si alguien mueve una tela en un escenario nadie lo soporta porque se le vuela la caspa. Buenos Aires es una ciudad bastante atada a las modas, pero siempre hay que tratar de desconocer lo moderno, como dice mi maestro, Ricardo Bartís. No hay que adherir a las modas, que siempre tienen los días contados.

Con la mirada puesta en la pantalla grande

Spregelburg piensa llevar al cine su nueva obra

Además de su profusa obra como dramaturgo y director teatral (sus obras han sido traducidas al inglés, alemán, francés, italiano, portugués, polaco, checo, ruso, griego, turco y sueco), Spregelburd tiene una carrera como actor de cine que ha crecido mucho en los últimos años. Ha participado en películas como El hombre de al lado, Cornelia frente al espejo, Música en espera, Días de vinilo, La ronda y El crítico (de inminente estreno). Ahora lo acaban de convocar para una película de zombies española que lo tiene muy entusiasmado. Y para un futuro no muy lejano, planea debutar como director. “Hace años que laburo en cine, pero recién ahora empecé a fantasear con eso -explica-. Sería una adaptación de Spam, aprovechando que en la historia de la obra hay mafias, tiros, persecuciones en autos? Vamos a ver cuándo me hago el tiempo para hacerlo. Por lo pronto, después de lo del FIBA, Spam se estrenará en abril del año que viene en El Extranjero.”.

Un artista que enfrenta las modas. Foto: Diego Spivacow/ AFV

Spam, una ópera hablada – 10.10.2013 – lanacion.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s