A veces el público sale perdiendo – 26.10.2013 – lanacion.com

lanacion.com | Espectáculos | Sábado 26 de octubre de 2013 | Publicado en edición impresa
Teatro
A veces el público sale perdiendo
Por Alejandro Cruz | LA NACION
Desde hace un tiempo, en muchos teatros y centros culturales de la ciudad de Buenos Aires la primera persona con la que uno se encuentra al entrar a estos espacios es un uniformado de la empresa de seguridad privada contratada por los que administran el lugar. Algo está mal. Silenciosamente se está produciendo un sutil (y radical) cambio en ciertos usos y costumbres que modifica de manera sutil (y radical) esa experiencia ligera, social, desprovista de temores y casi ingenua que se vive cuando se está ingresando en un ámbito cultural.

Es que más allá de la buena voluntad que pudiera o no tener, esa persona de uniforme no está ahí para atender al público ni tiene por qué estar interesada en el espectáculo que está por comenzar y saber sobre él. No está ahí para orientar al espectador, para contenerlo, para ayudarlo. No sabe de eso. No es su rol.

Sin embargo, está detrás de ese mostrador porque alguien, quizá bajo el argumento de reducir los costos operativos de la sala, decidió que el personal de sala e informes podía ser reemplazado por aquellos que están dedicados a la seguridad de esos espacios. Inevitablemente, esto tiene sus costos. Hay cargas simbólicas en juego y hay un servicio al espectador que se pierde, que se deja en mano de gente no formada para cumplir esa función. Este fenómeno se está dando cada vez en más espacios privados. Claro que es más problemático cuando esta modalidad se instrumenta en salas estatales (si para muestra falta un botón, pruebe entrar a algunos centros culturales y vivirá la experiencia en primera persona).

A veces el público sale perdiendo – 26.10.2013 – lanacion.com

2 comentarios en “A veces el público sale perdiendo – 26.10.2013 – lanacion.com

  1. ES COHERENTE CON LA POLÍTICA MACRISTA, GENERAR MIEDO Y SALIR A PROTEGER, COMO LA MAFIA ,NO HAY NADA COMO EL MIEDO PARA DOMESTICAR A LOS PUEBLOS.

    Responder
  2. Excelente nota de Alejandro Cruz. Entrar hoy al Teatro Colón es muy incómodo. Apenas se ingresa, el espectador se encuentra entre personas con Woki toki y gesto severo. Esto no tiene ningún encanto. Y no se argumente que es por las seguridad de las personas o del patrimonio, pues si bien es necesario en estos tiempos tomar recaudos para asegurarla, se podría hacer de otra manera.

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s