ES DARIO LOPÉRFIDO PARA LA DEMOCRACIA LO QUE ALFREDO ASTIZ FUE PARA LA DICTADURA?

LOVEARTNOTPEOPLE
ES DARIO LOPÉRFIDO PARA LA DEMOCRACIA LO QUE ALFREDO ASTIZ FUE PARA LA DICTADURA?
WRITTEN BY RODRIGOCANETE

Darío Lopérfido, Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, finalmente, salió a enfrentarse con los organismos de derechos humanos y, supongo, una parte importante de la sociedad al negar el numero de desaparecidos en manos de la dictadura militar. La pregunta es cómo llegamos a que alguien como Darío Lopérfido se considere autorizado moral o politicamente para avanzar en esa dirección?

227704_img

Hago esta pregunta porque Darío Lopérfido es uno de esos funcionarios ‘jóvenes’, ‘gerenciadores’ o, mas precisamente, ‘programadores’ cuyo trabajo es hacer lo suyo, callarse la boca y ‘generar buena prensa’. Dicho de otro modo, Lopérfido no es un tipo generador de ideas ni un politico porque simplemente no está formado ni para lo uno ni para lo otro y esta incapacidad es lo que, hasta ahora, ha sorprendentemente hecho que, como Forest Gump o, en el peor de los casos, el Comte de Valmont en Las Relaciones Peligrosas, Loperfido haya logrado la confianza de politicos de similares caracteristicas como de la Rua, Macri o Rodriguez Larreta. Sin embargo, estas declaraciones marcan una divisoria de aguas en su carrera y si, el Jefe de Gobierno no le pide la renuncia tras esas declaraciones, tendremos que comenzar a mirar a Loperfido ya no tanto como un ignorante con suerte sino como un engranaje más en una maquinaria que, al menos desde la Segunda Guerra Mundial, ha recalado en la Argentina y ha manipulado la imbecilidad de la clase media para los fines de justificacion de un tipo de violencia que oscila entre el anti-semitismo y el neoliberalismo, sin siquiera entender que hay ciertas fuerzas de la larga duracion historica que pueden llegar a estar en juego.

56a69e5b9a76e_crop

En la primera opcion, la de Forest Gump, Darío Lopérfido se dijó: ‘Este es tu momento. Estas dentro de la familia del diario La Nación. Ya tenés la banca suficiente para salir a capitalizar el descontento de esos grupos de clase media, hartos de que el Estado le de tanta bola a los derechos humano. Salí y decí algo. Lo que sea que sea. Algo…’ Y fue así que Lopérfido, imbuído en la autoridad moral que, por osmosis, debe transmitirle la mampostería del Teatro Colón decidió negar la cifra de desaparecidos. Viniendo de un ex Ministro de De la Rua y actual Ministro de Cultura de la Ciudad esto no es poca cosa.

0011932248

La vida me ha cruzado con Darío Lopérfido en, al menos, dos ocasiones . La primera fue cuando tuvimos una entrevista de trabajo en su despacho al principio del gobierno de De la Rua en la Ciudad de Buenos Aires auspiciada por el Coti Nosiglia a quien yo sólo frecuentaba porque en el fondo me calentaba y estaba seguro de que tarde o temprano vería desnudo. De más está decir que nunca calculé bien el poder de autorrepresión del Radicalismo Alfonsinista. Era la epoca del Buenos Aires No Duerme y recuerdo su esfuerzo en parecer distante, calmo, capaz e importante, en todo momento. Lopérfido no era un ser humano, mucho menos un lider sino un holograma en el que el poder de otros se proyectaba paraque a él lo dejaran hacer lo que creía que debía hacer que es, supongo, programar eventos en una grilla horaria. Inmediatamente me quedó claro que Lopérfido era, como yo, un cortesano aunque lejos más habil y paciente, gracias a Dios, en los manejos de los pasillos vernáculos que yo. Como dos perros que se huelen, me vió venir de lejos y, haciendome un gran favor, me cerró la puerta en la cara. Digo gracias a Dios, porque esa reunion me hubiera convertido en otro sushi y vaya uno a saber en qué cosas mas.

Screen Shot 2016-01-26 at 13.42.36

En realidad esa reunion habia sido, sin siquiera saberlo Loperfido el resultado de mi decision de, desde la Direccion General de Museos de la Ciudad de Buenos Aires, salir a cuestionar la voluntad de Carlos Menem de demoler el predio de la ESMA. Yo tenia 24 años y no tenia la más palida idea de lo que estaba haciendo pero algo me dijo que saliera a jugar esa ficha. Todavia no entiendo por qué Nicolas Cassesse del diario La Nación, allá por 1998, decidió prestar atención a lo que yo tenia para decir respecto de la ESMA (ver articulo de La Nacion aquí) sin embargo ese dia dimos el punta pie inicial al Museo de la Memoria ‘Nunca Mas’ de quien me consider uno de los miembros fundadores. La reunion y el portazo en la cara de Loperfido vinieron despues y, desde ya, no me impidieron continuar con mi trabajo ni que el proyecto finalmente, Kirchnerismo mediante, terminara siendo lo que es.(VER TAMBIEN mi articulo de opinion sobre el Museo de la Memoria en la ESMA para La Nación del 2004 titulado ‘Nuestros Propios Errores’)

Peron-Odesa

Añós mas tarde, una amiga cercana a Mauricio Macri acabó convenciendome de que tomara un café con su jefe para darle mi opinion sobre la politica cultural de la Ciudad de Buenos Aires. Fue una reunion amena en donde el actual Presidente se demostro esforzado en parecer non challant, calmo, capaz e importante. Ese esfuerzo en parecer que se es, es algo que Macri y Loperfido tienen en comun. No tardé en sacarle la ficha cuando al final de la reunion rompió esa non challance y dijo: ‘Y vos Cañete, qué querés?’. Ya viviendo en Inglaterra, le tiré con obvio tono de chiste: ‘El Teatro Colón, Mauricio’. Ante mi shock me dijo: ‘Es tuyo’. Lo mire y le dije: : ‘Mauricio, vos sabés cuál es mi especialidad? Es decir, sabés por qué nos reunimos?’.A lo que respondió: ‘Mmm… las artes visuales?’. Hice un silencio, lo miré con cierta condescendencia y dije: ‘Teatro Colón, entonces?”. Años después Darío Lopérfido aterrizaría allí sin tener la menor idea de lo que no sabe y confirmarían ese viejo dicho de que siempre hay un roto para un descocido.

Sin embargo, el que Loperfido me haya recibido tras mis declaraciones sobre la ESMA y que haya intentado cerrarme la puerta podria tener mas que ver con aquellos a quienes Loperfido representa o, mejor dicho, para quien trabaja. Desde ese punto de vista, puede entenderse su acceso a la familia Mitre. Salido del seno del De la Ruismo derechoso mas recalcitrante, Loperfido aterriza en el Diario La Nacion y desde ahi es impulsado, casi sin obstaculos, a la contra-intuitiva direccion del Teatro Colon y la Secretaria de Cultura de la Nacion. Quién es Lopérfido? El nuevo Astiz? J A T

ES DARIO LOPÉRFIDO PARA LA DEMOCRACIA LO QUE ALFREDO ASTIZ FUE PARA LA DICTADURA?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s