“Me gustaría hacer algo como el Pequeño Municipal en el Teatro Colón” – Revista Capital

Revista Capital (Chile)
Cultura
“Me gustaría hacer algo como el Pequeño Municipal en el Teatro Colón”
Jueves, 03 septiembre, 2015Por: Revista Capital
Darío Lopérfido es director del famoso coliseo trasandino. Y también del Festival de Teatro de Buenos Aires, que llega a Chile en octubre.

Por: Vivian Berdicheski

teatro-colon

Desde niño soñó con ser parte del teatro más emblemático de Buenos Aires, el Colón. Lo visitaba a menudo y se perdía entre sus corredores y butacas. Hace pocos meses, en febrero, el anhelo se hizo realidad: con 51 años, Darío Lopérfido fue nombrado director de este ícono de la ciudad trasandina, cargo que combina con la presidencia del Décimo Festival de Teatro de Buenos Aires (FIBA) que arranca el 17 de septiembre en el país vecino y que luego tendrá por tercera vez, su propia versión, a partir del 2 de octubre en el Teatro Municipal de Las Condes.

“En la escena teatral chilena hay gente que lo está haciendo muy bien, como Manuela Infante y Cristián Plana”.

Ex secretario de Cultura y Comunicación de la Nación (con rango de ministro), durante la presidencia de Fernando de la Rúa; casado con la actriz Esmeralda Mitre (de la familia dueña del diario La Nación), es también presidente de Ópera Latinoamericana (O.L.A.), entidad que reúne a los principales teatros líricos de la región. No es poco para alguien cuyo padre fue un obrero gráfico, que lo instaba a leer a los clásicos rusos. A los 16 años debió salir a trabajar; por las noches iba al teatro San Martín y al mismo Colón.

“Me da mucha emoción esta responsabilidad”, dice desde Buenos Aires. “Es un lugar que siempre me gustó, pasé muchas horas de mi vida ahí, lo conozco muy bien y me encanta. Cuando el estrés me agobia intento acordarme de que cuando llega la noche, se abre el telón y ocurre un hecho milagroso. Los teatros de ópera tienen eso: hasta cinco minutos antes estás corriendo y hay problemas; luego te sientas, comienza la música y hay una ópera con una escenografía fabulosa, un coro de 80 personas. Y dices: bueno, es milagroso que todo funcione perfectamente. Que los cantantes, la orquesta, el coro, el vestuario estén a punto. Ese instante lo disfruto mucho. Es uno de los momentos favoritos de mi vida.

-Cuando asumió, hubo voces disonantes que criticaban que viniera del mundo del teatro.

-Sí, existía ese prejuicio, pero yo soy un gestor cultural. Fui ministro de Cultura, secretario de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, he estado en centros culturales, dirigí por mucho tiempo el FIBA y creo que esa cosa de dónde vienes es un tema antiguo, porque hoy a lo que se tiende en la actividad es a un cruce muy fuerte y cada vez más frecuente: los directores de teatro dirigen ópera y los de ópera dirigen cine. Son artes escénicas en constante evolución.

“Me parece una elección interesante (Frédéric Chambert) porque poner un director que viene del Teatro de Toulouse, es darle una visión internacional al Municipal”.

-¿La apuesta por la tecnología será su impronta?

-Éste es un momento muy interesante en el mundo del teatro porque entra el streaming, por ejemplo. Un teatro como el Colón, además de ser un espacio donde vas a escuchar un concierto o ver una ópera, es un lugar que tiene un tesoro en archivos sonoros, fotográficos y gráficos de incalculable valor. La tecnología nos permitió poner grandes grabaciones del Colón en la página web, a las que todo el mundo puede acceder. Escaneamos los programas de mano, el primero data de 1908 y la gente ahora los puede ver por la computadora. Son maneras de ampliar la cantidad de público: es increíble cuando haces un concierto y te das cuenta de que en la sala había 2.700 personas, pero 5.000 lo vieron por la computadora. Eso permite trascender las clases sociales y las distancias geográficas. Y recién estamos partiendo.

-García Caffi, su predecesor, dejó prácticamente la programación armada de este año y también la del 2016. ¿Cuándo veremos su sello?

-Lo seguro es que en el Colón va a haber más funciones: este año hubo 7 óperas y el próximo serán 9; los conciertos de la Filarmónica van a pasar de 14 a 16; y volveremos a realizar una cosa que fue fabulosa: durante una semana se tocaron las nueve sinfonías de Beethoven. El año que viene es el turno de Tchaikovsky, una maratón sinfónica. Trataremos que las grandes figuras argentinas vuelvan a sentir al Colón como propio.

-¿Siguen en pie los planes de trabajar en conjunto con el Municipal de Santiago?

-Hay una versión que tiene el Municipal con temáticas para los niños, como El Principito, que me interesa trabajar en conjunto. Está planificada una coproducción para el 2017.

-¿Tiene alguna referencia de Frédéric Chambert, el nuevo director?

-Sí, lo conocí. Es un tipo de mucha experiencia, con buenos antecedentes. Me parece una elección interesante porque poner un director que viene del Teatro de Toulouse, es darle una visión internacional al Municipal. Seguramente más adelante tendremos una charla acerca del futuro de la actividad de los dos teatros.

-Aquí se ha criticado la elección, por ser extranjero.

-Los teatros de ópera siempre son motivo de discusión encienden las pasiones. No hay una fórmula para los teatros y esta es una experiencia nueva para el Municipal. No sé cómo saldrá, pero no se puede decir per se que será mala. En Europa pasa mucho que contratan latinoamericanos para dirigir óperas, yo lo encuentro normal. Sé que en un momento se mencionó a Max Valdés, que también era un candidato muy bueno.

-Uno de los grandes desafíos de los centros culturales es ampliar su público. ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?

-El Municipal de Santiago lo hace muy bien, a través del Pequeño Municipal, que lleva a los chicos de los colegios; de ahí va a salir su público del futuro. Me gustaría hacerlo en el Colón. Nosotros abrimos los ensayos de la Filarmónica para que asistan las escuelas. La tecnología también es una gran herramienta para generar cercanía. Hablé mucho con Daniel Barenboim acerca de lo importante que resulta que los chicos estén cerca de la música en su formación educativa, sean o no futuros músicos. No puede ser que el consumo único de un chico sea el fútbol, porque les estás quitando algo muy importante, que es el mundo que se te abre a partir de la literatura o la música. •••

____________________________________________________

Desde el otro lado

A su tradicional efervescencia teatral, Buenos Aires suma en septiembre el Festival Internacional de Teatro (FIBA), donde se programan espectáculos internacionales y nacionales de la escena contemporánea. Desde hace tres años, FIBA tiene una alianza con la Fundación Teatro A Mil para que algunos de los espectáculos crucen la cordillera. “Buenos Aires y Santiago son las ciudades en Latinoamérica que tienen mayor producción e intercambio teatral. Los artistas de Chile van mucho a Buenos Aires y los de Buenos Aires a Chile. Se está dando una cosa muy interesante”, dice Lopérfido.

-¿Qué recomienda ver de FIBA en Chile?  

-Una versión de Macbeth de Brett Bailey, un artista fabuloso, que viene sorprendiendo en muchos lugares del mundo, como Londres y París. Hay otro montaje de una compañía australiana que se llama Back to Back, es el espectáculo de moda en los últimos años en los distintos festivales del mundo. Incorpora artistas que tienen alguna discapacidad, es un ejemplo de integración y además son muy buenos artistas.

-¿Qué le llama la atención de la escena chilena?

-Me gusta mucho el Municipal y es sorprendente y positivo que se hayan abierto lugares nuevos con infraestructura, como GAM, CorpArtes y el mismo Municipal de Las Condes donde se hará FIBA. Hay gente en Chile que lo está haciendo muy bien, como Manuela Infante y Cristián Plana.

“Me gustaría hacer algo como el Pequeño Municipal en el Teatro Colón” – Revista Capital

3 comentarios en ““Me gustaría hacer algo como el Pequeño Municipal en el Teatro Colón” – Revista Capital

  1. Algo huele muy mal en las entrevistas que da Lopérfido: jamás, jamás, menciona nada acerca del Ballet. Ni siquiera dice cuántas funciones (¿le dará vergüenza por lo escasas?) tuvieron o tendrán en el futuro. Parece que el Teatro Colón sólo fuera para Ópera. ¿Por qué discrimina, soslaya y ningunea de esa manera al Ballet Estable?

    Responder
  2. Lopérfido anuncia pero no concreta. En la revista del Teatro Colon N* 117 dice que » Para 2016 estoy pensando en diez títulos (Opera no?) «me gustaría contar con el tenor Jonas Kauffmann y con la coreógrafa Sasha Waltz» (demasiado no ? cuando no viene ni Ramón Vargas que no es el nivel de Kauffmann N* 1 entre los tenores mundiales. Y que la temporada se anunciará en Julio. (ESTAMOS EN SETIEMBRE Y NADA)
    También que Maximiliano Guerra está trabajando con una temporada de ballet más grande.
    Lopérfido no hay que irse de boca, un funcionario público como Ud. sólo debe hablar con anuncios concretos y no falsas promesas. Eso lo desgasta, «en boca del mentiroso……»

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s