Marcos Mundstock: “No pensamos en retirarnos, pero sabemos que estamos viejos”

Diario Publicable | Cultura • ENTREVISTA
Marcos Mundstock: “No pensamos en retirarnos, pero sabemos que estamos viejos”
Uno de los Les Luthiers habla sobre Viejos Hazmerreíres, la obra que presentan en el teatro Gran Rex; la situación actual del humor en nuestro país, el fenómeno de la viralización generado por Youtube y el día a día dentro del histórico grupo cómico.
Cristian Riccomagno @CRiccomagno // Viernes 18 de julio de 2014 |
“No me imagino sin Les Luthiers, sería raro”, confiesa Mundstock.
-¿Para qué sirven las antologías?
-Sirven porque Les Luthiers tiene un público que, gracias a Dios, espera nuestros espectáculos, nos lo pide y se los devora. La contra que tiene es que no son cosas nuevas, pero a su favor son números de lo mejor de toda nuestra historia. Entonces, si la idea es hacer un espectáculo para todos los que quieren vernos, una opción es hacer algo totalmente nuevo y la otra es ir al cofre de los tesoros para elegir lo mejor.

-¿Qué es lo que planean para el 9 de agosto en el Teatro Colón?

-No lo planeamos nosotros. Es un honor que nos invite Daniel Barenboim a intervenir con su orquesta de palestinos e israelíes. Vamos a tocar en “La Historia del Soldado”, de Stravisnky, y en “El Carnaval de Los Animales”, de Saint-Saëns. En la primera somos los relatores de la historia y en la segunda un poco de música. Después iremos tres semanas más al Gran Rex.

-Después de tantos años, ¿prefieren volver al pasado para hacer un racconto o seguir innovando?

-Por un lado es un poco de pereza, porque escribir y hacer todo nuevo es bastante trabajoso y cada vez nos cansa más. Nosotros ya estamos grandes, tenemos un sistema de trabajo muy intenso por el cual los números se escriben y se prueban pieza por pieza intercalada en espectáculo. En cambio, las que forman parte de Viejos Hazmerreíres ya están terminadas, probadas y fogueadas. Cada una de las piezas de las antologías, que las hicimos muchas veces con público, se han perfeccionado con el correr del tiempo. ¿Para qué matarnos haciendo cosas nuevas si tenemos material para hacer este espectáculo que la gente nos agradece muchísimo? Incluso, algunos se olvidan de haber visto distintos números y se asombran cuando se enteran que algunos tienen casi 10 años.

-¿Qué es lo que los lleva a apostar al vivo habiendo acceso a su material en internet, por ejemplo?
-Nosotros lo que sabemos hacer es teatro. Nos especializamos en ese medio, no apuntamos a la televisión, salvo alguna que otra participación en distintos programas, poruq no es nuestro fuerte. Youtube es una cierta novedad. Supongo que no todo el mundo tiene acceso fluido con esto y el fanático de Les Luthiers no se pasa el todo tiempo viendo en Internet videos nuestros. Lo que él espera es ir a vernos al teatro, es una ceremonia única o especial. Además, la gente se sigue riendo no solo por Internet, sino también cuando nos ven en vivo. Creo que el estar en internet para quienes nunca nos vieron, o para quienes nos han visto varias veces, les hace recordar viejos momentos y ayuda para que vuelvan cada vez que tenemos un espectáculo nuevo.

-¿Qué opinión le merece el humor que se desarrolla hoy en la Argentina?

-No es muy bueno. Lo que se ve en la tv es de baja calidad. Es raro ver alguna cosa ingeniosa en los sketches de Tinelli o algún que otro programa. Por ahí, Peter Capusotto tiene material un poco más bueno, aunque personalmente algunas me gustan otras no. En otra época, había programas de humor con personajes y elementos que eran más trabajados, más refinados. Sin embargo, hay humoristas argentinos muy buenos que mantienen calidad, originalidad e ingeniosidad.

-¿Qué tipo de humor prefiere: Marcelo Tinelli, Jorge Corona o Woody Allen?

-Tinelli y Corona son distintos. A Marcelo lo respeto porque ha logrado inventar algo que engancha a muchos y dentro de eso, una cuarta parte del humor que se hace en el programa es muy buena y otra es de relieve. Pero Woody Allen es uno de mis preferidos.

-¿Tienen planeado retirarse?

-No, pero tampoco somos tontos. Sabemos que ya pasamos los 70, que estamos grandes y que en algún momento no vamos a poder seguir.

-¿Piensan en hacer un grupo paralelo o una especie de escuela para que el día de mañana haya reemplazante?

-Sí, muchas veces. Pero sería muy trabajoso. Lo nuestro es original para lo bueno y para lo malo. Es difícil buscar cinco tipos que junten las mismas características que nosotros y probablemente haya muchos músicos y humoristas talentosos, pero van a ser originales, justamente, por ser distinto a nosotros.

-¿Cómo se imagina una vida sin Les Luthiers?

-No sé. Si bien Les Luthiers es una gran familia, tengo muchas cosas acumuladas en mi vida que me gustaría hacer y no puedo por tener el tiempo ocupado en el grupo. Pero no me imagino sin Les Luthiers, sería raro.

-Teniendo en cuenta que ustedes mezclan, en sketches como “Dilema de amor”, cuestiones asociadas a dos sectores sociales distintos como música popular y filosofía, ¿piensa que se trata de un grupo popular?

-No, Les Luthiers se dirige a aquellos que saben que es la cumbia y que saben quiénes son Kierkegaard, Sartre, Barthes, entre otros. Necesitás estar en esa franja, porque si sólo te guste la cumbia, vas a preguntarte “de qué se ríen estos boludos” o a viceversa. El público influye mucho y por eso tenemos que hacer cosas que entiendan los que nos eligen.

Marcos Mundstock: “No pensamos en retirarnos, pero sabemos que estamos viejos”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s