Arte político para un continente arrogante

Clarin.com | Extra Show | Teatro | 20/09/15
Arte político para un continente arrogante
TEATRO: Festival Internacional de Buenos Aires.El director belga Jan Lauwers presentará dos obras con concepción humanista. Hoy se verá una de ellas

Jan Lauwers. El director belga realizará funciones esta semana en el X FIBA.

Jan Lauwers. El director belga realizará funciones esta semana en el X FIBA.

Juan José Santillán

    Este fin de semana el director belga Jan Lauwers (Amberes 1957), una de las figuras del teatro contemporáneo, realizará funciones por primera vez en Buenos Aires. Viene con su compañía Needcompany, fundada en 1986 junto a la coreógrafa Grace Ellen Barkey, para presentar La habitación de Isabella (Isabella´s Room) y El poeta ciego (The Blind Poet). La primera se desarrolla en un escenario blanco, el cuarto en cuestión, que incorpora como escenografía objetos africanos recolectados por el padre de Lauwers. Allí una mujer reconstruye su pasado. La segunda, estrenada este año, aborda la identidad cultural europea y surgió en colaboración con el compositor Maaren Seghers. Las puestas de Lauwers combinan recursos provenientes de la danza, la música y las artes plásticas. Aunque se lo ha denominado coreógrafo, Lauwers discute con esos títulos. Se siente más cercano a un “artista visual” que utiliza el escenario como un medio para soltar las riendas de su imaginario.

¿Hay puntos de contacto entre las obras que presentará en Buenos Aires, o son trabajos autónomos?

Cada obra de la compañía es autónoma. La habitación… marcó un punto de inflexión en mi visión sobre el teatro. Es importante cuestionar el arte y su relación con la sociedad, hemos de-construido demasiado en el siglo XX. Ahora es tiempo de repensar la ecología, la democracia, el arte. En ese sentido, La habitación… fue el primer paso para tratar de encontrar un nuevo lugar desde el cual narrar las historias. Con esta obra, además, cambiamos nuestra forma de presentarnos en el escenario, ya que actualmente buscamos una forma muy abierta y directa de actuación. El poeta… va un paso más allá. Las historias que confluyen en esta obra se hicieron aún más personales, y el reto de los actores no fue ser “ellos mismos en el escenario”, sino que debían convertirse en espejos de sí mismos. El contacto que existe entre las dos obras que traemos a Buenos Aires es la investigación sobre el modo de narrar historias, y las mentiras detrás de eso.

En la escenografía de “La habitación…” hay objetos de su padre. Además, la obra se inspiró a partir de la muerte de una integrante de su compañía ¿Cómo fue el proceso biográfico de este espectáculo?

Todo comenzó con la muerte de mi padre y su obsesión como coleccionista. Heredé 4.000 objetos étnicos; objetos de un pasado colonial oscuro oscuro y de algún modo cuento la historia de mi familia vinculada a la realidad de esos objetos exhibidos en escena. El segundo disparador fue que uno de los primeros actores de la compañía fue asesinado en Etiopía, donde trabajó como voluntario de la Cruz Roja. Es una obra con un punto de partida muy personal, pero eso tal vez no tenga ninguna importancia. Se torna valiosa en tanto esas preocupaciones personales se conviertan en historias universal.

¿Cómo es su proceso de creación con Grace Ellen Barkey? ¿Inician su trabajo con imágenes, textos, improvisaciones?

Con ella hemos fundado la compañía, es mi musa y fuente de inspiración, pero somos artistas muy independientes entre sí. Nunca iniciamos un trabajo con improvisaciones. La habitación… y El poeta… fueron obras escritas y luego presentadas a los actores. En ese sentido, funcionamos como una compañía tradicional. Sin embargo, al contar con la colaboración del compositor Maarten Seghers, desarrollamos un proceso profundo y enriquecedor en conjunto. Finalmente los integrantes de la Needcompany son siempre el corazón de cada obra.

“El poeta ciego” gira en torno las diferencias culturales. A partir de los recientes eventos trágicos con los inmigrantes en Europa, ¿La obra se resignifica?

Es una obra politica, sin duda. Nuestra compañía se conforma con artistas de 16 nacionalidades distintas, algo único. Y hace treinta años que luchamos contra la mente estrecha de los nacionalistas. Hoy en día Europa se convirtió en un continente arrogante y con miedo, y a la vez es importante y maravilloso destacar que la solidaridad aumenta. Los sucesos trágicos de las masas de refugiados por todo el mundo tienen que hacernos repensar la posición del arte. Es difícil, pero importante encontrar una nueva forma de esteticismo ético. La habitación… y El poeta… son modestos intentos en ese camino.

INFORMACIÓN

La habitación de Isabella, sábado y domingo, a las 20, gratis, en el Auditorio del Parque Centenario.

El poeta ciego, jueves 24, a las 20; viernes 25, a las 19 y sábado 26, a las 18. En el Teatro San Martín. Entradas desde $ 70 a $ 130.

El martes, a las 17.30, Jan Lauwers brindará una charla abierta en el teatro Colón. Allí abordará distintos aspectos de su creación artistica. Gratis, en el Cólón, Tucumán 1171.

Arte político para un continente arrogante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s