Balance de una temporada discreta – 27.12.2013 – lanacion.com

lanacion.com | Espectáculos | Viernes 27 de diciembre de 2013 | Publicado en edición impresa
Platea infantil
Balance de una temporada discreta
Por Juan Garff | LA NACION
La del teatro de los chicos fue una temporada sin grandes hitos. Tal vez sí, un momento de transición hacia un nuevo mapa de la cartelera infantil. En la calle Corrientes ya no resulta fácil imponer un éxito rápido en vacaciones de invierno con algunos nombres de cartel o la recreación de un dibujo animado. Pero tampoco aparecen obras teatrales originales que tomen su lugar.

El éxito de Violetta se extendió al teatro, es cierto, pero es un caso singular, más que nada musical, al que sólo acompañó, a cierta distancia, Topa en Junior Express . Completó la trilogía del éxito vinculada a la productora de sueños del viejo Walt el show de Disney on Ice . Más allá de estas puestas en escena emergentes de una fabulosa maquinaria multimedia sólo se destacó por su repercusión de público la cantante Adriana Szusterman con su show Cajitas de sorpresas .

Hubo sí eventos masivos y de calidad fuera del circuito comercial. Por un lado, El asombroso musical de Zamba con San Martín , en una notable puesta con recursos audiovisuales de Leandro Panetta, en Tecnópolis, también surgida de la pantalla, en este caso la del canal infantil PakaPaka. Por el otro, las funciones de ballet de Alicia en el país de las maravillas, en el Teatro Colón, que hacen pensar en lo maravilloso que sería retomar la idea de una temporada regular dedicada a los chicos en el gran teatro lírico.

En las salas comerciales de Corrientes, en tanto, sólo se impone -más allá de los casos antes mencionados- durante unos pocos fines de semana al año el show de un grande de los chicos como Luis María Pescetti. Pero las obras de teatro que intentan hacer temporada corren serio riesgo. Fue el caso de Tanguito mío, en el Maipo, un logrado musical de Gastón Marioni, que arrasó con los Premios Hugo destinados al teatro infantil, pero no tuvo la repercusión de público que requiere la sala.

Despunta, en cambio, un creciente movimiento de teatro independiente con aspiraciones de calidad en los barrios, más cerca de los chicos. A la labor pionera de La Galera Encantada, que celebró 35 años de trayectoria en su sala en Palermo, se le suma el polo de teatros de Abasto, que suelen nuclearse con una programación que marca tendencia en el Festival para Gente Chica: El Tinglado, El Cubo, Ciudad Cultural Konex, Sala Beckett y varios más. En una de ellas pudo verse la interesante Laika, no te escondas, de Fabián Martínez Siccardi, con dirección de Norberto Lachivita. Más recientemente, también se afirma un circuito en Boedo y Caballito (Pan y Arte, El Popular, Hasta Trilce, El Garrick, El Extranjero, Club de Trapecistas), en tanto que hacia el Norte, La Nube hace punta junto a La Galera.


Tanguito mío fue uno de los mejores títulos, en el Maipo.
Balance de una temporada discreta – 27.12.2013 – lanacion.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s