Clarin.com | Un artista de la vieja escuela

Clarin.com | Extra Show | Edición Impresa |  31/05/14
Un artista de la vieja escuela
El pianista francés actuó también como director en el abono de la Filarmónica.
Philippe Entremont volvió a Buenos Aires en su doble carácter de pianista y director, esta vez invitado por el Colón para el ciclo de abono de la Filarmónica, y el venerable maestro octogenario ofreció un programa de no pocas exigencias, que abrió con la obertura de La flauta mágica y el Concierto N° 20 en re menor de Mozart, para cerrar con la Sinfonía N° 5 de Prokofiev.

Nacido en Francia en 1934, Philippe Entremont es un músico de la vieja escuela, pero no sólo en sentido cronológico sino también ideológico; un músico ajeno a toda idea de especialización, y con el talento suficiente como para recorrer con brillo un amplio repertorio pianístico y ejercer una decorosa dirección orquestal.

Su interpretación de la obertura de La flauta mágica fue por completo inobjetable. La pieza sonó equilibrada, finamente contrastada, y la orquesta respondió admirablemente. Para la ejecución del Concierto en re menor, la cuerda no se redujo demasiado; solo unos pocos instrumentistas dejaron sus atriles. No era necesario una orquesta demasiado reducida, ya que el pianista Entremont parece hacer caso omiso de todo principio de ejecución historicista.

Pero de todas maneras no es poco lo que logra desde el punto de vista expresivo. Su sonido pianístico, que no ahorra el pedal de resonancia, puede ser identificado con la tradición romántica, pero el fraseo no necesariamente va en la misma dirección. El fraseo de Entremont tiene un poderoso encanto y una rara vitalidad; tal vez se trate de una vitalidad octogenaria, que evita superfluos gastos de energía y sabe tomar el camino más corto.

Podría decirse que su Mozart no fue demasiado purista (y en absoluto “actualizado”) desde el punto de vista del sonido y del estilo, pero tuvo una innegable intensidad expresiva y un vivaz y aceitadísimo intercambio con la orquesta.

La segunda mitad del programa no conservó el mismo interés. La Quinta sinfonía de Prokofiev se ofreció en una lectura prolija, pero en este caso el maestro Entremont permaneció un poco ajeno a los relieves y detalles.

Intercambio Orquesta y solista, en expresivo diálogo/GENTILEZA TEATRO COLON.IÁLOGO CON LA ORQUESTA

Intercambio Orquesta y solista, en expresivo diálogo/GENTILEZA TEATRO COLON.DIÁLOGO CON LA ORQUESTA

Un artista de la vieja escuela

Un comentario en “Clarin.com | Un artista de la vieja escuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s