Maxi Guerra estrenó Don Quijote | GENTE

GENTE  |   Director del Ballet Estable del Teatro Colón
Maxi Guerra estrenó Don Quijote
Director del Ballet Estable del Teatro Colón desde el año pasado, y a treinta del rechazo sufrido allí mismo, estrenó su versión del célebre Don Quijote, representado en el mundo desde hace un siglo y medio por los mayores coreógrafos de la historia. Aquí hablan el artista “y el pibe del barrio de Almagro”.

01/05/2016  Actualidad

Tan flaco…como Don Quijote, cuatro siglos después y en el escenario del Colón, Maximiliano promueve en los bailarines la actitud de sus comienzos: experimentar sobre los clásicos.

Maxi Guerra, el bailarín, coreógrafo, director y maestro que el martes 26, en el Colón, levantó el telón sobre su versión del ballet Don Quijote y se acerca a sus 54 años –los cumple el 5 de mayo–, pasó por todos los grandes templos (Los Angeles Ballet, London Festival, Deutsche Opera –Berlín–, San Carlo –Nápoles, Alla Scala Milano– y por las máximas perlas de la corona (el Kirov y el Bolshói, la gran matriz rusa).

Más allá del discutible axioma “nada sucede por casualidad”, algo así lo llevó a cambiar los zapatos de fútbol –“fui un promisorio 9 de River”– por las zapatillas de ballet.

“Mi hermana Valeria estudiaba baile en el Colón y yo la acompañaba, al principio atraído más por algunas bellas alumnas que por el arte”. Pero el clic lo acechaba, y se produjo… “Tuve un gran maestro de danza: Wasil Tupin”, recuerda. A los 23 ya estaba en el Ballet Estable del Colón. Vueltas de la vida: el 24 de febrero del año pasado asumió como director de ese cuerpo.

–¿Una justicia tardía?

–El Colón tuvo una gran capacidad para expulsarnos, a mí y a Julio (Bocca). Eramos jóvenes y nos dolió. Nos enojamos. Y como no nos querían, nos alejamos.

–¿Quién fue el verdugo?

–No hay nombres. Es la institución, la estructura. No sé cuánto puedo darle al Colón, pero sí lo mejor de mí. No soy un genio ni un mago. Sin embargo, tengo mucha experiencia, mucho camino hecho. Por algo Dios volvió a ponerme aquí.

–¿Cuándo actuaste tu último Quijote?

–Creo que con el ballet de Alla Scala Milano en una larga gira: Palermo, Sevilla, etcétera.

–¿Hoy podrías bailarlo en vez de dirigirlo?

–Ya no hago clásicos, pero sí otros géneros. Mientras el cuerpito aguante…

–La obra tuvo infinitas versiones y coreógrafos célebres: Marius Petipa, George Balanchine, Rudolf Nureyev… ¿Cómo concebiste tu coreografía?

–El ballet está basado en el capítulo 19 de la segunda parte de la novela Las bodas de Camacho. Aunque no hay muchas variantes, siempre es posible innovar, encontrar una vuelta de tuerca.

–¿Y en este caso…?

–Con el título Don Quijote, el soñador de la Mancha, me apoyé mucho en Cervantes, fusioné persona y personaje, jugué entre sueño y realidad… Creo que quedó muy bien.

–¿Cómo fue tu evolución de bailarín a estrella?

–No te dije que soy una estrella. Lo dijiste vos. Yo lo único que puedo decir es que mi carrera me avala.

–Asumo la responsabilidad. Además de la destreza física, ¿qué te hizo crecer?

–Lograr algo clave: la destreza actoral. No ser sólo un técnico. Porque técnicos hay muchos, pero estrellas, muy pocas. Somos –o debemos ser– actores sin palabras, no sólo acróbatas. Iris Scaccheri (Nota: gran bailarina argentina, 1949-2014) decía: “Cuiden la danza; no la dejen morir en la destreza”. Mi evolución fue peldaño a peldaño, asegurando con mucha firmeza cada uno, hasta el siguiente.

–Subir, no trepar.

–Exactamente.

–He visto, entre bambalinas, bailarines que parecían a punto de caer muertos, y treinta segundos después volvían al escenario con todo el fuego.

–Eso es pasión, pero también y sobre todo, disciplina y entrenamiento. El training del fútbol ni se nos arrima, y hasta superamos al del tenis.

–¿Tu retrato de familia?

–Valeria, aquella hermana a quien yo acompañaba, fue profesional, y hoy tiene una escuela de baile.

Patricia Baca Urquiza, mi mujer, es bailarina clásica. Mis hijas (¡qué bellas!) son Micaela (22), bailarina –de mi primera mujer–, y Azul (12), que quiere ser bailarina clásica, y Zoé (10), que toca instrumentos, baila desde jazz hasta árabe ¡y es la más rockera! –de Patricia–. Con Micaela estamos haciendo el musical Quereme así… piantao, los fines de semana, con mi Ballet del Mercosur.

–¿Cómo germinó tu costado solidario?

–Nací en Almagro, un barrio donde algunos tenían más, otros menos y otros nada, pero todos jugábamos al fútbol entre piedras y vidrios, íbamos a la plaza, a la iglesia, y nos reuníamos en una esquina. Un día, por radio, escuché a una actriz: “Las sirenas de las ambulancias pasan noche y día, pero nunca pensamos que algún día pueden llevarnos a nosotros”. Fue la chispa. Empecé ayudando a la Casa Cuna; me llamaron el Garrahan, Fundaleu… No puedo curar, pero sí dar un rato de alegría, comprar pañales, lo que sea. Como en la barra de Almagro. Mi fundación apoya y promociona a bailarines sin dinero, y en Fábrica de Arte becamos al 30 por ciento de los alumnos.

–¿Qué hacés en los hospitales? ¿Bailás, actuás, aportás plata…?

–De todo. Lo que me pidan. Lo que necesiten. Adelante y detrás de la escena. En esos momentos soy el Maxi de Almagro, no el otro.

–¿Por qué te motiva tanto el dolor ajeno?

–Porque miro a los médicos, a las enfermeras, a todos, que aun sabiendo que están ante un enfermo terminal, igual entregan hasta lo último de sus fuerzas.

–Volvamos, y cerremos, con el Colón. ¿Qué traés, que se viene?

–Una bombita. Galas internacionales. Les pedí a las grandes compañías (Royal Ballet, Hamburgo, Stuttgart…) que nos manden a sus grandes figuras. Y terminamos con La bayadera, que estrenamos con Julio Bocca en el ’92. Empezamos en el Colón y terminamos en el Parque Centenario.

–¿En tus viajes te encontrás con jugadores de fútbol?

–¡Por supuesto! Nunca falta un asadito con Simeone, Zanetti, Vivas… Cuando les cuento cómo nos entrenamos en el ballet… ¡se quieren morir! 

Por Alfredo Serra. Fotos: Christian Beliera.

Maxi Guerra estrenó Don Quijote | GENTE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s