Las dos caras de Kitri – Diario El Día

BALLET EN EL ARGENTINO
Las dos caras de Kitri
La experimentada Julieta Paul y la debutante Marianela Bidondo encabezarán el elenco femenino de “Don Quijote”

08 de Junio de 2016 | Publicado en Edición Impresa

Las dos caras  de Kitri

Las dos caras de Kitri

La temporada de ballet del Teatro Argentino continuará este fin de semana con la reposición de “Don Quijote”, con música de Ludwig Minkus y coreografía de Marius Petipa, adaptada por Víctor Filimonov. La particularidad de esta producción estará puesta en Kitri, la protagonista femenina, quien será interpretada por la experimentada Julieta Paul y por la debutante Marianela Bidondo.

Con funciones previstas para este viernes y sábado a las 20.30, y el domingo 12 a las 17, intervendrán el Ballet Estable que conduce Maricel De Mitri, y la Orquesta Estable, dirigida en esta oportunidad por Gustavo Fontana.

En esta coproducción con el Teatro Colón de Buenos Aires, la escenografía le corresponde a Enrique Bordolini, el vestuario a Eduardo Caldirola y la iluminación a Rubén Conde.

Habrá nuevas presentaciones el viernes 17 y sábado 18, a las 20.30 y el domingo 19, a las 17; además del viernes 15 y sábado 16, a las 20.30 y el domingo 17, a las 17.

Inspirado en el episodio de las bodas de Camacho, incluido en el vigésimo capítulo de la segunda parte de la inmortal novela de Miguel de Cervantes, el argumento de “Don Quijote” narra los amores de Kitri, la hija del tabernero Lorenzo, con el joven barbero Basilio.

Como el padre quiere casarla con el viejo y rico Camacho, Kitri y Basilio tendrán que urdir varias intrigas hasta lograr, con la intervención del mismo Don Quijote, que Lorenzo termine por aceptar su unión.

EXPERIENCIA Y CONFIANZA

Oriunda de Paraná, Julieta Paul tiene veinte años como bailarina profesional y desde hace doce forma parte del Ballet Estable del Teatro Argentino. A Kitri ya la interpretó en cuatro oportunidades: dos veces en versión completa, y otras dos en formato suite.

Para ella, este papel tiene todo lo que un personaje tiene que tener. “Es de los más completos porque, técnicamente, es de los más difíciles, de hecho, me cuesta mucho la dinámica, y lo vivo siempre como un desafío. Es todo muy vigoroso. Además, por su puesto, del rol interpretativo”, aseguró, en diálogo con EL DIA.

En su caso, la experiencia es sinónimo de confianza. “Uno sabe a lo que se enfrenta, tanto en lo técnico, como en lo que es la resistencia, y cómo manejar los tiempos en el escenario”, manifestó, al mismo tiempo que consideró que, como contra, puede darse “la confusión” de las versiones. “Hay que desacostumbrar el cuerpo a lo que se había hecho la vez anterior”, explicó la bailarina, sobre una situación que no se dará esta vez puesto que se repondrá la producción del año pasado que también encabezó.

En “Don Quijote” Julieta estará acompañada por Bautista Parada, su ya tradicional partenaire. “Cumplimos diez años de matrimonio”, dijo, entre risas, sobre la trayectoria que han ido forjando “juntos a la par”, como dice la canción.

“Lo bueno de bailar con él es que podemos resolver cuestiones que quizás quedaron pendientes de la producción anterior. Uno sigue creciendo mutuamente cuando volvés a hacer el mismo rol, con el mismo partenaire. Ya nos conocemos tanto, que sabemos a dónde tenemos que apuntar. Esa es otra de las ventajas”, remarcó.

A pesar de su gran experiencia, Julieta todavía sigue sintiendo ese cosquilleo en la panza antes de salir a escena. “Pensé que con los años y con la experiencia se iba a aplacar un poco. A veces, el hecho de tener más experiencia, hace que tengas cierta presión mayor a cuando estás empezando. Más que nada porque uno sabe que se va despidiendo de algunas cosas y las quiere hacer bien”.

Convencida de que “Don Quijote” es un título obligatorio no sólo para todas las compañías sino para todos los primeros bailarines, Julieta destacó de esta versión firmada por su compañero Víctor Filimonov la “vuelta al estilo español”, con mucho énfasis en el uso de pandereta, abanico y movimiento de brazos, características “fuertes que el clásico a veces tiende a lavar”.

Dedicada exclusivamente a la danza, además de ser parte bailarina del Argentino, Julieta también participa de galas privadas, generalmente en el interior, y recibe, asiduamente, invitaciones para bailar en el exterior. De hecho, este año llevará sus movimientos a festivales de danza que se harán en Colombia y Cuba, junto a otros compañeros del Teatro, propuestas que la tienen muy entusiasmada.

Consultada por las colaboraciones anunciadas junto al Teatro Colón, la bailarina remarcó que son “muy positivas las fusiones porque enriquecen a todos los bailarines” pero consideró que “nosotros queremos seguir manteniendo nuestra identidad”.

Julieta Paul interpretará a Kitri el 10, 12 y 19 de junio.

ENTUSIASMO Y DEBUT

De las más nuevitas de la compañía, Marianela Bidondo hace cinco años que forma parte del Ballet Estable del Teatro Argentino.

Platense y formada en el instituto de Lilian Giovine, y ex integrante de la compañía de Iñaki Urlezaga, tendrá este fin de semana su debut protagónico con “Don Quijote”, el puntapié inicial de una prometedora carrera como primera bailarina.

“Es el ballet que más me gusta por eso tengo mucha suerte. Es una obra de lenguaje español, con mucha fuerza, y a mí me encantan las cosas así, porque tengo mucha potencia”, manifestó la joven bailarina, en diálogo con EL DIA.

Entusiasmada con esta incursión, Marianela aseguró atravesar este momento “sin nervios” y “muy metida”, agradecida por el apoyo no sólo de la compañía sino de los directivos del teatro. “Es muy enriquecedor poder trabajar con ellos. Son grandes artistas y tener esta experiencia es algo increíble”, indicó.

Durante su formación, que comenzó a los cinco años, siempre soñó con ponerse en la piel de Kitri, de hecho, ha interpretado muchos papeles de la obra, anhelando con este día que está a punto de llegar. Y en su debut estará a su lado el virtuoso Esteban Schenone, quien, “más allá de ser un compañero con mucha experiencia es un amigo, una persona con la que me siento cómoda para hablar y decirle lo que me parece bien y lo que no”. Para Marianela “no es fácil adaptar los cuerpos”, es un proceso que lleva su tiempo, “es conocerse profundamente para que las cosas fluyan porque no somos por separado: los dos somos uno en el escenario”.

Consultada por el aporte de Maricel De Mitri a la compañía, la calificó como “una gran artista” y dijo que “necesitábamos alguien con su potencia”. “Para mí es muy importante poder ver su movimiento para poder copiarlo, de alguna manera. Y un ejemplo más allá de la técnica, que es bellísima, es el tema de la interpretación, cómo ella toma el personaje, cómo te lo explica. Es riquísimo. Nos hacía falta eso”, reflexionó.

“Don Quijote”, a su entender, es una obra que no puede faltar en ningún ballet, “una pieza que nos marca a todos” por su belleza y la diversión que propone. “No sólo es entretenida y llevadera para el público, también lo es para nosotros. Hay obras en las que por ahí estamos más preocupados, pero ésta nos permite disfrutar”, destacó.

Concluyendo, la intérprete remarcó el compañerismo de Julieta Paul, “no sólo una gran bailarina sino una gran persona”, a quien acude permanentemente. “Tener una compañera que te de las herramientas y te acompañe en todo es fundamental. Es lindo cuando ves que el otro quiere que te vaya bien, que triunfes”, cerró, con entusiasmo e ilusión, por esta nueva etapa que comienza.

Marianela Bidondo interpretará a Kitri el 11, 17 y 18 de junio.

Las dos caras de Kitri – Diario El Día

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s