Trumpetland.com – Daniel Marcel Crespo

Trumpetland.com | Lunes, 6 de octubre de 2014 |
Entrevista a Daniel Marcel Crespo
Trompeta solista de la Orquesta Filarmónica del Teatro Colón de Buenos Aires (Argentina)
Daniel Marcel Crespo: «El resultado de una buena audición proviene de años de estudio y práctica orquestal»
CARRERA PROFESIONAL
¿Cómo le dio por tocar la trompeta, y cuándo se dio cuenta de que quería dedicarse a ella profesionalmente?
Yo me crié en una familia musical. Empecé con el piano y luego seguí con la guitarra. Más tarde me empezó a gustar la trompeta. Mi padre es trombonista y me dije: «Mejor no elegir el mismo instrumento»; él tampoco me obligó nunca a tocar el trombón, aunque seguro le habría gustado. Siempre quise ser músico. Como en la familia tenemos una tradición de bronces (mi padre trombonista, mi tío cornista) fue natural para mí elegir un bronce, y elegí la trompeta.

¿Dónde y con quién ha estudiado?
Empecé tarde, recién cumplidos los 16 años, así que no pasé por lo típico de un músico de bronce, que son las bandas. Cerca de mi ciudad estaba dando clases Bertram Schwarz, solista de la Ópera de Stuttgart. Con él y con el profesor de la banda de mi ciudad, Yoshi Arafune, empecé mis primeras notas. También mi padre me dio muy valiosas indicaciones, referidas sobre todo a la respiración y a la embocadura; creo que aprendí mucho de él. Al finalizar la secundaria me mudé por dos años a Krumbach, en Bavaria, donde tuve clases con el profesor Berthold Leicht en una escuela preparatoria única en su tipo, donde permanecí dos años totalmente dedicado a la música: teníamos todo el día piano, teoría, historia, dirección. Fue una buena preparación para lo que venía: la universidad. Ahí entre primero a Graz (Austria) con el profesor Uwe Köller, y luego de tres años de estudios intensivos continué mi carrera en la Universidad de Hamburgo (Alemania) con el profesor Matthias Höfs, en donde me gradué en el año 2009 con la mayor calificación posible.

¿Cuál fue su primer trabajo estable y cómo lo consiguió?
En Austria y Alemania tuve la suerte de poder tocar en orquestas como becario, invitado y contratado: en la Ópera de Hamburgo, Sinfónica de Hamburgo, Sinfónica de la SWR, Boston Symphony, Mahler Chamber Orchestra, entre otras. Una muy buena experiencia que me ayudó mucho en mi crecimiento como músico de orquesta fue la participación en la famosa Gustav Mahler Jugendorchester. Con ella abarcamos un gran repertorio con la suerte de tener a Gábor Tarkövi (solista de la Filarmónica de Berlín) como preparador de la fila de trompetas. El primer puesto estable lo conseguí por concurso en la Filarmónica del Teatro Colón (Buenos Aires, Argentina), en la cual estoy actualmente como solista.

¿Qué músicos, maestros, directores o trompetistas, le han aportado más?
La lista realmente es larga, y espero que no pare de aprender… Mucho me aportaron mis maestros Höfs, Köller, Tarkövi, entre otros. También Joe Alessi, Wynton Marsalis, Allen Vizzutti, Mark Gould, Hans Gansch, Erich Rinner, Hannes Läubin, Frits Damrow, Martin Angerer y tantos más.

TRABAJO DIARIO

¿Cuál es su rutina de estudio?
Con el tiempo me hice mi propio mix de rutina, con la que me siento muy cómodo. Creo que cada uno necesita una rutina hecha a su medida. Por eso no soy partidario de recomendar mi forma de estudio. Mi rutina tiene mucho Arban, sobre todo los primeros ejercicios; luego hago variaciones de esos ejercicios en doble y triple staccato, y de flexibilidad tengo un poco de Colin y mucho invento mío… ¡Y una escuela secreta (risas) la cual no puedo nombrar porque si no me van a hacer un juicio! Es alemana… es lo único que puedo decir, y no es pública, obviamente.

Al estar en muchas ocasiones de viaje (cursos, actuaciones y compromisos), ¿cómo lo hace para mantenerse en forma con el instrumento?
Aprovecho en todas las clases para tocar siempre con mis alumnos, eso mismo ya me deja en forma, ya que uno quiere mostrar bien un concierto o un extracto orquestal. Los viajes largos no son fáciles; por ejemplo, yo viajo mucho desde la Argentina a Alemania y realmente ahí sí necesito dos o tres días para acostumbrar el cuerpo y la mente para el desafío que implica un concierto. Me ayuda mucho la natación: me libera de tensiones y me mantiene físicamente bien, lo cual es muy importante para tocar bien un instrumento de bronce como la trompeta.

¿Qué importancia le da a los descansos durante una sesión de estudio?
Los descansos son tan importantes como la hora de estudio mismo. Los buenos hábitos que queremos incorporar a nuestra mente y cuerpo necesitan su tiempo y su rutina. En los descansos tenemos tiempo de repasar lo que aprendimos y lo incorporamos. Siempre es mejor pensar dos horas y estudiar una hora que al revés.

¿Cuál es su planteamiento a la hora de montar una nueva obra?
Busco grabaciones de famosos trompetistas que me gustan, luego miro qué función tiene la trompeta en esa obra, cuáles son los pasajes importantes, en dónde tiene melodías, llamadas, acompañamiento, que tipo de trompeta le conviene a la obra. Tenemos una gran riqueza de colores de trompetas… Y lo más importante: qué estilo es, de qué época es; siempre hay que respetar la música como lo más importante, y cada tipo de música tiene su propio swing.

ENSEÑANZA

¿Cuál es su filosofía con los alumnos?
Mi idea durante las clases es descubrir el talento de cada alumno, ya que cada uno es diferente y su fuerte también lo es: uno es mejor en orquesta, otro se desarrollará mejor como solista, para unos el estilo clásico será mejor, y para otros será el jazz el camino a seguir.

¿Considera importante estudiar y compaginar con otros campos como, por ejemplo, el jazz o la trompeta natural?
Lo considero importante pero una vez que el alumno completa la enseñanza clásica que yo le brindo. Con esta base, envío al alumno al maestro especialista en la materia.

A la hora de escoger una boquilla y una trompeta, ¿qué criterios hay que seguir?
Si bien la boquilla es un elemento totalmente personal, ya que depende de la conformación de los labios, dientes y mandíbulas de cada persona, lo cierto es que la música clásica requiere un tipo de boquilla más profunda que la utilizada en el jazz o en la música popular. Con respecto a la trompeta, hay marcas para profesionales que son muy reconocidas, porque lo que nosotros buscamos es una muy buena afinación y un buen sonido.
Por ejemplo, yo toco con trompetas Dowids, Thein, Yamaha, B&S.

¿Qué consejos le daría a un joven estudiante? ¿Y a un profesor?
A un joven estudiante le diría que no comience muy temprano sus estudios: más bien, que espere al cambio de dentadura para comenzar y luego tenga mucho tesón para cumplir sus sueños, porque toda carrera musical requiere mucho estudio y paciencia. Y a un profesor: que el feeling con el alumno es importante, porque éste permanecerá largos años a su lado.

ANSIEDAD ESCÉNICA

¿Alguna vez ha tenido una mala experiencia sobre el escenario?
Como todos los músicos, a veces tuve malas experiencias, pero poco a poco uno aprende a superarlas.

¿Cómo hay que tomarse las críticas?
Hay que aprender a separar la buena de la mala crítica y aprender de la primera.

Dicen que siempre se tiene algo de ansiedad escénica, que lo importante es controlarla. ¿Cómo la controla usted?
Estar sobre un escenario despierta gran cantidad de reacciones muy difíciles de controlar, ya que nuestra adrenalina nos actúa en contra: boca seca, temblores, falta de aire, miedo, todas reacciones normales de una persona frente al peligro.
Yo lo controlo con una adecuada respiración, lo que se logra con una buena base técnica, una muy buena preparación de la obra a ejecutar y poniendo la mente sólo en la música que estoy tocando en ese momento.

¿Algún consejo a la hora de preparar una audición?
El resultado de una buena audición proviene de años de estudio y práctica orquestal. No se puede preparar una audición en pocos meses, y así se lo inculco a mis alumnos.

GUSTOS MUSICALES

¿Qué tipo de música suele escuchar?
Todo tipo de música ‘de la buena’: clásica, jazz, pop, folklore, tango.

¿Con qué músico o época se identifica más?
No me identifico con un músico o época en particular: más bien tengo muchos referentes que me ayudaron en mi carrera musical. Desde el grupo de mi padre (German Brass) hasta los Beatles, todos han sido parte de mi camino.

¿Quién es su trompetista favorito?
Mis trompetistas favoritos son: Hans Gansch, Matthias Höfs, Gábor Tarkövi, Wynton Marsalis, Phil Smith, Reinhold Friedrich, Allen Vizzutti.

¿Cuál es su obra para trompeta preferida?
Si bien nuestro repertorio no es tan rico como el de otros instrumentos, debo destacar las transcripciones de los conciertos de oboe para trompeta, como Marcello, Albinoni, y también el concierto de Haydn. Aunque si me preguntan cuál es mi obra favorita, sin dudas el Camino a Jalisco, que escribió mi padre, se lleva todos los premios.

Muy personal
Edad: 34 años.
Ciudad de nacimiento: Bamberg/Lichtenfels (Alemania).
Un hobby: Golf, natación y tenis.
Una comida: Asado y sushi.
Una bebida: Vino y jugos.
Un libro: The Inner Game of Music (Barry Green).
Una película: El golpe (George Roy Hill) y Regreso al futuro (Robert Zemeckis).
Un lugar: Punta del Este (Uruguay).

Trumpetland.com – Daniel Marcel Crespo: «El resultado de una buena audición proviene de años de estudio y práctica orquestal»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s