Jonas Kaufmann, destino al Colón | La Razon

La Razon | Cultura | Lunes 01.02.2016 |
Jonas Kaufmann, destino al Colón
1 FEB 2016 | Por Luis Vinker
Si todos los astros quedan alineados, y se cumplen los anuncios, el Teatro Colón recibirá a fines de julio al nombre más elogiado del canto lírico en los últimos años, el alemán Jonas Kaufmann. Si aquella trilogía de Pavarotti/Domingos/Carreras marcó una época en cuánto a popularidad, ahora el ambiente de la ópera considera como los principales tenores al propio Kaufmann y al peruano Juan Diego Florez, quien sí estuvo en nuestro principal escenario hace ya algunos años. Mientras Kaufmann se orienta a roles dramáticos, Florez deslumbra en el llamado “belcanto”.

Con agenda completa hasta dentro de cinco años, convocado por los principales escenarios mundiales, Kaufmann inició este 2016 con un recital de lieds en el Teatro Real, en Madrid. Y allí se despegó de cualquier encasillamiento: “Me encanta ensanchar mis posibilidades, cantar de Verdi a Wagner, de Puccini a Strauss, Britten, Lehar, Massenet, Schubert. Para mí, cantar en diferentes lenguas y estilos es la mejor manera de mantener tu voz y tu mente flexibles. Me mataría de aburrimiento si viajara como un especialista en cinco o seis papeles”.

La familia de Kaufmann proviene de Alemania del Este -en la época en que su país estaba dividido por la Cortina de Hierro- pero consiguieron salir de allí y se radicaron en un suburbio de Munich. Su padre trabajaba como agente de seguros y su madre, atendía una guardería. Kaufmann recuerda su infancia jugando al fútbol en las calles, pero con la música que le llegaba por la pasión de sus padres y abuelos. “Me apasioné por la ópera desde muy chico, a los seis años estuve en una función de Madama Butterfly”, recuerda. Y decidió que esa sería su vocación, aún cuando –antes de la Academia musical- pasó un par de semestres por otra de Matemática… a la que no volvió más.

Durante su reciente paso por Madrid sorprendió por su sencillez, su trato con los medios y con la gente. Y lo explicitó: “¿Divo? El término divismo se emparenta con los dioses. Y yo me considero un ser humano, un cantante profesional, nada más que eso”.

También recordó una crisis en sus comienzos. “Fue hace unos veinte años, en la Opera de Saarbrucken. Yo tenía un pequeño papel en Parsifal y me quedé sin voz. Pensé en dejarlo todo. Gracias a Dios, encontré a mi maestro, Michael Rhodes, y me guió en mi camino musical, me explicó que yo debía cantar con mi propia voz”.

Kaufmann está especialmente preocupado en rescatar a la ópera como un espectáculo popular, masivo. “Me opongo a los que creen que es un arte para pocos”, sostiene. Y cada vez que puede, le regala entradas a la gente que “no estuvo nunca, que vaya por primera vez. Jamás me encontré con uno que me confiese que se aburrió”. Y su énfasis está en los aspectos emocionales, tanto en la música en general como en su propio trabajo: “No busco la perfección, sino la pasión. Cuando tengo que escoger material para un disco, siempre priorizo la emoción”.

A sus 46 años, bien podría afirmar que se encuentra en la plenitud, o que disfruta del “éxito”. Lo ve de otro modo: “En el arte, la recompensa y la satisfacción es el propio viaje que estoy haciendo”.

Como “aperitivo”, Kaufmann en una imperdible aria de Tosca:

Jonas Kaufmann.

Jonas Kaufmann.

Jonas Kaufmann, destino al Colón | La Razon

Anuncios

2 comentarios en “Jonas Kaufmann, destino al Colón | La Razon

  1. Confio que ya que no cantara una Opera, por lo menos de un Recital con Orquesta para poder apreciar en su justa medida la fama que lo precede.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s