Historia del Teatro Colón – Wikipedia, la enciclopedia libre

Historia del Teatro Colón
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Commons-emblem-Under construction-green.svg

Uno o varios wikipedistas están trabajando actualmente en este artículo o sección.
Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Si quieres, puedes ayudar y editar, pero antes de realizar correcciones mayores contáctalos en sus páginas de discusión o en la página de discusión del artículo para poder coordinar la redacción.

El Teatro Colón inició sus actividades en 1857 en un edificio ubicado en la Plaza de Mayo, donde funcionó hasta 1888. El teatro se mudó entonces al edificio actual ubicado frente a la Plaza Lavalle, que tardó veinte años en ser construido hasta su inauguración en 1908.

En su historia se destaca la creación de los cuerpos artísticos como la Orquesta, el Coro y el Ballet en la década de 1920, ante la imposibilidad de contar siempre con elencos extranjeros completos. En 1931 se realiza la municipalización que, hasta entrada la Segunda Guerra Mundial, logró una de las etapas más estables y fructíferas del teatro. En 1946 el peronismo impulsó una política de apertura a la música popular y de mayor democratización del público habitual, que fue revertida luego de su derrocamiento en 1955 y nuevamente retomada cuando se recuperó la democracia en 1983.

En 1968 se proyectó la ampliación del Colón, que se construiría bajo tierra y a un costado del antiguo edificio, evitando así modificar su arquitectura. La obra significó la refacción y re-equipamiento de la sala, del escenario, de los camarines y de los talleres, y la construcción del anexo subterráneo bajo la plazoleta República del Vaticano (que fue transformada en un estacionamiento), donde funcionan más talleres, depósitos y salas de ensayo. En noviembre de 1989 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

En 2001 se inició un trabajo de restauración plena que se extendería hasta 2010, cuando fue reinaugurado el 24 de mayo en conmemoración del Bicentenario de Argentina.

A lo largo de su historia han actuado en el teatro Colón las principales figuras de la ópera, la música clásica y el ballet mundial, como Arturo Toscanini, Nijinski, Enrico Caruso, Regina Pacini, Anna Pavlova, Maia Plissetskaya, Margot Fonteyn, Mijail Barishnikov, Antonio Gades, Richard Strauss, Igor Stravinsky, Camille Saint-Saëns, Manuel de Falla, Aaron Copland, Herbert von Karajan, Leonard Bernstein, Mstislav Rostropovich,Zubin Mehta, María Callas, Yehudi Menuhin, Pau Casals, Rudolf Nuréyev, Maurice Béjart, Plácido Domingo, José Carreras, Luciano Pavarotti, Lily Pons, Victoria de los Ángeles, Montserrat Caballé, Kiri Te Kanawa, entre muchos otros, y artistas argentinos como Héctor Panizza, Alberto Ginastera, Jorge Donn, Norma Fontenla, José Neglia, Olga Ferri,Julio Bocca, Maximiliano Guerra, Paloma Herrera, Daniel Barenboim, Marta Argerich, etc.

Índice

[ocultar]

Primer Teatro Colón (1857-1888)[editar]

Primer Teatro Colón, en Plaza de Mayo, hoy manzana del Banco Nación (18571888)

El primer Teatro Colón fue obra del arquitecto Charles Henri Pellegrini y se inauguró con la ópera «La Traviata» de Giuseppe Verdi el 25 de abril de 1857 en el predio que hoy ocupa el Banco Nación, frente a la Plaza de Mayo.[1]

Aquel viejo Colón cerró sus puertas un 13 de septiembre de 1888 con el estreno de «Otello» de Verdi, para dar paso a un emprendimiento estatal de mayor calibre que desembocó, veinte años después, en el actual edificio de la calle Libertad. En el intervalo, las consecuencias de la crisis de 1890 impidieron la inauguración de la nueva sala para el 12 de octubre de 1892, en el cuadringentésimo aniversario del descubrimiento de América.

Durante los veinte años en los que el Colón estuvo inactivo, el Teatro de la Ópera, ubicado en el mismo solar que el actual de la avenida Corrientes, fue amo y señor de las temporadas porteñas, alimentado por el mercado creciente de la inmigración, con una competencia intensa por parte de otras salas como los teatros Politeama, Odeón, Comedia, San Martín, Marconi y Avenida, a los que se sumaría en el año 1907 el teatro Coliseo, sin perjuicio de salas menores como la de Mayo o la Zarzuela.[cita requerida]

Segundo Teatro Colón (1908-2015)[editar]

Construcción (1889-1908)[editar]

Proyecto original del arquitecto Tamburini (1890), luego modificado.

Frente del Teatro Colón. Dibujo de Víctor Meano, 1892.

La idea de construir un segundo Teatro Colón fue iniciativa del intendente Torcuato de Alvear en 1886. Tres años más tarde, en 1889, se realizó una licitación pública para su construcción, en la que triunfó la propuesta del músico y empresario de ópera italiano Angelo Ferrari (18351897), quien acompañó su oferta con un proyecto del arquitecto e ingeniero italiano Francesco Tamburini (18461890). El lugar original para construir el teatro era una manzana en el cruce de las avenidas Rivadavia y Entre Ríos pero, como ésta se destinó finalmente al futuro Palacio del Congreso Nacional, se compró la manzana que ocupaba la Estación del Parque del Ferrocarril del Oeste, frente a la actual Plaza Lavalle.

Francisco Pellizzari (1856-1931), empresario constructor del teatro. Su esposa y sus hijos se radicaron en Buenos Aires.

Cabe destacar que parte del proyecto se financió mediante la venta de abonos de los palcos más caros y prestigiosos –y prácticamente “a perpetuidad”– a las familias patricias del país, que sin embargo no alcanzaron para cubrir ni la séptima parte de los costos de construcción. En consecuencia, la influencia de Ferrari decayó y un comité nombrado por la municipalidad empezó a tomar decisiones artísticas referentes a las asignaciones presupuestarias, a las contrataciones y al repertorio, para finalmente reorganizar la estructura de las temporadas. En 1906 se publicó un decreto municipal de gran importancia por el que se le confirió al gobierno de la ciudad el poder de distribuir y asignar localidades, y quitárselas al empresario y a la élite porteña. Las entradas tenían que pasar por una oficina municipal donde se las marcaba y numeraba antes de que salieran a la venta. Ninguna entrada podía ser vendida sin ese sello municipal o fuera de la boletería del teatro.[2]

Las obras comenzaron a cargo de la empresa constructora de los italianos Ítalo Armellini y Francisco Pellizzari. En 1890, cuando la construcción apenas llegaba al primer nivel, falleció Tamburini, por lo que se hizo cargo de la continuación su colaborador, el arquitecto italiano Vittorio Meano (18601904), formado en Turín. En 1892 Meano introdujo cambios notables en el proyecto y continuó dirigiendo la obra, de lenta ejecución, hasta su asesinato en 1904. Asumió entonces la dirección su discípulo belga Jules Dormal (18461924), a quien se deben las terminaciones interiores de refinada calidad y rica ornamentación.

Los sucesivos arquitectos conciliaron en su diseño estilos tan disímiles como el ático-griego, que predomina en el exterior y, en palabras de Meano, “los caracteres generales del Renacimiento italiano, la buena distribución y la solidez propias de la arquitectura alemana, y la gracia, variedad y bizarría de ornamentación asociadas a la arquitectura francesa”, hasta conformar un admirable ejemplo del estilo ecléctico del siglo XIX. Si bien el proyecto original de Tamburini era claramente Segundo Imperio, muy influido por la Ópera Garnier, Meano lo cambió al estilo italianizante y Dormal le dio detalles art nouveau. En rigor, la importancia urbana del Colón excedió el marco de una sala de espectáculos para figurar, junto con el Palacio del Congreso y la Casa Rosada, entre los edificios históricos más representativos de la Ciudad de Buenos Aires.

Luego de casi veinte años de construcción, el edificio fue finalmente inaugurado el 25 de mayo de 1908 con «Aída», de Giuseppe Verdi, con Lucia Crestani y Amedeo Bassi en los papeles principales. Nació como «un teatro más», si se piensa que el Teatro Ópera ofreció ese mismo año catorce óperas en más de cincuenta funciones, con elencos superiores a los improvisados del que entonces aún no era el primer coliseo porteño. La nueva sala estatal, concebida como un teatro de concesiones bajo la supervisión de una comisión municipal, nació a destiempo, en un mercado donde se derrumbaba la mayoría de las salas hasta hacía poco exitosas. Sin embargo, se siguió trabajando en detalles y en los interiores hasta después de 1910.

Historia artística[editar]

Arturo Toscanini en el Teatro Colón. Dirigió la orquesta del teatro durante la temporada 1912 y volvió a dirigirla en 1941.

Hasta 1925 el Teatro Colón fue gestionado por empresas privadas que adquirían la concesión a la Municipalidad de Buenos Aires. En ese período se destacó la actuación de Arturo Toscanini, quien dirigió la orquesta del teatro durante 1912. El temperamento de Toscanini causaría varios escándalos a causa de sus peleas públicas con otros artistas, llegando a hacer un corte de mangas al público, disconforme con los aplausos que recibía el cantante. Toscanini volvería a dirigir a la orquesta del Colón en 1941.[3]

En coincidencia con la elección del primer presidente democrático en 1916, Hipólito Yrigoyen, el sistema de gestión privada entró en crisis. El Teatro Colón tuvo entonces que adaptarse a un mundo en el que habían cambiado las reglas, con la conquista de la democracia y el acceso masivo de la población al esparcimiento y la cultura.

En 1925 el Estado asumió la responsabilidad del financiamiento, creando los cuerpos artísticos estables como la Orquesta, el Coro y el Ballet y quedando la gestión a cargo de empresas concesionarias privadas.

En 1931 el teatro fue municipalizado y durante la década de 1930 comienza a casi reinar solo en el mercado al que se dirige. Los elencos internacionales eran cada vez más complicados de contratar por la guerra, lo que arrojó resultados disímiles según los casos. Para el Colón, fue el incremento de artistas nacionales que, al provenir de diversos orígenes, eliminaron distorsiones propias de la tradición italiana, que imponía esa lengua para todo tipo de óperas, costumbre que en el Coro tardó mucho en erradicarse. Por entonces, las agendas y los cachés de los cantantes internacionales no eran tan exigentes como los actuales. Los directores artísticos viajaban a Europa y Estados Unidos para comprometer a los artistas, que solo se contrataban formalmente dos o tres meses antes y con el presupuesto aprobado; costumbre que las circunstancias actuales hacen económica y prácticamente inviable.

En 1936 Igor Stravinsky interpretó en el Teatro Colón Perséphone, primera vez que la obra era dirigida por él mismo y traducida al español. La traducción la hizo Jorge Luis Borges y Victoria Ocampo fue la narradora. Esas actuaciones convertirían a Stravinsky en un músico de culto en Argentina.[4]

En 1937 se creó la Escuela de Ópera del Teatro Colón, luedo denominado Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, a raíz de una propuesta de Alberto Ginastera, Enrique Sivieri y Michel Borovsky.

Programa del acto de cierre del congreso de la Confederación General de Empleados de Comercio en 1953. El programa anuncia la actuación de Mariano Mores, Francisco Canaro, Juan D’Arienzo, Edmundo Rivero, Ariel Ramírez, Miguel de Molina, entre otros.

Al asumir el peronismo en 1946, el Colón impulsó una política de acceso de los sectores populares al teatro, mediante la organización a funciones a través de los sindicatos y la apertura a artistas de música popular, principalmente de tango, como Mariano Mores, Francisco Canaro, Juan D’Arienzo, Edmundo Rivero, pero también de otras vertientes como Ariel Ramírez y Miguel de Molina. La apertura del Colón a la música popular fue cuestionada por los grupos conservadores y dejada sin efecto luego del golpe de Estado de 1955[5] y recién en 1964 se presentó el espectáculo Tango, con Troilo como figura central y la participación, entre otros, de Edmundo Rivero (voz), Enrique Mario Francini (violín), Horacio Salgán (piano), Enrique Kicho Díaz (contrabajo). Berlingieri (piano), Ciríaco Ortiz y Roberto Grela (guitarra).

En 1949 a los 21, Olga Ferri se convierte el la primera bailarina del Colón, iniciando una serie de grandes bailarinas y bailarines de primera línea mundial, formados en la Escuela de Baile del Colón, como Norma Fontenla, José Neglia, Julio Bocca y Maximiliano Guerra.[6]

En 1956 fue designado por el dictador Pedro Eugenio Aramburu interventor del Teatro Colón Jorge D’Urbano, quién chocó con los integrantes de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Buenos Aires (hoy Filarmónica de Buenos Aires) y del Ballet Estable, cuando quiso realizar pruebas de eficiencia. La resistencia gremial hizo fracasar la temporada de ópera de 1957 en lo que se consideró el mayor conflicto registrado. La designación de D´Urbano fue vista como muestra del favoritismo imperante en la cultura argentina durante la dictadura de Pedro Aramburu, que designó en las grandes instituciones de la cultura y de la educación a los intelectuales y artistas que desde 1946, por ser opositores, no habían tenido acceso a las cátedras universitarias, publicaciones y teatros oficiales o se habían exiliado para poder ejercer su profesión en paz.[7]

En 1961 se estableció por ordenanza un nuevo esquema funcional, que persistiría hasta la década de 1990 que consistía de un equipo integrado por director general, artístico, técnico y administrativo.

Programa del estreno de la ópera Bomarzo, de Ginastera y Mujica Láinez, que había sido censurada en 1967.

En 1968 se proyectó la ampliación del Colón, que se construiría bajo tierra y a un costado del antiguo edificio, evitando así modificar su valiosa arquitectura. El diseño estuvo a cargo del estudio Mario Roberto Álvarez y Asociados, y fue pensado para concretarse aprovechando el tiempo de seis recesos consecutivos de temporada. La obra significó la refacción y re-equipamiento de la sala, del escenario, de los camarines y de los talleres, y la construcción del anexo subterráneo bajo la plazoleta República del Vaticano (que fue transformada en un estacionamiento), donde funcionarían más talleres, depósitos y salas de ensayo.

El Colón fue protagonista de “la más escandalosa prohibición cultural de la década de los ’60”, cuando en 1967 el dictador Juan Carlos Onganía prohibió que se representara la ópera Bomarzo, de los argentinos Alberto Ginastera y Manuel Mujica Láinez, que el año anterior había sido un éxito mundial con su estreno en Washington. La ópera se estrenaría en el Colón finalmente en 1972, generando fuertes críticas de los grupos conservadores y vinculados a la Iglesia católica.[8]

En 1971 Rudolf Nuréyev actuó en el Teatro Colón eligiendo de Olga Ferri y Norma Fontenla en el estreno mundial de su coreografía para El cascanueces.[6] [9]

La apertura definitiva de Teatro Colón a todas las expresiones musicales desde la recuperación de la democracia en 1983 se expresó en recitales como el Recital sinfónico ’86 que el grupo humorístico-musical Les Luthiers realizaron junto a la Orquesta Sinfónica Nacional el 11 de agosto de 1986.

En 1990 el teatro dispuso crear el Centro de Experimentación del Teatro Colón para promover las expresiones artísticas de vanguardia.

En 2002 el rock llegó al teatro Colón con sendos recitales de Luis Alberto Spinetta, Gustavo Cerati (que interpretó Once episodios sinfónicos con Pedro Ignacio Calderón dirigiendo la Orquesta Sinfónica Nacional) y Memphis La Blusera.[10]

El 24 de agosto de 2006 se realizó el histórico recital denominado Café de los maestros realizado por figuras históricas del tango: Oscar Ferrari, Anibal Arias, Atilio Stampone, Gabriel Clausi, Alberto Podestá, Emilio de la Peña, Ubaldo De Lío, Leopoldo Federico, Virginia Luque, Aníbal Arias, Osvaldo Montes, Ernesto Baffa, Juan Carlos Godoy, Osvaldo Berlingieri y Mariano Mores.[11] El recital integró la película Café de los maestros (2008) dirigido por Miguel Kohan.

En 2008 la Legislatura de la ciudad sancionó la Ley 2855 de Autarquía del Teatro Colón, creando el Ente Autárquico Teatro Colón, con personería jurídica propia, autonomía funcional y autarquía financiera. Los trabajadores del teatro han cuestionado la gestión autárquica del Colón, sosteniendo que el ente ha postergado su finalidad social para convertirse en centro de eventos “multipropósito” en el que se realizan “negocios privados con fondos públicos”.[12]

Restauración y reapertura (2001-2010)[editar]

Reapertura del teatro, vista exterior

A lo largo de los años, el edificio había sufrido deterioros, producto de la falta de mantenimiento e inversión, y el desgaste propio de sus materiales y la acción de agentes externos como la contaminación, la lluvia, la humedad y el paso del tiempo.

En 2001, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizó un master plan para realizar una restauración completa del Teatro Colón. Por entonces no se contaban ni siquiera con los planos del edificio, que llevó dos años de trabajo realizar. Entre 2003 y 2005 se realizaron obras de “empaquetamiento” para impedir que siguiera entrando agua. Finalmente en 2005 se inició la tercera etapa de restauración. Luego de siete años de obras en las que trabajaron mil quinientas personas, con un costo de unos cien millones de dólares, el teatro fue reinaugurado en 2010.[13] [14] [15]

El 24 de mayo de 2010, como parte de las celebraciones por el Bicentenario de Argentina, tuvo lugar la reapertura del teatro con un espectáculo de animaciones tridimensionales. El evento contó con la presencia de artistas y políticos y se presentó La Bohème. En el año 2013 fue elegido como lugar de entrega de los premios televisivos Martín Fierro.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Volver arriba ↑ «El primer Teatro Colón, impresiones de una viajera». Consultado el 22 de agosto de 2015.
  2. Volver arriba ↑ Benzecry, Claudio (2012). El fanático de la ópera: etnografía de una obsesión. Buenos Aires: Siglo XXI Editores. ISBN 978-987-629-214-6.
  3. Volver arriba ↑ Castro, Nelson (25 de agosto de 2007). «Arturo Toscanini: tragedia y pasión en Buenos Aires». La Nación.
  4. Volver arriba ↑ Koval, Nadia (9 de enero de 2014). «Ígor Stravinski en Argentina». Rusia Hoy. Consultado el 24 de agosto de 2015.
  5. Volver arriba ↑ Adet, Manuel (29 de mayo de 2010). «El tango y el teatro Colón». El Litoral. Consultado el 23 de agosto de 2015.
  6. Saltar a: a b «Muere en Buenos Aires la bailarina y maestra Olga Ferri». Danza Ballet. 17 de septiembre de 2012. Consultado el 23 de agosto de 2015.
  7. Volver arriba ↑ 1955-1958: la cultura en años de incertidumbre por María Sáenz Quesada]. Acceso 24 de agosto de 2015
  8. Volver arriba ↑ Fulchieri, Bibiana (29 de enero de 2012). «Bomarzo Colón estreno escándalo». La Voz. Consultado el 23 de agosto de 2015.
  9. Volver arriba ↑ «La danza y la memoria de los que no están». El Popular. Olavarría. 23 de agosto de 2015. Consultado el 23 de agosto de 2015.
  10. Volver arriba ↑ Pintos, Esteban (24 de abril de 2002). «El sueño de una noche en el Colón». Página/12. Consultado el 23 de agosto de 2015.
  11. Volver arriba ↑ Inzillo, Humphrey (28 de agosto de 2006). «El Café de los Maestros, en el Colón». Rolling Stone. Consultado el 23 de agosto de 2015.
  12. Volver arriba ↑ «Para los trabajadores del Colón, la llegada de Lopérfido ‘no cambiará un teatro multipropósito y tercerizado’». Telam. 31 de enero de 2015. Consultado el 23 de agosto de 2015.
  13. Volver arriba ↑ Pagés, Verónica (26 de noviembre de 2005). «Master Plan: rumbo a la etapa final. El Teatro Colón, al desnudo». La Nación. Consultado el 23 de agosto de 2015.
  14. Volver arriba ↑ Sánchez, Nora (16 de mayo de 2010). «Teatro Colón: secretos de una restauración histórica». Clarín. Consultado el 23 de agosto de 2015.
  15. Volver arriba ↑ «Teatro Colón» (en línea). Buenos Aires: Buenos Aires, gobierno de la ciudad. Consultado el 25 de febrero de 2014. «Luego de un año y medio de obras de restauración y actualización tecnológica, el Colón reabrió sus puertas para el bicentenario de la Nación. Más de 1.200 operarios y expertos trabajaron en las reformas».

Enlaces externos[editar]

Historia del Teatro Colón – Wikipedia, la enciclopedia libre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s