Sobre una crisis ajena – 16.12.2014 – lanacion.com

lanacion.com | Espectáculos | Martes 16 de diciembre de 2014 | Publicado en edición impresa
Teatro
Sobre una crisis ajena
Por Alejandro Cruz | LA NACION
Trust es la última producción de la actual temporada del Centro de Experimentación del Teatro Colón (CETC). Se trata de un texto del alemán Falk Richter que, desde su estreno, en 2009, sigue dando vueltas por el mundo. En ese tránsito, llegó al sótano del Teatro Colón en un montaje coproducido junto al Instituto Goethe y la Bienal de Arte Joven.

La obra explora la influencia de la crisis financiera en las relaciones sociales. Y, básicamente, cómo esa situación afecta a la pareja del señor y la señora Kay. A priori, para los que vivimos en estas tierras movedizas, el tema es tan actual como atractivo. Sin embargo, por más que en algunos momentos los personajes hagan referencia al mundillo local, cuesta tender puentes, establecer vínculos, apropiarse de lo que dicen.

Sea por las características del mismo texto teatral, por el trabajo dramatúrgico y/o por el criterio de puesta a cargo de Pablo Maritano, el interés por esa reflexión escénica se va desdibujando. A poco de haber comenzado, Trust se transforma en una extensa sucesión de situaciones de poco peso, de escenas cuyas tensiones no crecen, de fragmentos que no acumulan, de lejanos enunciados de crisis de habitantes de lujo de un Primer Mundo y de resoluciones de puesta que se reiteran. En esta sucesión de hechos y narraciones, la crisis entre el señor Kay y su señora termina perdiendo interés en medio de la cantidad de personajes que desfilan por la pasarela central por donde se desplazan los ocho intérpretes.

Todo ellos, y esto hay que reconocerlo, tienen indiscutibles momentos de lucimiento. Todos responden a un código de actuación que requiere una enorme entrega. Ninguno se queda atrás. Se juegan. Van al frente. Así es como vendrán varios destellos de talento, de quiebres que se agradecen, de aire fresco, aunque haya actores de inobjetable talento desaprovechados (caso Walter Jakob). Ese mismo aire fresco lo aporta el trabajo musical de Santiago Blaum como algunos momentos de sincronización entre el vivo y las pantallas, pero son apenas chispazos, situaciones que se deshilachan porque el mismo material dramático ni su resolución escénica logra crear un código más sólido y potente. Sumado a eso, las dos horas de duración de la obra no le juegan a favor..

Foto: LA NACION

trust

Texto: Falk Richter. Puesta en escena: Pablo Maritaron. Composición y dirección musical: Santiago Blaum. Elenco: Walter Jakob, Alejandra Flores, Sofía Wilhelmi, Matías Pellegrini Sánchez, Eugenia Fuente, Cecilia Bassano, María Victoria Murray y Gonzalo Pastrana. Músicos: Adolfo Esteban Reynals, Francisco Daniel Torres Jorquera, Jansel Torres Albelo, Leonardo Abildgaard, Natacha Tello, Tatiana Hueman y Vanesa Quartieri. Diseño de escenografía: Eugenio Szwarcer. Diseño de iluminación: Betina Mabel Robles. Diseño de vestuario: María Emilia Tambutti. Diseño de coreografía: Ollantay Rojas. Sala: Teatro Colón. Funciones: hoy, a las 20.30, y el domingo, a las 17.

Nuestra opinión: Regular

Sobre una crisis ajena – 16.12.2014 – lanacion.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s