Opera Club | HAY FUTURO

Opera Club | sábado, 27 de diciembre de 2014
HAY FUTURO
Todos los fines de año, el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, como es tradicional en todas las buenas instituciones educativas artísticas, ofrece una muestra de sus alumnos, la que permite a los asistentes evaluar las actividades y la enseñanza que se recibe en las aulas. Algunos años atrás había que esperar a los últimos días del año para poder hacerlo en la sala principal. Después fue el turno del Teatro Margarita Xirgu, ahora usado por dependencias de Música y Danza del Ministerio de Cultura de la Nación.

Hoy, con la colaboración del Centro Cultural General San Martín, de quién ahora parece depender, es el Teatro 25 de Mayo de Villa Urquiza, quien los recibe. Ingresar a esa añeja sala, bien restaurada, con una excelente refrigeración y un mas que aceptable foso para la ubicación del Conjunto Orquestal, es un verdadero deleite para la concurrencia y predispone de la mejor manera para presenciar el espectáculo, que consistió en la presentación de 2 de las mas conocidas óperas breves del Italo-norteamericano  Gian Carlo Menotti: “El Teléfono” y “Amahl y los Visitantes Nocturnos”.

  La primera de las obras, muy breve (no excede los treinta minutos), puede mostrarse hoy mas vigente que nunca. La adicción al Teléfono, esa que en los lugares mas insólitos (Celular Mediante) hace que descubramos situaciones grotescas e impensadas. Jorge de Lassaletta, optó por una versión años cuarenta, con diva de teléfono blanco incluído, en donde el aparato telefónico quedó resaltado también como un protagonista mas, hasta convertirse en el tercero del triángulo. Constanza Díaz Falú, trazó a una maravillosa Lucy, desfachatada, pendiente de todo lo que le llega a través del aparato, sean chismes, insultos, amigos. Juan Feico fue el atribulado amante, desesperado por proponerle matrimonio a Lucy, con un tren casi al partir que debe abordar, que no consigue romper la dependencia de su amor por ese aparato y que finalmente logra su propósito, lógicamente, llamándola desde un público de la Estación ferroviaria. Vocalmente sobresalientes ambos, magníficos en lo actoral, acompañados  estupendamente por la Orquesta, a la que Juan Casasbellas le dio color y brillo.

  En “Amahl y los Visitantes Nocturnos”, juegan varias cosas un papel preponderante. La historia nos muestra a un Niño discapacitado en la que podría ser la actual Palestina, huérfano de Padre, que convive con su Madre en situación de miseria, el frío hace de las suyas, la comida se ha acabado, los enseres heredados debieron ser vendidos y hasta piensa en salir a mendigar. La sorpresiva aparición de los Tres Reyes Magos con rumbo a Belén, pidiendo alojamiento en la pobre casa, hará cambiar el curso de la historia y hará aparecer lo peor de la miseria, pero también lo mejor de la fé. De Lassaletta ofrece aquí también una puesta tradicional, acentuando el drama y logrando toda la fuerza de la esperanza, esa que cuando la madre intenta robarles el oro a los Reyes para dar mejores condiciones a su hijo, pelea con el paje incluida, se transforma en realidad con Amahl saliendo en defensa de su  madre y milagrosamente volviendo a caminar, para celebrar a Jesús y rogar a los Reyes ir con Ellos y adorar personalmente al artífice del milagro. La Partitura es bella, intensa, colorida y bravo a Juan Casasbellas, artífice de una bellísima concertación que tuvo los ingredientes que he descripto y de la preparación de un Coro de Alumnos excelente que cumple la función de ser los pastores que reciben a los reyes con alegría, ofrendándoles todo lo que tienen al alcance. A propósito, y visto todo ello, ¿no habría ya que volver a recrear el desaparecido coro del Instituto?. Habida cuenta de este resultado, la respuesta es ¡Sí!. Jorge Chamorro, integrante del Coro de Niños del Teatro Colón fue un desenvuelto protagonista. Mostró condiciones y un natural desenfado que lo hace actuar y cantar con frescura y soltura. Bravo entonces a Cesar Bustamante, Director del Coro de Niños, por la elección. Vanesa Aguado Benítez (Bien conocida por Ntros. de sus actuaciones en “Juventus Lyrica)” compuso de manera espectacular a la Madre, dando en el punto justo tanto en el drama como en los pequeños momentos de comedia,  y vocalmente lució muy cómoda en el rol.  Gastón Oliveira Weckesser (otro conocido del “Off Colón”) (Rey Gaspar), Luís Loaiza Isler (Rey Melchor) y Walter Sebastián Bartaburu (Rey Baltazar), se lucieron en sus roles. Magníficos en la comedia y solventes en el momento más álgido del drama. Un pequeño olvido de la letra por parte del primero, en nada desmerece su actuación. También fue muy solvente el desempeño de Augusto Nureña como el paje, al que le toco pasos de comedia y drama por igual, ya que su personaje desencadena lo último. Voz muy fresca y grato decir. Muy pintorescas y efectivas las danzas presentadas por los alumnos, diseñadas por Tatiana Feresenko e Igor Gopkalo. También se destacan la funcionalidad del dispositivo escenográfico y  una muy adecuada y funcional iluminación. Acertada también fue la selección del vestuario de época.  De Lassaletta acertó de manera rotunda en la puesta y el trabajo de todos logra emocionar al público que respondió con una merecida ovación a este muy buen producto presentado.  Todo este trabajo fue realizado por los alumnos de las cátedras de caracterización, canto, danza,  academia orquestal y dirección escénica y preparación musical de ópera. El resultado es excelente. El futuro está en muy buenas manos. Se repite el 13 y el 14 próximos (20 y 19 Hs., respectivamente). Ud., ¿Qué espera para ir?.

Donato Decina

Instituto Superior de Arte del Teatro Colón en el Teatro 25 de Mayo. Gian Carlo Menotti: “El Teléfono”, Protagonistas: Constanza Díaz Falú (Lucy), Juan Feico (Ben). “Amahl y los Visitantes Nocturnos”, Protagonistas: Jorge Chamorro (Amahl), Vanesa Aguado Benítez (Madre), Gastón Oliveira Weckesser (Rey Gaspar), Luís Loaiza Isler (Rey Melchor), Gustavo Sebastián Bartaburu (Rey Melchor), Augusto Nureña (Paje). Puesta en Escena: Jorge de Lassaletta, Diseño de Escenografia de Héctor Calmet, coordinado por Gerardo Pietrapetrosa, Diseño de Iluminación de Alfredo Morelli, Coordinación de Vestuario de Eduardo Caldirola. Coreografías de Tatiana Feresenko e Igor Gopkalo. Dirección de Orquesta y Coro: Juan Casasbellas. Participación de los alumnos de Canto, Danza, Caracterización,  Preparación Musical de Opera y la Academia Orquestal del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.  07/12/14.

Publicado por operaclub

Opera Club

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s