Falstaff con buenos cantantes y pobre producción en el Teatro Colón

Opera, teatro, danza y cine… desde hoy
Falstaff con buenos cantantes y pobre producción en el Teatro Colón
     La versión de la genial comedia de Verdi contó con un equipo de cantantes extranjeros y nacionales notables a la vez que de una producción visual paupérrima también de ideas.
    El barítono Ambrogio Maestri de la misma manera que Rene Pape que nos visitó recientemente son, a nivel internacional, voces importantes y en plenitud. El italiano fue capaz de cubrir los requerimientos vocales del protagónico que no son pocos, con bella y extensa voz, al mismo tiempo que los musicales. Para los de actuación hubiese necesitado el contexto de una puesta en escena acorde con su excelencia, algo que afectó mayormente a todos librados a su pericia y experiencia.  

     Seguimos en el orden del extenso reparto, Fabián Veloz como Ford, no sólo que no fue eclipsado por Maestri sino que fue relevante en todo sentido, vocal, ahora también actoralmente, aspecto en el que revela también un crecimiento acorde.

Barbara Frittoli es una soprano que debuta en el Colón precedida por una carrera muy importante, agradable también como figura se destacó como Alice Ford de tal manera que hace deseable poder volver a verla próximamente.    

Paula Almerares reeditó sus virtudes como Nanetta, todavía juvenil la presencia y exquisito el canto y la musicalidad. 

Elisabetta Fiorillo volvió luego de su Ulrica del año pasado para servir a Quickly con poderoso registro grave y efectiva comicidad sin mayor refinamiento, el cual cuando falta se echa de menos en este Verdi tardío. (El recuerdo de la mexicana Oralia Domínguez permanece a pesar del tiempo transcurrido)

Emanuele D´Aguanno fue un efectivo Fenton, seguramente no imprescindible en relación con los posibles candidatos locales. 

Guadalupe Barrientos fue capaz de destacarse como Meg, al mismo tiempo y de acuerdo a sus condiciones y experiencia como comediante. 

Sergio Spina alcanzó a sobresalir como Cajus, lo mismo que Gustavo Gibert como Pistola, mientras que Gabriel Centeno como Bardolfo puede haberse visto afectado por la inconsistencia generalizada del director de escena Arturo Gama quien casi como excepción trabajó la figura del paje a cargo de Juan Carlos Fustinoni.   

     No comparto el aplauso tributado al director de orquesta Roberto Paternostro en el comienzo de la segunda parte, mucho menos después de haber escuchado la fuga final a la que le faltó claridad y le sobro volumen como en otros pasajes, ni hablar de refinamiento.

      Le hemos visto cosas mejores a Juan Carlos Greco a cargo de la escenografía e luminación, a pesar de que hubo algún efecto mágico de esta última en la escena de la taberna del Falstaff derrotado, por lo demás un marco pobre de ideas, desangelado. Párrafo aparte merece la encina a la derecha en la escena final por la incomodidad que nos produjo a los que estuvimos de ese lado de que nunca la corrieran. ¿Falta de medios y/ o de tiempo? este último no debería faltar con tan pocas producciones anuales…  (E.J.S.)

Falstaff con buenos cantantes y pobre producción en el Teatro Colón

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s