Contame y Contate: Orquesta Sinfónica de Shangai en el Teatro Colón

Contame y Contate: martes, 8 de septiembre de 2015
Orquesta Sinfónica de Shangai en el Teatro Colón
Visitar el Teatro Colón es una experiencia emocionante y movilizadora, respirando el arte de su arquitectura, decoración e historia. Es la primera vez que pude ingresar a este lugar.

De noche, desde el exterior imponente y elegante deja que una cálida y delicada luz ilumine sus pasillos. Uno logra distinguir unas preciosas arañas de vidrio y unos finos toques dorados en las columnas y paredes. Rodeada de gente elegante y emocionada, subiendo los bajos escalones dirigiéndose hacia unos señores de traje que abrían las altas puertas de par en par, con una seria sonrisa. Todos estos detalles hacer que uno comience la experiencia con el simple hecho de encontrarse allí.
La función que presencie el pasado 02/09 no fue la excepción y sumó a la historia del emblema artístico de la ciudad una presentación con la calidad que el Teatro exige.
Recorriendo aquellos pasillos, viajaba en el tiempo. Me sentía como en un libro que narraba la presencia de la realeza en los teatros en la época antigua. Pequeñas puertas cerradas con llave, nos llevaban al palco para observar a la orquesta, pero antes que esta, la imponente sala principal del Teatro y en el centro, una maravillosa cúpula de tonos celestes, blancos y dorados, con ilustraciones de figuras humanas  tocando instrumentos, y sonriendo. Esta obra de arte homenajea a grandes compositores como Wagner y Gluck con sus nombres pintados alrededor.
Las luces se atenuaron y entraron los integrantes de la Orquesta Sinfonica de Shangai. los espectadores comenzamos a aplaudir, y luego apareció el director Long Yu. los aplausos inundaron el colón. Algunas personas se pusieron de pie, y el director agradeció un buen momento este recibimiento. Dio media vuelta y un silencio absoluto se produjo.
La función se dividió en dos partes.
La primera, SSO interpretó «Instantes de una Opera de Pekin» y «Los Amantes de Butterfly» y junto a ellos nos invitaba a teletransportarnos a oriente. Su suave melodía nos paseaba entre pagodas y cañas de bambú, siempre con movimientos alegres y casi fílmicos. el repertorio de esta primera parte fue de compositores orientales y la calidad interpretativa fue deslumbrante. Pero lo mas destacable fue la participacion de Maxim Vengerov, este carismático violinista ruso es uno de los solistas más requeridos de toda la música clásica y se lo pudo disfrutar demostrando el por qué: este gran artista no solo compartió su talento sino que transmitió el amor y la pasión que el Violín le genera.  ¡Y se aprecia mejor aun si lo escuchamos desde un Stradivarius!
Esta primera parte fue despedida con una larga ovación, obligando a saludar a los músicos varias veces y tras la grata sorpresa de una «yapa». Una sonata para violín que Vengerov regalo tras los incontenibles aplausos.
Durante el intervalo seguí observando el lugar y compartiendo con otros las sensaciones y emociones vivenciadas hasta ese momento. Todos creíamos haber visto al tigre y al dragón en nuestras mentes.
A lo largo de la segunda parte de la presentación con la «Sinfonía N°5» de Dmitri Shostakivich, pudimos notar  un gran contraste ya que era otro tipo de música.
Personalmente me gustó más la primera parte, ya que me siento muy atraída por la cultura Oriental y sus melodías me resultaron muy emotivas y emocionantes.
Finalmente el concierto llegó a su fin y los aplausos reinaron nuevamente el lugar. La gente gritaba, silbaba, y aplaudía cada vez con más fervor.  Los músicos deberieron, una vez más, saludar varias veces al publico. El director Long Yu, se dirigió a nosotros hablando inglés, y nos agradeció por esta maravillosa experiencia explicándonos que para él era uno de sus grandes deseos venir a la Argentina a realizar una función. Para cerrar con esta hermosa experiencia, el director nos dedicó una bella melodía intitulada «Good Night», que fue la cereza del postre, dulce, delicada y colorida.
Luego de vivir esta increíble experiencia, puedo destacar que la orquesta era muy bella tanto melódicamente como en su aspecto. Tranquilamente podríamos presentarles a los niños un video de alguna de sus canciones para poder trabajar un área como lo es Música en el nivel Inicial, y presentar las familias de los instrumentos, sus características, morfología, sonidos, formas de uso, entre otros. También poder deducir, como yo lo hice, que una orquesta dispuesta de los mismos instrumentos, utilizados de cierta manera, puede representar una cultura identificable, como lo fue la música Oriental. Podría proponerse en sala realizar cotidiafonos que se identifican en esta orquesta y luego armar una orquesta de la sala e inventar alguna melodía.
Estas son algunas de los pensamientos e ideas que me surgieron gracias a esta fascinante experiencia.
Espero les haya resultado interesante y a continuación les dejo un poco más de información sobre la orquesta citada.
Historia de la orquesta:
«Shangai Symphony Orchestra» es una de las orquestas sinfónicas más antiguas de China y más reconocidas por su estilo en Asia. La SSO, fue fundada en 1879 como la Banda Pública de Shangai. Luego pasó a llamarse Orquesta Sinfónica del Consejo Municipal y aclamada como «la mejor del Lejano Oriente». Fue en 1956 que la orquesta tomó el nombre actual y se desarrolló gradualmente como un «estandarte de la vista cultural» a Shangai.
Su actual director, Long Yu, es el primer director chino que fue invitado a dirigir la Orquesta de Filadelfia, una de las «cinco grandes» sinfónicas estadounidenses Es también el director chino con más colaboraciones con la mayoría de las orquestas de primer nivel de todo el mundo.
Desde su fundación la SSO ha establecido relaciones de trabajo con músicos de fama mundial, entre ellos directores reconocidos como Riccardo Muti, kurt Masur y Jean Perrison entre muchísimos otros. También con pianistas como y ha ofrecido conciertos con vocalistas de renombre como José Carreras, Plácido Domingo, Renée Fleming.
La SSO logró el éxito internacional trabajando con Tan Dun en las bandas sonoras originales de Crouching Tiger, Hidden Dragon y the Banquet, así como The Map (una obra sinfónica multimedia).
Con los años la SSO visitó paises y regiones de los EE.UU, Alemania, Suiza, Italia, Japón, Tailandia, Corea del Sur, Corea del Norte, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Taiwán, Hong Kong y Macao.

Publicado por Marion Peralta
Contame y Contate: Orquesta Sinfónica de Shangai en el Teatro Colón

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s