Belleza para recordar toda la vida – 17.04.2016 – LA NACION

Belleza para recordar toda la vida 
Hugo Beccacece  PARA LA NACION   Domingo 17 de abril de 2016
Hay interpretaciones que uno recordará toda la vida. Para celebrar el comienzo del Segundo Festival Konex de Música Clásica (consagrado este año a Mozart), la entidad organizó un recital privado en la embajada de Uruguay.

Sólo se escuchó al violinista Shlomo Mintz, que no tocó nada de Mozart, sino la Partita nº 2 de Johann Sebastian Bach y la Sonata para violín solo, Op. 27, nº 6 de Eugène Ysaye.

Ojalá se haya grabado la versión de la obra de Bach que Mintz ofreció esa noche porque fue excepcional aun para un artista de su jerarquía. El movimiento final, la Chacona, una de las pruebas de fuego para los violinistas desde el punto de vista técnico e interpretativo, es un lamento que, según algunos musicólogos, fue escrito por Bach en homenaje a su primera esposa, Maria Barbara Bach. En ese sentido, se produjo una curiosa coincidencia. Antes de que Mintz empezara a tocar, la esposa del embajador de Uruguay, Cecilia Lescano, agradeció la actuación de Mintz, que consideraba casi como un regalo personal porque ese día ella cumplía años: el tradicional Happy birthday fue reemplazado nada menos que por la Partita de Bach.

Eugenio Schiavo, uno de los hombres más ricos en anécdotas del mundo musical argentino y representante en el país de Mintz, comentó que el instrumento del músico era un Stradivarius. “Recuerdo que al principio de nuestra amistad, una noche, fui a su camarín en el Colón, me puse a hablar con él y, distraído, estaba por sentarme en una silla, cuando Schlomo, con una voz de alerta, me lo impidió: ?Eugenio, vas a apoyar tu trasero en un millón de dólares y, lo más probable es que lo destruyas’. No había visto que Schlomo había dejado el violín sobre ese asiento. Es un hombre de un gran sentido del humor. A veces, lo he acompañado en sus giras y me he divertido muchísimo”.

La primera fila del auditorio improvisado en el salón principal de la embajada estaba ocupada por el embajador del Uruguay, Héctor Lescano Fraschini, y su esposa; el de Alemania, Bernhard Graf von Waldersee; el de España, Estanislado de Grandes Pascual; la embajadora de Austria, Karin Proidl; la directora del teatro Colón, María Victoria Alcaraz, y Luis Ovsejevich, presidente de la Fundación Konex. En filas posteriores, se veía a María Sáenz Quesada, flamante vicepresidenta de la misma Fundación, Dardo Tuller, Guillermo y Lily Ambrogi, Cristina Mucci, Alejandro Cordero, Roxana Punta Álvarez, Daniel Sabsay, Alberto Bellucci, Javier Negri, Eugenio Giusto, Olga Fernández Latour de Botas, Gino Bogani y Amelita Baltar.

Belleza para recordar toda la vida – 17.04.2016 – LA NACION

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s