Música escrita en finés – 16.10.2013 – lanacion.com

lanacion.com | Espectáculos | Miércoles 16 de octubre de 2013 | Publicado en edición impresa
Clásica
Música escrita en finés
Por Jorge Aráoz Badí | Para LA NACION
En su obertura Manfredo , Robert Schumann ratifica, una vez más, que el genio tiene derecho a perturbar todas las ideas establecidas. Inspirada en el poema de Byron que narra las angustias de un hombre y sus dudas sobre el suicidio, Schumann, con su enfermedad ya bien avanzada, deja de lado muchos modelos de percepción musicales y se entrega a un recorrido de la vida interior, tal vez la suya.

Okko Kamu, director de la sinfónica Finland Lahti, que el viernes tuvo su presentación en el Teatro Colón para el Mozarteum Argentino, adhirió a esta visión, y su Manfredo apareció como cubierto por un delgadísimo velo que asordinó cualquier posibilidad de brillo superficial, para conseguir una imagen secreta, un diálogo íntimo y sereno con gran carga de intensidad.

Fue un comienzo prometedor porque mostró a un director pensante, notoriamente vacunado contra los amaneramientos. Los destellos vinieron enseguida con el Primer c oncierto para violín y orquesta de Max Bruch, sus expansiones sentimentales y su inexpugnable sabiduría instrumental y constructiva.

Asimismo, disfrutó de una solista capaz de lograr un sonido de óptima calidad. Sus cantábiles tuvieron gran nobleza y los pasajes apasionados, de los que está repleta esta obra, no mostraron un solo pico de exageración. Además de seducir al público porque es una mujer joven y hermosa, puso en evidencia un mecanismo muy avanzado y sus posibilidades de lograr las variedades de color que exige Bruch, como para poner a prueba la flexibilidad y el buen gusto de los intérpretes. Con su triunfo, cosechó la mayor abundancia y el fervor de los aplausos.

El programa concluyó con la Quinta s infonía de Jean Sibelius, un compositor del que los sinfónicos de la ciudad de Lahti aparecen como sus más distinguidos especialistas. Se trata de una obra llena de inquietudes para oyentes y músicos. Sus tres movimientos en realidad son muchos más, los finales de cada uno no parecen conclusiones, su raudal de ideas, sus originales recursos orquestales, sus alternaciones de tiempos, sus irregularidades rítmicas, su lenguaje, suenan por momentos bien extraños y unas pocas veces, hasta oscuros.

Podría sonar como cuando un latino escucha hablar en finés. En realidad, es una obra escrita en finés, tal como una obra de Mijaíl Glinka está escrita en ruso. Obtener de todo esto un producto unitario, accesible y poético fue el principal mérito de esta espléndida orquesta. Y, sobre todo, de un director que, evidentemente, impuso la imagen dejada en el público argentino por esta sinfónica, una imagen caracterizada por la verdad, la excelencia, la elegancia y la sobriedad.

La orquesta sinfónica finlandesa dirigida por la batuta de Okko Kamu.
Orquesta finland lahti symphony / Director: Okko Kamu/ Solista: Elina Vähälä/ Programa: obras de Robert Schuman, Max Bruch y Jean Sibelius/ Organiza: Mozarteum Argentino/ Sala: Teatro Colón.
Nuestra opinión: excelente
Música escrita en finés – 16.10.2013 – lanacion.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s