Ashton Kutcher: "Se suponía que ser hombre era ser duro"

Clarin.com | Extra Show | TV | 01/04/16
Ashton Kutcher: “Se suponía que ser hombre era ser duro”
Televisión El actor protagoniza “The Ranch”, la nueva serie original de Netflix. Y habla sobre la vida en el campo, los mandatos de su padre y la relación con su hija. Además, un repaso a su visita a Buenos Aires.

Ashton Kutcher. Protagonista y productor de "The Ranch", la serie de Netflix.

Ashton Kutcher. Protagonista y productor de “The Ranch”, la serie de Netflix.

Silvia Maestrutti Los Angeles – Especial

En enero, durante la promoción de la serie con la que vuelve a la TV después de reemplazar a Charlie Sheen en Two and a Half Men, Ashton Kutcher compartió con Clarín sus ganas de visitar Argentina. Un deseo que mágicamente le cumpliría en marzo Netflix,  permitiéndole además visitar a su amigo Perry Farrell en el Lollapalooza porteño.

De traje, presentándose como actor y productor de The Ranch, la serie que a partir de ayer se puede ver en la plataforma online, Ashton demostró en aquella presentación en Pasadena una seriedad que poco le conocíamos, habituados como estamos a verlo repetir ese emblemático estereotipo de hombre inmaduro, el nene grande que no quiere crecer. No parece ser el caso. Casado con su colega de That’ 70’s Show Mila Kunis, a quien conoce desde 1999, padre de una beba, Wyatt, Ashton da muestras de haber madurado de una vez.

Se lo ve vestido muy formal y le divierte la comparación con los ejecutivos de cine de Hollywood que reciben críticas por burócratas y son conocidos en la jerga actoral como “los trajes”. “La experiencia es distinta de cuando era un actor por contrato en Two and a Half Men. Ellos eran un equipo y yo llegué a adaptarme a la situación. Acá está bueno empezar de cero a construir el equipo, me gusta ese tipo de responsabilidad”, dice.

The Ranch es una comedia multicámara que lo reúne con otro de sus  compañeros de That’  70s Show, Danny Masterson, y se basa en la vida en una comunidad rural. Ashton es Colt, un jugador de fútbol americano semi profesional, que regresa a Colorado para ayudar a su familia a llevar adelante el negocio con su rancho. Masterson interpreta a su hermano Rooster, y Sam Elliott es su padre, con quien mantiene una relación difícil. Su madre, interpretada por la actriz Debra Winger, tiene un bar y vive detrás de un trailer.

Orgulloso de un elenco de esa categoría, Ashton quiere aclarar que esta no es una comedia para reirse de la gente que vive en el campo. “No es un cliché, aqui lo divertido es la interacción entre ellos. No me voy a burlar de la gente de pueblo, yo nací en uno  (en Iowa)”.

Volvés a trabajar con Danny, te casaste con Mila. Obviamente seguís muy pegado con tus colegas de “That’ 70s Show”. ¿Qué tuvo ese programa de especial?

Me mudé a Los Angeles cuando tenía 20 años y no conocía a nadie, y por eso la gente con la que trabajé se convirtieron en mis amigos, y lo siguen siendo hasta hoy. Y además aprendí cómo debía manejarme en esta industria gracias a Danny, él me enseñó que las cosas no se me tenían que subir a la cabeza, y también cómo divertirme sin engancharme en cosas malas que pueden pasarte cuando estás recién llegado a Hollywood. El director es el mismo que teníamos en aquella serie, y también un supervisor de producción. Somos familia. Si tuviste la suerte de tener éxito en el arte, crecés con la gente con la que compartiste ese éxito.

¿La dinámica en la relación de los personajes también es parecida?

Danny dice que en The Ranch somos como una versión adulta de aquellos personajes. Yo no veo eso. Lo único que se mantiene es la amistad entre nosotros. La gente va a tratar de compararlos, aquella dupla pegó mucho, pero son dos historias completamente diferentes.

Te criaste en una ciudad rural. ¿Te sirvió esa experiencia?

Es que no tuve la misma experiencia. Vivía en contacto con la naturaleza, pero no había animales. Igual, visitaba un rancho de mis tíos, y soy un gran fan de la música country y los rodeos. De todos modos, lo que me pegó de esta historia es esto que les pasa a tantos jóvenes, que te vas de tu casa, a estudiar, a tratar de triunfar en lo  tuyo y a veces la realidad es otra, y terminás volviendo a la casa de tus padres. Y resulta que ahora son todos personas diferentes y tenés que aprender a convivir de nuevo. Ese era mi gran temor cuando me fui de casa, el miedo al fracaso. En esta serie quisimos enfocar ese regreso al hogar desde el humor.

Tu padre en la vida real, ¿se parece en algo al tipo duro que crea Sam Elliott en la ficción?

Nos llevamos bien, somos amigos. Pero hay algo ahí, y es que no importa cuánto haya crecido yo, él siempre me va a ganar en todo. Cuando me encontré con Elliott en el set por primera vez y me acerqué a saludarlo, con lo todo lo ícono que es para mi, él me agarró la mano entre sus manos gigantes y me sentí chiquito. Es más alto que yo, y empecé a decirle: “Sí señor, cómo quiere filmar esta escena señor” (se ríe). Creci en una cultura donde se suponía que ser hombre era ser duro, no mostrar emociones, no llorar jamás.

¿Y qué encontraste cuando te fuiste de casa?

Viví un año en Nueva York antes de probar suerte en Los Angeles, y fue un shock, ¡ahí todo era tan diferente! Yo jugaba al fútbol aunque no era muy bueno, lo había hecho en la escuela, venía de clase trabajadora, pero la gente de alrededor era muy distinta. Fue raro.

¿Qué tipo de padre terminaste siendo?

Muy  permisivo (ríe). La experiencia es sensacional, ser padre es lo mejor que te puede pasar.

No tan permisivo, sin embargo.  Esta semana le contó al conductor Jimmy Kimmel que habían tratado de darle huevos de pascuas sin chocolate a su hija de un año y medio. Cambia pañales desde el primer día, y asegura  que quiere ser el héroe de su hija.

Sus días en Buenos Aires

Paseó por el cementerio de la Recoleta, pisó el pasto del Monumental riverplatense, vio un show de tango y, por supuesto, quedó fascinado con la carne argentina (“es la mejor que probé”, aseguró taxativo). Pero además de todo eso, se sacó decenas de selfies en la fiesta que organizó Netflix para los artistas que trajo a Buenos Aires, con varias celebrities locales como invitados. ¡Si hasta Susana Giménez quedó fascinada con el muchacho! El rango de “fans” locales que sumó Kutcher durante la gala que se realizó en La Mansión del hotel Four Seasons, fue tan amplio como para ir de Soledad Pastorutti a Martha Minujin.

Conocedor del paño mediático, durante los cinco días de su estadía porteña, Kutcher se calzó una camiseta de la Selección de fútbol argentina, y salió a correr por Palermo como un runner más; se sacó una foto frente al Teatro Colón, otra frente a la Floralis Genérica de la avenida Figueroa Alcorta, y montones con gente que lo reconocía por la calle, y las subió todas a sus redes sociales… promocionando de paso su serie The Ranch.

Resultado: Kutcher quedó muy impresionado por la riqueza cultural de Buenos Aires, y según dijo, por el “espíritu rebelde” de sus habitantes. También por la carne y el dulce de leche. De las mujeres, en cambio,  el que alguna vez fue considerado uno de los hombres más sexy del planeta, no dijo nada.

Demi Moore, la mujer que lo hizo famoso

Aunque ya era un actor conocido, y con muchas seguidoras, por su personaje en That 70’s Show, la fama internacional le llegó a Kutcher a través de su romance con la bomba sexy del momento, Demi Moore. En 2003, cuando empezaron su relación, ella tenía 42 años, y el 27. Contra todos los pronósticos, se casaron en 2005, y fueron (o se mostraron) felices hasta 2013. Para la prensa estadounidense, es un hecho que fueron las infidelidades reiteradas de Ashton las que llevaron a Demi a una obsesión por mantenerse joven (que incluyó problemas de salud) y finalmente terminaron con el matrimonio. El dato curioso: el año pasado Rumer, la hija de Demi con Bruce Willis, confesó que estuvo platónicamente enamorada del marido de su mamá, incluso antes de esa relación, ya que, a sus 17, la chica tenía el poster de Kutcher en su cuarto. Sólo fantasías previas, aclaró, ya que luego “Ashton fue un gran padrastro”.

Ashton Kutcher: “Se suponía que ser hombre era ser duro”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s