Página/12 :: Gigantesco fresco acerca de la violencia

Jueves, 14 de julio de 2016
MUSICA › LOS SOLDADOS, OPERA DE BERND ALOIS ZIMMERMANN EN EL COLON
Gigantesco fresco acerca de la violencia
Por Diego Fischerman
Si uno de los ideales del arte de tradición europea, desde la Edad Media, ha sido la idea de complejidad, Los soldados, la ópera que Bernd Alois Zimmermann estrenó en 1965, lleva esa concepción a un posible cenit.

Y si uno de los instrumentos de esa complejidad ha sido –y aún lo es– la polifonía, la multiplicidad de significados, la pluralidad de voces, en esta obra maestra no sólo se erige como principio constructivo en el interior de cada escena sino, incluso, entre escena y escena, algunas de ellas simultáneas.

En el sistema de Los soldados hay algo fuertemente cinematográfico y, desde ya, eso aparece en la relación y la poderosa conexión entre el sonido y la escena. Y, también, en el tributo a una idea en boga en los ‘60, la pantalla dividida. Zimmermann pide en su libreto un remedo de este recurso y Pablo Maritano, junto a su escenógrafo, Enrique Bordolini, lo logran de manera magistral con un sistema de cubos móviles y superpuestos, montados sobre el disco giratorio del escenario, que multiplican y superponen escenas hasta el infinito. Pero donde esta puesta resulta prodigiosa, apoyada en una actuación extraordinaria de la Orquesta Estable, subdividida en grupos situados en varios espacios de la sala, y con una dirección excepcional de Baldur Brönnimann, es en la manera en que la música se integra a la escena, hasta el punto de que resulte casi imposible percibirla como algo separado de ella. El nivel de dificultad de la partitura, la fenomenal precisión que requiere por parte de los músicos, y el trabajo que demanda un ajuste de esa naturaleza hacen aún más meritoria una interpretación en que, justamente, lo problemático nunca se escuchó en primer plano. Algunos pocos errores -y en particular una escena que debió volverse a tocar desde el principio por una entrada fallida- empalidecen frente a la mgnitud de lo conseguido.

La marcación actoral, el detalle supremo con que Maritano elaboró cada una de las escenas que forman parte de ese gigantesco fresco acerca de la violencia –o de la estupidez humana, si es que se trata de cosas distintas–, junto al exacto dispositivo escénico todo, por otra parte, un correlato virtuoso en los cantantes, brillantes en el caso de la dinamarquesa Susanne Elmark (una Marie inolvidable) y del notable bajo noruego Frode Olsen y sumamente correctos en el resto de los dieciséis personajes que esta ópera demanda. La excelente iluminación, del propio Bordolini, el vestuario de Sofía Di Nunzio y la coreografía de Carlos Trunsky, así como la preparación musical a cargo de Santiago Santero, que ensayó con la orquesta antes de la llegada de Brönnimann, fueron piezas valiosas de un entramado en que no hay componentes menores. La música, en todo caso, con sus citas y relecturas, y con su monumental arquitectura formal (desarrollando un principio que ya aparecía en su ópera modélica, el Wozzeck de Alban Berg) se reproduce también hacia afuera, creando una dimensión que acaba abarcándolo todo. Un verdadero universo.

9-LOS SOLDADOS

Opera de Bernd Alois Zimmermann sobre libreto propio,

basado en la pieza de Jakob Michael Reinhold Lenz.

Dirección musical: Baldur Brönnimann.

Dirección de escena: Pablo Marirano.

Diseño de escenografía e iluminación: Enrique Bordolini.

Diseño de vestuario: Sofía di Nunzio.

Coreografía: Carlos Trunsky.

Diseño y realizaciones de video: Mauro Zannoli.

Elenco: Susanne Elmark, Noemí Nadelmann, Tom Randle, Leigh Melrose, Frode Olsen, Santiago Ballerini, Gustavo Gibert, Eugenia Fuente, Virginia Correa Dupuy, Nazareth Aufe, Alejandro Meerapfel, Luciano Garay, Carlos Ullán, Santiago Burgi, Iván, Meier, Christian De Marco, Alejandro Spies, Mariano Crosio, Leandro Sosa, Gabriel Vacas, Romás Modszelevsky, Edgardo Zecca, Teresa Maracaida, Exequiel Etelechea, Teresa Floriach, Hermes Molaro.

Orquesta Estable del Teatro Colón

Teatro Colón. Martes 12. Nuevas funciones: viernes 15, domingo 17, martes 17 y miércoles 20 (Ciclo Colón Contemporáneo)

Página/12 :: espectaculos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s