Todas las caras de Chaicovski

Clarin.com | Extra Show | Música | 29/02/16
Todas las caras de Chaicovski
Música. Entrevista a Arturo Diemecke
El director de la Filarmónica anticipa cómo será el ciclo dedicado al compositor ruso, que se extiende a lo largo de cinco veladas.

Diemecke. Al frente de la Filarmónica, propone un viaje a través de la música de Chacovski.

Diemecke. Al frente de la Filarmónica, propone un viaje a través de la música de Chacovski.

Sandra de la Fuente

Durante muchísimos años, la música de Chaicovski fue etiquetada por la crítica como sentimentalismo ramplón. Es probable que su propia biografía haya colaborado a que sus extraordinarias melodías y su equilibrio formal y orquestal quedara opacado por el derroche pasional que sufrieron muchas de sus interpretaciones.

Sin embargo, contrariando la fortuna crítica del compositor ruso, Arturo Diemecke, director de la Filarmónica de Buenos Aires, programó un ciclo dedicado a las seis sinfonías. El ciclo comienza hoy a las 20 horas, con la primera sinfonía y la Obertura 1812, y cerrará el sábado, cuando se escuche la última sinfonía y la fantasía de Romeo y Julieta. “Es fascinante ver cómo un compositor muestra a través de su obra su crecimiento físico, emocional y técnico también. Y si vamos sinfonía por sinfonía nos daremos cuenta de esto”, dice Diemecke, en charla con Clarín minutos antes de atender uno de los últimos ensayos con la Filarmónica.   

El ciclo dedicado a Beethoven no estuvo organizado cronológicamente como este. ¿No en todos los compositores se puede ver el arco de crecimiento que señalás?

En casi todos los compositores sucede lo mismo, también en Beethoven, aunque hay razones para organizar las presentaciones de diferentes modos. Pero volviendo a Chaicovski, dejame decir que esos cuatro movimientos que tenían las sinfonías, una tradición heredada de Mozart y Haydn, estaban muy caracterizados: el allegro de sonata, luego los cambios de tempo y humor, la forma de danza. En fin, de algún modo están relacionados con las estaciones, con los cambios de ánimo. Y en Chaicovski eso se nota mucho.

Se suele decir que las tres primeras sinfonías no son interesantes; que son muy escolares. ¿Es cierto?

Es cierto que en esas piezas pone en juego todo lo que aprendió. Chaicovski tenía mucha conexión con teatro, ballet y ópera. La idea de la nostalgia, pero también la fiesta aparece. Un Chaicovski que disfruta de su juventud, que es festivo.

Para los que leímos sus cartas, el Chaicovski festivo es un desconocido.

El mismo Romanticismo lo fue llevando a eso: si se trata de morir de amor, pues vamos a hacerlo. En alguna época se decía que las personas que sufrían más, se inclinaban a tener un espíritu artístico. A mí me parece que eso es bastante cierto. Lo notamos mucho en ese período, que eran vidas de tragedia. 

Pero realmente la tragedia parece comenzar a partir de la cuarta sinfonía y casi no dar tregua hasta el final.

La cuarta empieza con esas maderas que es un llamado del destino. Es una sinfonía cíclica, con ese tema que aparece en todos los movimientos, como un reflejo de lo que consiguió y perdió. Es definitivamente, una obra más dramática. Y a partir de allí empieza una idea de composición más novelística y mucho más autobiográfica. 

Sin duda, con esa idea de sinfonía cíclica, además de mirarse así mismo, miró hacia la música de Beethoven.

Es cierto, porque la quinta sinfonía de Beethoven ha sido inspiradora para muchos músicos. Y por supuesto, Chaicovski también lo tuvo presente. 

El ciclo se completará con la “Obertura 1812”, el “Capricho Italiano”, “Francesca Da Rimini” y “Romeo y Julieta”. ¿Cómo reemplazarán los cañonazos de “1812”? Y,  ¿por qué elegiste cerrar el ciclo con una obra tan sombria como el “Romeo y Julieta”?

Habitualmente, en teatros los cañones son reemplazados por percusión, pero aquí he decidido poner sonidos grabados. Será un momento intenso. Respecto de Romeo y Julieta, quise celebrar los 400 años de Shakespeare, pero también abrir una reflexión final, la de terminar con los odios y encontrarse con la paz interior, nuestra esencia humana, la que nos permite crecer, conocer y acercarnos a un amor puro, que nos trascienda.

Todas las caras de Chaicovski

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s