Todo un Don Juan | La Razon

La Razon | Lunes 04.04.2016 |
Lírico y talentoso
Todo un Don Juan
4 ABR 2016 | 08:01 Consagrado en el mundo, el bajo-barítono uruguayo se presenta en el Teatro Colón con la ópera “Don Giovanni”.

Por Paula Condepconde@larazon.com.ar

“Don Giovanni”, la gran creación de Mozart

“Don Giovanni”, la gran creación de Mozart

“Don Giovanni”, la gran creación de Mozart

“Don Giovanni”, la gran creación de Mozart

Una voz grave resuena en los pasillos del Teatro Colón. Pertenece a uno de los cantantes de ópera más consagrados del momento a nivel mundial. Erwin Schrott nació en Montevideo hace 43 años y con ese vozarrón no podía ser otra cosa que cantante lírico. O tal vez locutor. Pero dado que sus padres se la pasaban escuchando ópera y tango en su casa, creció influenciado por esa música. Su debut en los escenarios fue a los 22 y tres años después llegó al Colón, lugar al que volvió más de una vez. Desde mañana vuelve al primer coliseo porteño para interpretar uno de sus roles favoritos: será “Don Giovanni”, el personaje principal de la obra que lleva el mismo nombre. Creado por Mozart, el papel de “Don Juan” le sienta bien a este bajo-barítono, que, además de ser un cantante talentoso, es todo un galán: estuvo en pareja con la reconocida soprano rusa Anna Netrebko, con quien tiene un hijo. Pero su repertorio va más allá de la ópera. Sus raíces rioplatenses lo llevaron a grabar un disco y a montar un espectáculo de tango, “Rojotango”, y, desde hace poco, a sumar temas de son, salsa y chachachá, en un show llamado “Cuba Amiga”.
-Volvés a una sala ya conocida.
-Es una sala siempre por conocer, diría yo. Siempre es como la primera vez. Es como volver a casa, pero sin perderle el respeto a esta joya maravillosa. La energía que tiene este teatro es imponente.
-¿Qué recuerdos tenés de aquellas presentaciones a fines de los 90?
-Recuerdos divinos. Es como si yo hubiese nacido con alas y cuando llegué a Buenos Aires el Teatro Colón me las abrió. Porque las primeras reacciones que tuve cuando vine a estudiar fueron “pibe, te tenés que ir”. Abrí las alas y volá. Es muy importante contar con esta ayuda.
-Como especialista en personajes “mozartianos”, ¿tenés dominado el rol de Don Giovanni?
-No sé si tiene algo que ver que lo tenga súper conocido. Porque lo que tengo conocido es cómo hacer una pared montando ladrillos en hilera y con una cantidad de cemento. En mi trabajo eso no tiene nada que ver. Acá estás en una continua prueba, en cada escenario del mundo no importa lo que hiciste, lo tenés que volver a hacer ‘aquí y ahora’.
-¿Le ponés algo nuevo cada vez?
-Siempre. Desde el ensayo general a la primera función vas a encontrar con un Don Juan con detalles nuevos. Esto ha sido algo fundamental, mantenerlo todo vivo, no me quiero acostumbrar a lo que hago, porque en ese momento te convertís en un artista burocrático. La idea es mantener esa ebullición creativa para que esto no muera. Creo que se nota en el escenario cuando uno lo hace por amor y cuánto uno se divierte. Lógicamente que la diversión está controlada y que hay una base técnica de mucho estudio y ensayo.
-¿Por qué preferís a Mozart?
-Porque es un bálsamo para la voz. Te educa musicalmente muchísimo y tenés que estar preparado. Yo termino de hacer las óperas de Mozart y las podría hacer seguido dos o tres veces más en la misma noche. Igual, ahora que estoy en otro momento vocal y de la vida, incursiono más en Puccini y en Verdi.
-¿La ópera es un arte de elite?
-La ópera cuenta con posibilidades para ser competencia de cualquier otra forma artística, porque lo tiene todo. Lo que pasa que nosotros nos tenemos que poner al día, porque tenemos una competencia muy “desleal”: “FuerzaBruta” o “Cirque du Soleil” es competencia “desleal”, en el sentido de que hacen unos espectáculos brutales, visualmente súper importantes, con grandes ideas, con aporte técnico y musical y es la competencia contra la que tenemos que batallar. Jamás diría que la ópera puede llegar a tener el nivel de popularidad de “FuerzaBruta”, pero le pelea de cerca.
-¿Qué te llevó a grabar tango?
-La necesidad de cantar tango fue algo íntimo. El tango me acunó desde chico, pero durante un tiempo no quise saber nada. Necesité madurarlo. Crear un espectáculo como “Rojotango”, que circula por el mundo siempre en ‘sold out’, es importante. Y no canto ópera ahí. Los críticos no hablan no de ‘standing ovation’, sino de ‘dancing ovation’: la gente se pone de pie, canta, baila, está feliz y ésa es la idea. Lo único que hago es ser un ‘link’ entre mi cultura y otras, que desconocen algunos temas. Incluso que hasta yo desconocía, como me pasó con los “Lecuona Cuban Boys”. Jamás pensé en cantar un tema de de ellos y ahora son los de mayor suceso en “Cuba Amiga”. La ópera me encanta, es maravillosa, me paso todo el año en ella, pero estos son toques excepcionales.
“Don Giovanni”, la gran creación de Mozart
Don Giovanni, la gran creación de Wolfgang Amadeus Mozart, se presenta en la temporada lírica del Teatro Colón con dirección musical de Marc Piollet, dirección escénica de Emilio Sagi y protagonizada por el bajo-barítono uruguayo Erwin Schrott, junto a un grupo de destacados cantantes nacionales e internacionales. El estreno será mañana a las 20 y habrá funciones el 6, 8, 9, 10 y 12 de abril. En las funciones del 6 y 9, el rol de Don Giovanni estará a cargo de Homero Pérez Miranda.

Todo un Don Juan | La Razon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s