El mundo celebra al compositor

Revista Ñ | Escenarios | 15/03/16
El mundo celebra al compositor
Por Laura Novoa
El centenario del nacimiento de Ginastera se celebra este año con numerosos homenajes en distintas ciudades del mundo, que incluyen conferencias, lanzamientos discográficos, conciertos sinfónicos, de cámara y vocal, y música escénica.

Beatrix Cenci , la tercera ópera del autor, abrirá la temporada lírica del Teatro Colón el 15 de marzo, y también habrá una serie de cuatro conciertos a cargo de la Filarmónica y la Estable, además de un concierto de clausura con América Mágica y Las bodas de Stravinski . Daniel Barenboim y Martha Argerich también rendirán sus respectivos homenajes, aunque todavía no se dieron a conocer las obras. Seguramente habrá más novedades cuando las flamantes autoridades del Teatro Argentino de la Plata y el CCK hagan sus anuncios.

Mientras tanto, Gustavo Dudamel y la Orquesta Filarmónica de los Angeles acaban de hacer el Concierto para piano Nº1, con Sergio Tiempo como solista, en el Walt Disney Hall de Los Angeles (a fines de febrero), para extender la conmemoración a Nueva York, París, Luxemburgo y Londres. Riccardo Muti y la Sinfónica de Chicago homenajearon en 2015 al autor de Bomarzo tocando el Concierto para arpa , con el virtuoso solista francés Xavier de Maistre. La Filarmónica de Berlín y la arpista Marie-Pierre Langlamet aportarán su propia versión bajo la conducción de Juanjo Mena, director de la Filarmónica de la BBC, con la que acaba de grabar para el sello Chandos Pampeana Nº3, Ollantay y Estancia . También se escucharán obras menos transitadas, como el Popul Vuh , a cargo de la Orquesta Estatal de Baden. La Sinfónica de Taipei y la Sinfónica de la Radio Nacional de Polonia se sumarán, entre otras, a los festejos.

Por su parte, el Miró Quartet tocará el ciclo completo de los tres cuartetos de cuerda de Ginastera en la Sociedad de Música de Cámara del Lincoln Center. Se anunció, también en New York, el Ginastera 100 Festival , organizado por la pianista Barbara Nissman, a quién Ginastera dedicó su tercera sonata. Con pocos días de diferencia, en Madrid podrá verse una nueva puesta de Bomarzo en el Teatro Real dirigida por Pierre Audi.

Ningún otro compositor argentino logró una proyección de semejantes proporciones, pero a pesar de la fama todavía persiste un desconocimiento de buena parte de su producción, y no es mucho lo que se ha hecho a nivel local para revertirlo. Más bien lo contrario. El oratorio Turbae , la obra para órgano Variazioni e Toccata sopra Aurora lucis rutilat Op. 52 (1980), los Estudios Sinfónicos , la Cantata Bomarzo Op. 32 o el Cuarteto Nº3 para soprano y cuerdas, son algunas de las obras que se programan muy poco o casi nunca.

El Festival “Revolucionarios: las obras tardías de Beethoven y Ginastera”, organizado por el Trinity Church Wall Street (Iglesia de la Trinidad de Nueva York), es el único que ofrece un recorrido inédito de la obra de Ginastera: se escucharán 40 obras a lo largo del año y se ha anunciado el lanzamiento de la primera grabación del oratorio Turbae as passionem gregorianam .

A 33 años de su muerte, el repertorio cinematográfico que compuso en las décadas del 40 y 50 para comedias costumbristas – Hay que bañar al nene (1958), Los maridos de mamá (1956) y Su seguro servidor (1954), dirigidas por Togni– y dramas históricos o patrióticos – El puente (Gorostiza)– o Nace la libertad (Saraceni)– también permanece inédito. Su estudio podría revelar aspectos inexplorados de su escritura orquestal.

El centenario, sin duda, brindará una buena oportunidad para indagar en los aspectos menos conocidos del compositor y su obra, así como en su faceta de gestor cultural durante el auge del desarrollismo, y su particular visión de una política cultural tensionada pero sin dogmatismos entre lo local y lo universal. El Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales, que funcionó en el Di Tella, fue su logro institucional más acabado, y desde allí Ginastera intentó resolver muchos de los problemas estéticos y prácticos que atravesaban los compositores latinoamericanos. Mientras la recepción de Ginastera continúe debatiéndose entre los perfiles del reaccionario y el reformista, poco se podrá avanzar sobre las complejidades de su figura o, incluso, sobre los problemas del presente y del futuro musical local, no tan diferentes de los que enfrentó el compositor.

El mundo celebra al compositor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s