El atractivo del virtuosismo – 20.05.2014 – lanacion.com

lanacion.com | Espectáculos | Martes 20 de mayo de 2014 | Publicado en edición impresa
Ballet
El atractivo del virtuosismo
Por Néstor Tirri | Para LA NACION
La travesía de la nave pirata con que se inicia la obra es el gran acierto visual de esta versión de El corsario que la canadiense Anna-Marie Holmes urdió para el ABT como revisión de la de Constantin Serguéiev, y que fue incorporada al repertorio del Ballet del Teatro Colón tres años atrás, con Paloma Herrera como étoile invitada. Herrera interpretó a Medora, bella princesa convertida en esclava por improbables villanos «musulmanes» y que, como la Helena homérica, se erige en manzana de la discordia. Un litigio prolongado, en el que el temerario Conrad encarna al héroe redentor, movido por su amor a la esclava.

En esta reposición, Federico Fernández ha asumido el rol en todas las funciones, mientras que Medora luce en la inobjetable experiencia de Karina Olmedo en el elenco principal (alternará con Nadia Muzyca y Carla Vincelli). Lidia Segni, directora de la compañía oficial, tomó a su cargo la reposición de las propuestas de Holmes, que en su horizonte más remoto apela a las líneas generales de la última de las cinco revisiones (de 1899) que Petipa practicó sobre el libreto original, vagamente inspirado en un poema de Lord Byron. El resultado es más que satisfactorio.

Este ballet pasó por muchas manos y se fue transformando con materiales adicionales que, sin embargo, no vulneraron una cierta lógica interna que subyace a la pieza, una conciliación romántica entre la inspiración de Byron y un espíritu aventurero, menos sublime, a lo Walter Scott, que la escena ayuda a plasmar. Esa mezcla de lirismo y acción favorece el sesgo escénico-espectacular de la propuesta, en especial la que se repuso en el Colón, que hace olvidar lo insustancial del pastiche musical que le da base: a la partitura inicial de Adolphe Adam «aportaron» no menos de diez compositores (Delibes, Drigo, Pugni y hasta el muy requerido Minkus), un andarivel al que, no obstante, el maestro chileno José Luis Domínguez condujo con soltura.

El persistente interés de los balletómanos por una obra como ésta, de sustancia liviana y varias veces emparchada, reside en los desafíos técnicos de una concepción paradigmática para la danza: algunos de sus pasajes son antológicos en términos de su coreografía. El pas d’esclave del primer acto, por ejemplo, deja espacio a otra esclava importante, Gulnara, bailada por una impecable Natalia Pelayo, y el marchand de esclavas, Lankedem, otra creación del imbatible Vagram Ambartsoumian quien, al ofertar su «mercancía» al Pashá, sintoniza con su compañera en infrecuente armonía energética.

Como en los pezzi di bravura de algunas óperas, el público espera los virtuosismos del siempre atractivo pas de trois del segundo acto, en la cueva de los piratas, en el que se miden Medora, Conrad y el fiel esclavo Alí, corporizado por un diestro Edgardo Trabalón (muy aplaudido). Es el célebre pasaje que, transformado en pas de deux, integra como bloque autónomo cuanta «gala» se arme por ahí por su profusión de destrezas, sean fouetés o manèges. No falta el humor: en la visión caricaturesca de los exóticos malos se luce, como siempre, el Pashá jugado por Marcelo Antelo.

La pareja central de Fernández-Olmedo «respira», en no pocos pasajes, una ostensible empatía. Y, también, rendimiento: el dúo previo a la trampa de la flor con somnífero, amén de su lirismo, incluye portés con riesgosas figuras coreográficas y maniobras que desafían la firmeza de partenaire de Fernández y la admirable adaptabilidad corporal de Olmedo. La célebre escena del naufragio cierra una performance en la que el Ballet del Colón afirma su rendimiento grupal y un dinámico sentido del espectáculo..

El Corsario / Coreografía: Anna-Marie Holmes, sobre Petipa-Serguéiev / Música: Adam-Pugni-Drigo-Delibes / Dirección musical: José Luis Domínguez / Escenografía: Christian Prego / Iluminación: Roberto Oswald / Vestuario: Aníbal Lápiz / Dirección: Lidia Segni / Teatro colón / Funciones: hasta el sábado, a las 20.30 / Nuestra opinión: muy buena

El atractivo del virtuosismo – 20.05.2014 – lanacion.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s