Sasha Waltz en el Teatro Colón – Deutschland.de

Deutschland.de – Su enlace digital con Alemania | Viernes 10 Junio 2016
Sasha Waltz en el Teatro Colón
7 Junio 2016 Buenos Aires (dpa) – La coreógrafa alemana Sasha Waltz es todo un ícono de la danza contemporánea. Hay quienes dicen que tomó la posta de la legendaria Pina Bausch para insuflarle un nuevo espíritu a la danza.

Pese a este renombre y a su larga trayectoria, nada en esta mujer de paso seguro parece ser altivo. Recién aterrizada en Buenos Aires, donde se presenta junto a su compañía a partir del 7 de junio en el Teatro Colón, Waltz abre en diálogo con dpa las puertas a su mundo artístico, y lo hace con una mirada que alterna la rigurosidad propia de los bailarines con un entusiasmo tan lúdico y reflexivo que parece que hablara por primera vez.

Mientras los técnicos montan la escenografía en la gran sala del teatro vacío, Waltz explica su búsqueda de un arte que se inserte en las problemáticas sociales y comparte su visión de la inminente puesta de “Dido y Eneas”, de Henry Purcell (1659-1695), en una propuesta que incorpora la danza a la ópera como elemento fundamental.

¿Dónde radica la actualidad de esta obra del Barroco?

Lo que me interesaba al abordar esta ópera era cómo narrar de un modo nuevo el espíritu del Barroco, cómo darle una forma que se adecuara a los tiempos actuales. Por un lado, quería aprovechar al máximo esa cualidad desbordante, voluptuosa y sensual del Barroco, que queda plasmada por ejemplo en los vestuarios, pero por el otro quería plantearla desde el lenguaje de la danza contemporánea.

Además, la historia de esta ópera es de gran actualidad, porque relata los avatares de Eneas, que huye de una gran guerra, de una Troya en llamas, zarpa en barco con su gente y desembarca en Cartago, donde es recibido prácticamente como un refugiado por Dido, reina de Cartago.

Por supuesto que la obra tiene elementos del Barroco, dioses que interceden y una trama de amor, pero es asombrosa la actualidad que siguen teniendo las grandes obras y los dramas de la Antigüedad.

De todos modos, en la puesta usted opta por no hacer referencia explícita a la problemática migratoria que vive Europa.

No, no lo hago porque si uno lo traslada de un modo muy directo, se vuelve chato. Lo bueno es abrir espacios, no cerrarlos con lo evidente. Y lo hermoso de la música, de la ópera y del arte es el margen de libertad que ofrecen.

Porque para hallar caminos de salida a las crisis hacen falta ejemplos, y eso es algo que me planteo mucho. ¿Cómo tratamos nosotros, los artistas, la problemática de los refugiados? En nuestro estudio de danza en Berlín desarrollamos una serie titulada “Escuchar”, en la que impulso debates políticos y luego los intercalo con momentos de danza y de música, con instalaciones que muestran, por ejemplo, cómo un grupo de personas come y cómo conversa al compartir una mesa.

Me planteo mucho qué posibilidades tenemos los artistas, cómo podemos tener un papel político activo, transmitir lo que sabemos sobre cómo nos comunicamos, sobre cómo creamos a partir de grupos tan heterogéneos y sobre cómo logramos ser constructivos trabajando juntos.

¿Cómo se desarrolla en lo concreto esta propuesta?

Son fundamentalmente debates reales acompañados de eventos artísticos. Por ejemplo, en la última fecha presentamos una de mis obras que hace eje en los desplazados y en la guerra, y luego abrimos un espacio de encuentro en el que las personas puedan conversar, tras haber escuchado las charlas de las mesas de debate. Se ofrece una comida gratuita, de modo que no haya diferencias entre quienes la pueden pagar y quienes no por ser, por ejemplo, refugiados.

Nuestro objetivo fue invitar justamente a muchos refugiados que promueven iniciativas, entre otras cosas, para que las presenten. Y en nuestras instalaciones también ofrecemos workshops de música y de danza y un taller de escritura para mujeres migrantes. Las propuestas son múltiples.

Desde que fundó su compañía “Sasha Waltz & Guests” en 1993 ha trabajado con grupos muy distintos. En algunas obras recurre exclusivamente a bailarines, en otras incluye al público en la creación de sus coreografías, y en “Dido y Eneas” trabaja además con cantantes que bailan. ¿Cómo es esta experiencia?

¡Sí! Cuando comenzamos fue realmente un experimento. Hicimos un workshop para ver qué se podía hacer y cómo funcionaría. A partir de eso, los cantantes fueron creciendo cada vez más en la danza, y hoy los más jóvenes tienen tanta curiosidad y son tan abiertos que se pueden concebir cosas fantásticas.

Por supuesto, los movimientos se tienen que adaptar a la música. ¿Dónde puede tomar aire el cantante? ¿Dónde incorporar un giro? ¿Espero para hacer este movimiento? Pero por otro lado, también opero sobre la música. En “Dido & Eneas”, por ejemplo, de pronto se hace una pausa, todo es silencio.

Y después de haber trabajado tanto con música electrónica como con obras de Wagner y Monteverdi, ¿hay alguna época artística en la que se sienta más en casa?

Empecé con la música barroca porque me gusta mucho y porque tiene un modo de respirar que se lleva muy bien con la danza. Tiene una enorme liviandad. Pero hoy trabajo con tantos estilos que ya no sabría decir qué es lo que más me gusta. En realidad me atrae detenerme en distintas épocas, porque cuando vengo del Barroco, escucho lo contemporáneo de otra manera, y lo mismo sucede en el paso de Wagner a Monteverdi.

Hace dos años trabajé con “Tannhäuser” (de Wagner, con dirección musical de Daniel Barenboim) y primero pensé: ¡Por Dios! ¡Cómo puede ser! ¡No puede ser tan diferente la percepción del tiempo que transmite cada obra! Y eso es lo que me atrapa, al igual que el trabajo con distintas obras de un mismo compositor. Aprendo muchísimo.

¿Le inquieta la reacción que pueda tener un público habituado a la ópera “clásica” ante su propuesta de “Dido y Eneas”?

Espero que también vengan espectadores de danza. Cuanto más variado y abierto el público, mejor.

© dpa

Sasha Waltz en el Teatro Colón – Deutschland.de – Su enlace digital con Alemania

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s