De Onganía a Macri: crucifijos y bastonazos en nombre de Jesús y María : Factor el Blog | El Blog de Alejandro Agostinelli

De Onganía a Macri: crucifijos y bastonazos en nombre de Jesús y María
27 junio, 2016  Se cumple medio siglo del golpe de Estado del general Juan Carlos Onganía contra el presidente Arturo Illia. Factor recuerda la figura de quien fuera presidente de facto de la Argentina entre 1966 y 1970 en anécdotas que reflejan su sentido del pudor, su debilidad por la censura y su mano floja para reprimir a periodistas, artistas y estudiantes y profesores universitarios.

Sigue leyendo

Agenda – 21.09.2012 – lanacion.com

La Nación | Viernes 21 de septiembre de 2012 | Publicado en edición impresa
Agenda  |  Del viernes 21 al jueves 27 de septiembre | música
Tríptico
Hoy – El Centro de Experimentación del Teatro Colón presenta un espectáculo de música y danza sobre composiciones de Fernando Aure, Valentín Pelisch y Luis Menacho. Participan el ensamble vocal Diapasón Sur y el ensamble Tropi. Dirección general de Oscar Araiz.
Lugar y hora. Tucumán 1171, 4378-7109. Hoy y mañana a las 20.30. $ 50.
Agenda – 21.09.2012 – lanacion.com

Hostnews || – Se presenta en el Centro de Experimentación del Teatro Colón "Triptico"

Hostnews | Diario Digital de Negocios en Turismo
TURISMO CULTURAL
Se presenta en el Centro de Experimentación del Teatro Colón "Triptico"
Publicado: 10/09/2012
Tríptico: tres composiciones de Fernando Aure, Valentín Pelisch y Luis Menacho en el Centro de Experimentación del Teatro Colón. Surgidos en talleres de composición dictados por Oscar Araiz y Gerardo Gandini.
El próximo jueves 20 de Septiembre a las 20:30 horas, el Centro de Experimentación del Teatro Colón presentará tres ejercicios compositivos de Fernando Aure, Valentín Pelisch y Luis Menacho con dirección general y coreografía de Oscar Araiz y vestuario de Renata Schusseim.

Sigue leyendo

Página/12 :: Para abrir el debate

Página/12 :: Viernes, 16 de enero de 2009
EL PAIS
Para abrir el debate

– Oscar Araiz (coreógrafo): “Me siento muy confundido e impotente frente a esta situación que está atravesando el Colón. También me asombra que se cuestione su existencia. Antes que nada debo decir que si no se justificara la existencia de un teatro de ópera en el siglo XXI, tendríamos que renegar de nuestra historia. Aunque fuera solamente para preservar nuestro patrimonio cultural, un teatro como el Colón debe ser cuidado. Pero la preservación no parece un elemento de nuestra cultura. Ahora bien, que los espectáculos o el concepto de la ópera, tal como se presentan en el Colón, estén justificados, es otra discusión. Lamentablemente, creo que estamos muy atrasados con respecto al lenguaje, al estilo y a la manera en que se presentan los espectáculos hoy en día. Eso no significa que no haya orquestas, régisseurs y cantantes de calidad y talento. Pero me parece que también podríamos apreciar ópera o danza con conceptos más actualizados, conviviendo con la tradición, sin tener que crear un espacio aparte para la experimentación.

Sigue leyendo