Aire de otros planetas – 06.05.2016 – LA NACION

Aire de otros planetas
Pablo Gianera LA NACION Viernes 06 de mayo de 2016
De la contención expresiva a la expresión sin atenuantes. De esa manera podría definirse, breve y falsamente, es cierto, el itinerario que presentó el Cuarteto Arditti en el ciclo Colón Contemporáno. El concierto tuvo dos partes bien diferenciadas, pero los límites entre las dos fueron menos claros de lo que podría pensarse a primera vista.

La distancia temporal entre los dos cuartetos del inglés Brian Ferneyhough, presente en la sala, no es tan grande: apenas tres años, de 1987 a 1900. Pero la invención del compositor tiende a expandir en la obra lo que la cronología amontona en las fechas.

El Cuarteto n° 3 se despliega en dos movimientos fuertemente contrastantes. El primero es una lúcida explotación de gestos , sin ningún motivo melódico definido. Los contrastes más abruptos (entre movimientos, entre gestos) son una de las claves de la expresividad, pero no la única. Hay también un lirismo contenido, que, como todo lo que no termina de manifestarse, magnifica su eficacia.

El Cuarto cuarteto, que suma voz de soprano introduce, en cambio, un tendido motívico más continuo y evidente, que se advierte también en la línea vocal. Los textos que se escuchan pertenecen a los Cantos de Ezra Pound, aunque sometidos al filtrado que hizo de ellos otro poeta, Jackson Mac Low. Lo que queda es una fragmentación al filo de la disolución fonética, que sin embargo no resiente su significación. Pocas veces sonó más expresiva la palabra “Paradiso” que en boca de Claron McFadden.

Con una relación más solidaria que de competencia, la de McFadden fue realmente una quinta cuerda para el Cuarteto Arditti. O tal vez, dicho de otro modo, fueron cuatro voces (las del Arditti) que se agregaron a la de McFadden. Verdaderamente, el cuarteto parecía “cantar”, una condición que aparece siempre en el Arditti, aun en sus lecturas más estricamente “objetivas”. La escritura de Ferneyhough, no hay duda, es compleja, pero el modo en que logra interpelarnos es inmediato.

En eso, Ferneyhough es heredero de Arnold Schönberg y su Cuarto cuarteto dialoga directa y deliberadamente con el Segundo del maestro vienés. El modo en que aparece aquí la voz no podría ser más emblemático: el último movimiento, sin tonalidad definida, empieza con los versos famosos de Stefan George: “Ich fühle Luft von anderem Planeten” (Siento aire de otros planetas). Nunca habrá sonado ese verso más cargado de sentido que como lo cantó la excepcional McFadden.

Claro que el futuro modifica el pasado, y Schönberg no se escucha igual después de Ferneyhough. El gran logro de los Arditti es haber puesto en escena el enrarecimiento de ese aire del que hablaba el poeta George, que se vuelve otro sin dejar de ser el que era.

Cuarteto Arditti / Ciclo Colón Contemporáneo: / Intérpretes: Irvine Arditti, Ashot Sarkissjan, Ralf Elhers, Lucas Fels, Claron McFadden (soprano). / Programa: Cuartetos de cuerda n° 3 y 4, de Brian Ferneyhough; Cuarteto n° 2, de Arnold Schönberg. En el Teatro Colón

La voz, una quinta cuerda

La voz, una quinta cuerda. Foto: M. Parpagnoli / Teatro Colón

Aire de otros planetas – 06.05.2016 – LA NACION

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s