Hostnews Traveller – Diario de Turismo | Bruno Gelber regresa al Teatro Colón junto a la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires

Hostnews Traveller – Diario de Turismo | CULTURA
Bruno Gelber regresa al Teatro Colón junto a la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires
Publicado: 08/03/2016  El jueves 17 de marzo a las 20:00 horas, la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires realizará el primero de los 15 conciertos de su temporada 2016, dirigida por el maestro Enrique Arturo Diemecke y con la actuación como solista del pianista Bruno Leonardo Gelber.


Integran el programa el Concierto N° 4 en Sol mayor para piano y orquesta, Op. 58 de Ludwig van Beethoven y tres obras de Ottorino Respighi: Fiestas romanas, Las fuentes de Roma y Los pinos de Roma.

Desde 2007, el maestro mexicano Enrique Arturo Diemecke es director musical de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires. Como director artístico este año realiza su vigesimoséptima temporada al frente de la Sinfónica de Flint (Michigan) y la segunda con la Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional de México. Dirige con frecuencia orquestas de todo el mundo. La Sociedad Mahler le otorgó una medalla por sus versiones de las sinfonías completas y en varias ocasiones fue galardonado con el Grand Prix de l’Académie du Disque Lyrique.

Beethoven trabajó en el Concierto N° 4 entre 1805 y 1806, período en el cual, al expandir su lenguaje musical, compuso varias de sus obras más importantes e innovadoras. En el Cuarto buscó reemplazar el concierto del período clásico concebido para la exhibición del virtuosismo del solista, por un género más lírico. Único en el marco de su época, el Concierto muestra en su estructura formal el ímpetu y empuje de los tempranos compositores del Romanticismo.

Los poemas sinfónicos que forman la trilogía romana del compositor boloñés Ottorino Respighi constituyen una muestra cabal de su receptividad a las impresiones visuales, su expansivo lirismo y su talento para la orquestación. Los cuatro números de Las fuentes de Roma (1917) expresan las sensaciones y visiones que le sugieren cuatro fuentes -que son el punto de partida para ensalzar las maravillas de la naturaleza- contempladas desde el amanecer hasta el atardecer. En Los pinos de Roma (1924) apela a la naturaleza como punto de partida para evocar recuerdos y visiones. A través de las cuatro secciones los árboles centenarios se transforman en testigos de los principales eventos de la vida romana, en distintos momentos de un día. Mientras que estos dos poemas sinfónicos aluden a impresiones estimuladas por escenas o eventos, Fiestas romanas (1928) -que cronológicamente completa la trilogía- es absolutamente gráfico en su carácter descriptivo. Las festividades se desarrollan en el Circo Máximo, en una procesión durante el Jubileo, en las colinas de Roma y en la Plaza Navona durante la Epifanía.

Hostnews Traveller – Diario de Turismo | Bruno Gelber regresa al Teatro Colón junto a la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s