Las sonatas de Brahms, hito del romanticismo, a piano y clarinete – Télam

Télam – Agencia Nacional de Noticias 17.02.2014
música clásica
Las sonatas de Brahms, hito del romanticismo, a piano y clarinete
El clarinetista Carlos Fernández y el pianista Eduardo Páez editaron el disco «Brahms Clarinet Sonatas», con obras del alemán Johannes Brahms, que condensan la estética del romanticismo y que, según los propios intérpretes, exprensan «una cima de la música de cámara».
«La escritura de estas obras constituye una especie de síntesis y depuración final del arte de Brahms. Una cima de la música de cámara donde no hay adorno, todo es estructural y donde ambos instrumentos despliegan toda su potencialidad», explicó a Télam Fernández, clarinetista de la Orquesta Estable del Teatro Colón y exintegrante de la Sinfónica Nacional.

Fernández trabaja junto al pianista Páez la austeridad de formas y las simetrías de Brahms, cuyo equilibrio lo ubicó entre los más tradicionales (y clásicos) músicos del movimiento romántico.
El disco comprende la Sonata Nro 1 en Fa menor y la Sonata Nro. 2 en Mi bemol mayor, creadas por Brahms cuando ya había anunciado su retiro de la actividad como compositor y a partir de las ideas que le deparó el contacto con un clarinetista contemporáneo, el alemán Richard Muhlfeld.
A partir del lanzamiento del disco, Télam dialogó con Fernández sobre el valor de las obras de Brahams.
-¿Qué lugar ocupan estas obras entre la literatura especialmente arreglada para clarinete y cuál es su apreciación en particular sobre el perfil de estas piezas?
-Las dos Sonatas para clarinete y piano, el Trío para clarinete, violoncello y piano y el supremo Quinteto para clarinete y cuarteto de cuerdas de Brahms son, sin temor a equivocarme, las mejores y más representativas obras del romanticismo compuestas para el clarinete.
Ha sido un enorme placer poder grabar estas dos bellísimas Sonatas con mi amigo, el pianista Eduardo Páez, y si bien la grabación en sí misma representa un trabajo, la gratificación una vez finalizada es inmensa.
-En el mismo sentido, ¿Qué lugar representan estas piezas dentro de las composiciones de la etapa madura de Brahms?
-Seguramente un gran impulso artístico y personal. Brahms ya estaba prácticamente retirado de la composición cuando escuchó tocar al clarinetista Richard Mülhfeld, quien evidentemente deslumbró al gran compositor y generó la creación de estas dos obras que él mismo estrenó al piano con el clarinetista a fines del siglo XIX.
La escritura de estas obras constituye una especie de síntesis y depuración final del arte de Brahms. Una cima de la música de cámara donde no hay adorno, todo es estructural y donde ambos instrumentos despliegan toda su potencialidad.
El disco «Brahms Clarinet Sonatas», que está disponible en Casa Piscitelli (San Martín 450), será presentado con un ciclo de conciertos en vivo, todavía no definido.
«La música es hermosa, pero al mismo tiempo es un arte efímero. Un escultor, pintor o escritor puede conservar su trabajo. En cambio, nosotros tocamos muchas veces buenos conciertos y nada queda después de la ultima nota, todo se evapora, sólo permanece un grato recuerdo en la memoria de los presentes por algún tiempo. Esa es quizás la mayor razón de este disco», concluyó Fernández

Las sonatas de Brahms, hito del romanticismo, a piano y clarinete – Télam – Agencia Nacional de Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s