Gran homenaje a Marius Petipa

Clarin.com | Extra Show | Teatro | 28/08/15
Gran homenaje a Marius Petipa
Danza: “Sylvia”, por el Ballet del Colón.Frederick Ashton veneró al coreógrafo francés con esta obra, con rasgos del ballet del siglo XIX.
El ballet Sylvia, que acaba de estrenar el Ballet del Teatro Colón, es una obra muy curiosa: cuando ya nadie podía pensar en crear, a mediados del siglo XX, una obra de danza con los rasgos del ballet del siglo XIX, Frederick Ashton consideró que sí se podía. El gran coreógrafo británico concibió así este majestuoso ballet que homenajea a Marius Petipa -figura omnipresente de aquel período-, pero que sin duda no se limita a una mera copia de las formas y los procedimientos compositivos tradicionales.

Sylvia recorre en tres actos las peripecias de un ser mitológico, la ninfa cazadora homónima, que se enamora a pesar suyo de un humano, el pastor Aminta. Un obstáculo se interpone en ese amor: el lascivo y perverso Orion, que raptará a Sylvia. Pero los dioses ayudan a la ninfa, tanto Eros como la poderosa Diana, y finalmente el amor triunfará.

La obra se divide en tres actos. El primero, que describe el encuentro inicial entre los protagonistas, es muy bello, tanto por su coreografía imaginativa, que renueva con mucha frescura el vocabulario académico -muy particularmente en las escenas grupales-, como por la preciosa escenografía, que igual que el vestuario fueron creados por Christopher y Robin Ironside. El segundo acto es prácticamente una transición hacia el tercero: Sylvia prisionera de Orion y su posterior rescate. En el tercer acto, pleno de personajes mitológicos y con el gran despliegue coreográfico que vuelven muy “Petipa” a estas escenas, culmina con el feliz encuentro de los amantes después de superados algunos contratiempos.

La repositora Susan Jones hizo un gran trabajo en este montaje, tan complejo desde el punto de vista estilístico como por sus dimensiones de gran espectáculo. La compañía que hoy dirige Maximiliano Guerra respondió muy bien a este reto, aunque seguramente más y más funciones permitirán pulir algunos desajustes. En cuanto a los roles principales, Nadia Muzyca pareciera también necesitar más tiempo para madurar los muchos matices de su Sylvia. El pastor Aminta, al que Ashton quizás no le dedicó demasiada atención, está interpretado de una manera un poco desdibujada por Federico Fernández, cuyo estilo majestuoso, además, no se aviene demasiado con los rasgos del personaje. Muy destacables el Orion de Vagram Ambartsoumian y el simpático Eros de Edgardo Trabalón.

“Sylvia”

Muy buena

Ballet del Teatro Colón. Coreografía: Frederick Ashton. Música: Léo Delibes. Director del Ballet: Maximiliano Guerra. Sala: Teatro Colón (hasta el 29/8)

Mañana, hasta por Internet. Podrá vérselo en www.teatrocolon.org.ar.

Mañana, hasta por Internet. Podrá vérselo en http://www.teatrocolon.org.ar.

Gran homenaje a Marius Petipa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s